Portada - Juguetes sexuales y recipientes para bebidas de la antigua dinastía Han revelan la inclinación de la realeza china por un estilo de vida sibarita. (Fotografía: Museo de Yizheng)

Los antiguos y misteriosos juguetes sexuales de la milenaria realeza china

(Leer articulo en una sola página)

Podría decirse de la antigua realeza china que le encantaba el jade. Ciertos aristócratas de hace unos 2.000 años disfrutaban de una lujuriosa vida sexual que incluía consoladores de bronce y juguetes anales. Y la presencia de estos objetos eróticos en tumbas de la dinastía Han, además de recipientes para beber vino, revelan un intento de continuar con su modo de vida sibarita en el más allá.

Los juguetes anales podrían haber servido a un doble propósito: dar placer e impedir que los preciosos fluidos y la enigmática energía vital llamada chi escaparan de los cuerpos, tanto de los vivos como de los muertos.

IFL Science online ha publicado un artículo sobre una exposición programada en la que se revelarán 160 tesoros de tumbas chinas de la dinastía Han y que tendrá lugar entre el 17 de febrero y el 28 de mayo del presente año en el Museo de Arte Asiático de la ciudad estadounidense de San Francisco.

Los arqueólogos han desenterrado una gran cantidad de objetos diversos en tumbas que se remontan aproximadamente a hace 2.000 años situadas en la provincia de Jiangsu, cerca de Shanghái. Algunas de estas piezas fueron halladas en el transcurso de excavaciones llevadas a cabo entre los años 1995 y 2011. Entre ellas hay luffas (esponjas vegetales), vasijas, cerámica y orinales.

Leemos en la web del Museo del Arte Asiático de San Francisco:

“Emulando a sus grandes palacios, los miembros de la realeza Han construían tumbas lujosamente ornamentadas para que, en el más allá, ninguna de sus necesidades quedara insatisfecha. Se han encontrado en estas tumbas utensilios cotidianos, recipientes de cocina, símbolos regios, armas e incluso artículos de tocador. Y la nobleza no escatimaba gastos a la hora de conservar elementos relacionados con los placeres mundanos —comida, música, vino, sexo— como anticipación para la ‘otra vida’ al abandonar este mundo. [...] En exposición por primera vez en los Estados Unidos, 160 raras piezas halladas en recientes excavaciones —entre ellas un ataúd de jade, raras campanas de bronce, elaborados objetos de artesanía y muchas otras— nos muestran la extravagancia, sentido artístico y elegancia de las familias reales Han.”

Dragón de jade hallado en la tumba del rey Chu de la dinastía Han Occidental (China). (CC BY SA 2.5)

Dragón de jade hallado en la tumba del rey Chu de la dinastía Han Occidental (China). ( CC BY SA 2.5 )

Fan Zhang, comisario artístico del museo, ha comentado en declaraciones recogidas por IFL Science que los antiguos Han tenían también sellos para la boca destinados a conservar el chi, entre ellos un hermoso sello con forma de cigarra que se podrá contemplar en la exposición.

Los investigadores chinos creen que tanto los consoladores como los juguetes anales, hechos a mano, estaban destinados de hecho a un uso sexual. La presencia de recipientes para el vino junto a los juguetes sexuales apuntan a un goce de los placeres de la carne en la antigua China, el país de sistemas espirituales, teológicos y filosóficos como el taoísmo, el confucianismo y el budismo.

Zhang comenta en IFL Science que se encuentran rara vez consoladores de bronce en tumbas de la nobleza o la realeza chinas, aunque su descubrimiento no es algo nuevo. Los dos consoladores de bronce que se expondrán en San Francisco podrían haber sido fijados al cuerpo con correas de seda o cuero. Se desconoce si estaban destinados a servir de adorno para hombres o mujeres, pero el del anillo en su parte inferior probablemente perteneciese a un hombre, ya que fue descubierto en la tumba de un rey.

Los expertos no saben si estos consoladores estaban destinados a hombres o a mujeres, aunque los dos que se expondrán en el Museo de Arte Asiático de San Francisco fueron diseñados para su uso tanto en vida como en el más allá. (Fotografía: Museo de Yizheng)

Los expertos no saben si estos consoladores estaban destinados a hombres o a mujeres, aunque los dos que se expondrán en el Museo de Arte Asiático de San Francisco fueron diseñados para su uso tanto en vida como en el más allá. ( Fotografía: Museo de Yizheng )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article