Portada - Parte del rollo del mar Muerto número 109 (4Q109), del libro de la Biblia conocido como Qohélet (Eclesiastés). Encontrado en la Cueva 4 de Qumrán. Fuente: CC BY-SA 4.0

Al menos cinco fragmentos de manuscritos del mar Muerto expuestos en el Museo de la Biblia de Washington son falsos

El Museo de la Biblia con sede en Washington D.C. ha anunciado una noticia que ha conmocionado a la comunidad arqueológica y a los expertos de todo el mundo. El museo ha revelado que algunos de sus objetos más preciados son falsificaciones. Fragmentos de cinco papiros de los rollos del mar Muerto se cree ahora que son falsificaciones modernas. Este hecho no sólo está planteando interrogantes sobre la política del Museo, sino que también demuestra la habilidad de los modernos falsificadores de antigüedades.

Los rollos del mar Muerto fueron descubiertos en 1948 en cuevas de Cisjordania. Son principalmente rollos de papiro creados por una antigua secta judía, y han permitido a los investigadores comprender mejor el desarrollo del judaísmo y el cristianismo primitivo. Entre los manuscritos de los rollos del mar Muerto están algunos de los más antiguos ejemplares de textos bíblicos jamás descubiertos, datando algunos de ellos de la época de Cristo.

Ubicación de la cueva de Qumrán en la que fueron descubiertos los rollos del mar Muerto. (CC BY-SA 3.0)

Ubicación de la cueva de Qumrán en la que fueron descubiertos los rollos del mar Muerto. (CC BY-SA 3.0 )

El Museo de la Biblia de Washington

El Museo de la Biblia fue fundado por el multimillonario cristiano evangélico Steve Green, propietario de la cadena de comercios Hobby Lobby. Es un instituto educativo y cultural que se dedica a la conservación de antiguos textos bíblicos y a promover el estudio de la Biblia. El museo es relativamente nuevo y solo fue abierto en el año 2017. Ha gastado muchos millones de dólares en la compra de objetos y textos bíblicos.

Entre los más valiosos objetos expuestos en la institución había cinco fragmentos de los rollos del mar Muerto. La gran mayoría de los textos descubiertos en Cisjordania están expuestos en Jerusalén. Los rollos fueron comprados por el museo en el año 2017, con la ayuda de su fundador y de su compañía Hobby Lobby. Se cree que costaron varios millones de dólares. Los rollos fueron adquiridos a un coleccionista privado . Ya no es legal comprar objetos históricos en una convención de la UNESCO.

Réplicas de placas de impresión de la Biblia de Gutenberg: entrada principal al Museo de la Biblia de Washington (DC), febrero del 2018. (CC BY 2.0)

Réplicas de placas de impresión de la Biblia de Gutenberg: entrada principal al Museo de la Biblia de Washington (DC), febrero del 2018. ( CC BY 2.0 )

El análisis de los rollos

Sin embargo, incluso en el momento de su compra muchos expertos dudaban ya de la autenticidad de estos rollos debido a las técnicas de escritura de los fragmentos. Esto llevó al museo a enviar fragmentos de los rollos a Alemania para su datación.  En abril del 2017, según The Independent , el museo envió ‘cinco fragmentos a la Bundesanstalt für Materialforschung und-prüfung (BAM)’ un instituto alemán para el análisis de materiales. Esta institución tiene un prestigio reconocido mundialmente, y según el Daily Mail utilizó ‘microscopia tridimensional y llevó a cabo análisis de materiales’ para datar los fragmentos y determinar la autenticidad de los manuscritos.

Los investigadores del BAM realizaron una serie de pruebas al papiro y la tinta de los fragmentos. Los resultados fueron compilados por expertos alemanes y enviados al museo estadounidense. El Daily Mail informa de que las pruebas ‘muestran características incompatibles con un origen antiguo’.  En otras palabras, los rollos del museo no podían proceder de la época en la que fueron escritos los rollos del mar Muerto. La CNN informa de que el descubrimiento de las falsificaciones, ‘podría ser parte de la farsa más importante de la arqueología bíblica desde el escándalo del “Evangelio de la esposa de Jesús” en el año 2012.’

Parte del rollo del mar Muerto 28a descubierto en la cueva 1 de Qumrán. Museo Jordano de Amman. (CC BY-SA 4.0)

Parte del rollo del mar Muerto 28a descubierto en la cueva 1 de Qumrán. Museo Jordano de Amman. ( CC BY-SA 4.0 )

En busca de objetos auténticos

El Museo de la Biblia emitió una declaración afirmando que las pruebas realizadas por el BAM planteaban serias dudas sobre la autenticidad de los manuscritos, razón por la cual los rollos habían sido retirados de la exposición. El conservador jefe del museo es citado por The Guardian confesando que “Esperábamos que las pruebas darían resultados diferentes. Los objetos fueron retirados porque el museo respeta y cumple los más altos estándares éticos.” El Museo de Washington D.C. aún posee al menos dos fragmentos de los rollos del mar Muerto que podrían ser falsificaciones, aunque no se ha demostrado de forma concluyente que lo sean.

Estos no son los primeros rollos del mar Muerto falsos que han engañado a los expertos. La CNN informa de que, desde el año 2002, 70 fragmentos de supuestos manuscritos del mar Muerto han aparecido en el mercado, siendo falsos “el noventa por ciento de ellos” según Arstein Justnes, profesor de estudios bíblicos en la Universidad de Agder (Noruega). La familia Green compró los suyos entre los años 2009 y 2014, junto con muchos otros objetos de su colección de 40.000 piezas.

Esta no es la primera vez que las adquisiciones de objetos históricos realizadas por la compañía de David Green han resultado ser polémicas. En el año 2010, la cadena Hobby Lobby compró más de 5.000 objetos de origen iraquí. Sin embargo, parece que la gran mayoría de ellos habían sido introducidos ilegalmente en los Estados Unidos, por lo que el Gobierno Federal impuso una multa de 3 millones de dólares a la empresa y decretó la devolución de algunos de los objetos a Irak. Los representantes de Hobby Lobby se defendieron aduciendo que confiaron en gente que no entendía las leyes y que eran inexpertos en el comercio de antigüedades.

El descubrimiento de que algunos de los objetos más preciados expuestos en el Museo de Washington D.C. son falsificaciones es preocupante, por decirlo suavemente. Un hecho que demuestra la habilidad de los falsificadores modernos cuando se trata de falsificar objetos y materiales antiguos como el papiro. Por otra parte, demuestra asimismo que es necesario tomar más precauciones a la hora de determinar la autenticidad de los objetos históricos, y que cualquier exceso de confianza con individuos particulares en el comercio de antigüedades puede resultar peligroso.

Imagen de portada: Parte del rollo del mar Muerto número 109 (4Q109), del libro de la Biblia conocido como Qohélet (Eclesiastés). Encontrado en la Cueva 4 de Qumrán. Fuente: CC BY-SA 4.0

Autor: Ed Whelan

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article