Portada - Reconstrucción de un polybolos, balista de repetición de la antigua Grecia (3rdweal/imgur)

Una ametralladora en la antigua Grecia: la sorprendente catapulta múltiple de Dionisio de Alejandría

(Leer articulo en una sola página)

El polybolos (término que puede traducirse literalmente como 'lanzador múltiple') era una sorprendente arma utilizada en el mundo antiguo. Ha sido descrito como una especie de ballesta / catapulta capaz de disparar varios proyectiles antes de necesitar ser recargada. Debido a esto también se la suele considerar en ocasiones la más antigua ametralladora de la historia.

El polybolos: una catapulta mejorada

Aunque la catapulta probablemente fuera utilizada desde el siglo IX a. C. (según nos muestra un relieve de Nimrud), fue durante el siglo IV a. C cuando comenzó a ganar popularidad en todo el Mediterráneo. En el mundo griego, las primeras catapultas eran grandes arcos apoyados sobre tornos que permitían hacer retroceder el arma para disparar. Parece ser que durante la época de Filipo II de Macedonia (padre de Alejandro Magno) se comenzaron a confeccionar apretados haces de tendones/cuerdas que funcionaban como 'resortes' y que eran utilizados para reemplazar a los arcos de la catapulta. Estas catapultas dependían de la torsión para disparar sus proyectiles, y podían utilizarse para disparar flechas o, como sus predecesoras, modificarse para arrojar proyectiles más pesados, como piedras, sobre las defensas enemigas.

Grabado de una catapulta del siglo XIII destinada a arrojar fuego griego. (Public Domain)

Grabado de una catapulta del siglo XIII destinada a arrojar fuego griego. ( Public Domain )

El polybolos supuso una mejora tecnológica de las catapultas. Generalmente se suele creer que los polybolos fueron inventados durante el siglo III a. C. por Dionisio de Alejandría, un ingeniero griego que trabajaba en el arsenal de Rodas. Durante aquella época, los rodios tenían un interés particular en la artillería, y estaban al corriente de los últimos avances en este aspecto de la guerra. Algo que lograron gracias a su estrecha relación con la Alejandría ptolemaica. Fue en Rodas donde Filón de Bizancio, ingeniero griego y estudioso de la mecánica, descubrió e inspeccionó una catapulta fabricada por Dionisio de Alejandría. Un dato que quedó registrado por escrito en la Belopoeica de Filón (un tratado de artillería). Nuestros conocimientos sobre los polybolos provienen, precisamente, de esta obra.

Catapulta automática. Quizás fuera éste el aspecto del antiguo polybolos. (SBA73/CC BY SA 3.0)

Catapulta automática. Quizás fuera éste el aspecto del antiguo polybolos. (SBA73/ CC BY SA 3.0 )

Características de la catapulta múltiple o polybolos

A diferencia de las catapultas/balistas convencionales de la época, los polybolos podían disparar múltiples proyectiles antes de que necesitasen ser recargados. Había cadenas planas a ambos lados del polybolos, dispuestas en torno a prismas pentagonales alojados en cada uno de los dos extremos del recorrido de la cadena. Se ha especulado que estos prismas quizás funcionaran como engranajes invertidos. Si un soldado hacía girar el torno del prisma posterior, los proyectiles podían bloquearse, cargarse y dispararse automáticamente. Las flechas se introducían en el polybolos mediante un cargador adosado a una placa giratoria. De este modo se lograba que el polybolos consiguiera una mayor cadencia de fuego que otras piezas de antigua artillería. Por ejemplo, mediante una reconstrucción moderna de esta arma se demostró que podía tener una frecuencia de disparo al menos tres veces mayor que la de un escorpión estándar (otra pieza de artillería de la antigüedad utilizada por el ejército romano).

Partes de un polybolos. (Hellenica World)

Partes de un polybolos. ( Hellenica World )

El polybolos como arma de ataque

El polybolos era utilizado principalmente contra los soldados enemigos, más que contra estructuras defensivas como murallas y torres. Una de las razones que contribuían a ello era el hecho de que el polybolos podía fijarse para apuntar a un objetivo concreto. Lo cual, sin embargo, también podía acabar siendo una desventaja. Un autor antiguo se lamentaba de que el polybolos era demasiado preciso. La falta de dispersión en su patrón de disparo implicaba un despilfarro de proyectiles al usar el arma contra soldados enemigos.

A 19th century reconstruction of a polybolos by a German engineer by the name of Erwin Schramm, for example, was reported to have been so accurate that the second bolt fired from the weapon was able to hit its target, and in the process, split the first bolt.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article