Portada - Acceso a la tumba TT353 (tumba de Senenmut). (CC BY-SA 3.0)

Secretos y mapas estelares: la misteriosa tumba de Senenmut, íntimo compañero de la reina Hatshepsut

(Leer articulo en una sola página)

Senenmut fue uno de los personajes más cercanos a la famosa reina Hatshepsut. Su impresionante tumba alberga misteriosas pinturas que sugieren que no solo era arquitecto y alto funcionario del gobierno, sino también astrónomo.

La tumba fue descubierta en la primera mitad del siglo XX por un equipo encabezado por el arqueólogo estadounidense Herbert Winlock. Winlock era director de la Expedición Egipcia del Museo Metropolitano de Arte. Su equipo trabajó en la tumba entre los años 1925 y 1927.

La tumba es conocida habitualmente como TT353. Aunque por lo general se considera que está vinculada a Senenmut, podría no ser el lugar donde se dio a este misterioso personaje una sepultura digna de la realeza. Probablemente fue enterrado en otra tumba tebana: TT71. Sin embargo, esta segunda hipótesis tampoco es segura, por lo que algunos investigadores han planteado la posibilidad de que fuera enterrado en una tercera tumba, desconocida hasta el momento.

La tumba TT353 se encuentra en el yacimiento arqueológico de Deir el-Bahari, muy cerca del templo de Hatshepsut, considerado por algunos especialistas obra de Senenmut. Aunque sus cámaras funerarias no albergan los más increíbles tesoros del antiguo Egipto, las decoraciones de su techo son realmente impresionantes.

Ostracón hallado entre los desechos que se encontraron bajo la capilla funeraria de la tumba de Senenmut (SAE 71). (CC BY 2.5)

Ostracón hallado entre los desechos que se encontraron bajo la capilla funeraria de la tumba de Senenmut (SAE 71). ( CC BY 2.5 )

Una tumba en la que se observan los Cielos

La tumba ha sido datada en la época de la Dinastía XVIII, hacia el 1473 a. C. No constituiría un hallazgo de gran interés de no ser por sus techos y bellas pinturas. Las paredes de la tumba se encuentran decoradas con impresionantes diagramas celestiales. En los paneles norte y sur se observan constelaciones circumpolares, representadas bajo la forma de discos. Cada una de ellas presenta las 24 horas del día, deidades egipcias y los ciclos lunares. Es interesante destacar que las constelaciones que figuran en estos diagramas son bien conocidas por los estudiosos actuales. Por ejemplo, en uno de ellos se puede observar la Osa Mayor. Las pinturas de esta tumba demuestran que los antiguos egipcios ya conocían esta constelación.

Los egiptólogos también descubrieron que la decoración de la tumba representa el círculo de la vida en relación con las estaciones del año. Los cuatro círculos de la parte superior de la pintura, por ejemplo, hacen referencia a Akhet: un período del año que abarcaba desde julio hasta octubre.

Otros dos círculos nos muestran la estación de la siembra, denominada Peret, que empezaba en noviembre y acababa en febrero. Los últimos cuatro círculos representan la estación de la cosecha, que recibía el nombre de Shomu e iba de marzo a junio. Además de todos estos elementos, en el diagrama también figuran las estrellas del Dragón (pintadas como un hipopótamo), la Osa Mayor, Sirio y Orión. Pero lo que más llama la atención de estas pinturas es la ausencia del planeta Marte.

Sección inferior de la carta celeste que decora la tumba de Senenmut. (GNU General Public License)

Sección inferior de la carta celeste que decora la tumba de Senenmut. (GNU General Public License )

En busca de Marte

Según los especialistas en astroarqueología, el lado sur del techo de la tumba fue decorado con un mapa celeste datado en el año 1534 a. C. En este mapa se observan diversos planetas como Mercurio, Venus, Júpiter y Saturno. Sin embargo, no aparece ninguna representación clara y reconocible de Marte.

Es posible que Marte aparezca pintado como la barca vacía que se observa por el oeste. De ser así, podría tener relación con el hecho de que el movimiento de Marte era retrógrado (no estaba alineado con los demás planetas) por aquel entonces. En opinión de los astroarqueólogos este hecho tuvo lugar hacia el 1534 a. C.

Pinturas con las que se decoró el techo de la tumba de Senenmut (SAE 71). (CC BY-SA 3.0)

Pinturas con las que se decoró el techo de la tumba de Senenmut (SAE 71). ( CC BY-SA 3.0 )

La posible explicación podría estar relacionada con este movimiento planetario, que aparentemente se desarrolla “a la inversa” de lo habitual. Se trataba de un fenómeno bien conocido en el antiguo Egipto, por lo que el símbolo de la barca vacía es posible que pueda identificarse con la posición de Marte en aquellos días.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article