Portada - Reconstrucción digital de una vivienda pompeyana. (Proyecto Pompeya)

Magnífica reconstrucción en 3D de un antiguo hogar pompeyano revela cómo era la vida en la ciudad antes de su destrucción

Pompeya era una antigua ciudad romana cercana a la actual Nápoles y que fue arrasada y enterrada bajo 6 metros de cenizas y piedra pómez tras la erupción del Vesubio en el año 79 d. C. Es una sensación estremecedora la de caminar por las calles vacías de Pompeya y contemplar los comercios y viviendas que siguen prácticamente intactos después de casi dos milenios. Uno de estos hogares aún conserva una hogaza de pan entera dentro de su horno, perfectamente preservada por una capa de cenizas. Ahora, todo el mundo tiene la oportunidad de caminar por las calles de Pompeya y asomarse al interior de sus casas gracias a la detallada reconstrucción digital en 3D de un bloque de viviendas completo de la antigua Pompeya.

La impresionante iniciativa forma parte del Proyecto Pompeya sueco , iniciado en el año 2000 por el Instituto Sueco de Roma, y arroja nueva luz sobre las vidas de la gente que vivió y murió en la antigua ciudad romana de Pompeya en el siglo I d. C. El proyecto está siendo supervisado actualmente por investigadores de la universidad sueca de Lund. Los investigadores han logrado reconstruir digitalmente un bloque de viviendas completo en el que se encuentra una magnífica mansión que perteneció a un banquero llamado Cecilio Jocundo. Este antiguo hogar romano fue diseñado para permitir que tanta luz como fuera posible entrara en las habitaciones, en especial en la más elaborada de ellas, conocida como tabularium (su oficina o despacho).

El bloque de viviendas reconstruido digitalmente, denominado Insula VI, incluye dos grandes y lujosas propiedades además de la mansión del banquero. Podemos ver también en Insula VI una panadería, una taberna, una lavandería y un jardín con fuentes.

La Insula VI, el bloque de la antigua Pompeya reconstruido digitalmente por arqueólogos suecos, a vista de pájaro. (Proyecto Pompeya)

La Insula VI, el bloque de la antigua Pompeya reconstruido digitalmente por arqueólogos suecos, a vista de pájaro. ( Proyecto Pompeya )

Las bien conservadas teselas del mosaico del suelo y las ventanas completamente intactas hechas de gypsum translúcido (yeso cristalizado) han permitido a los arqueólogos juntar las diferentes piezas hasta obtener el aspecto que habrían tenido estas casas hace cerca de 2.000 años.

Los arqueólogos han estudiado también los sistemas de abastecimiento de agua y alcantarillado, descubriendo importante información sobre las jerarquías sociales de la ciudad: concretamente, los minoristas y particulares dependían de las familias más pudientes a la hora de conseguir agua, agua que conservaban en grandes depósitos o pozos, hasta que se construyó un gran acueducto en épocas posteriores.

El equipo ha estado encabezado por Anne-Marie Leander Touati, antigua directora del Instituto Sueco de Roma y en la actualidad profesora de Arqueología e Historia Antigua de la Universidad de Lund. El escaneado en 3D del bloque de viviendas de Pompeya se llevó a cabo en el transcurso de expediciones de campo realizadas en los años 2011 y 2012 en las que se utilizaron escáneres láser FARO Focus3D y FARO PHOTON 120.

“Combinando las nuevas tecnologías con métodos más tradicionales, podemos describir Pompeya con mayor detalle y de forma más precisa de lo que había sido posible hasta ahora,” comenta el arqueólogo digital Nicolo Dell’Unto en declaraciones recogidas por ScienceAlert .

La reconstrucción aparece exhaustivamente documentada en el artículo “Reconstructing the Original Splendour of the House of Caecilius Iucundus: A Complete Methodology for Virtual Archaeology Aimed at Digital Exhibition” (“Reconstrucción del esplendor original de la casa de Cecilio Jocundo: una metodología completa para la arqueología virtual enfocada a la exhibición digital”). El sector de la ciudad conocido como Insula VI fue escogido por su localización en el cruce entre dos de las principales vías públicas de Pompeya. El proyecto se ha llevado a cabo empleando textos técnicos y literarios, pinturas, dibujos, fotografías tomadas por drones y escáneres.

En Pompeya aún se hallan ocultos gran cantidad de secretos y tesoros. Los investigadores llevan siglos excavando en esta antigua ciudad, pero aún les queda mucho por descubrir. En septiembre del año 2015, Mark Miller informaba en Ancient Origins del inesperado descubrimiento de una tumba prerromana en Pompeya:

“Un equipo de arqueólogos francés ha excavado en Pompeya una singular tumba del siglo IV a. C. perteneciente a una mujer de la época anterior a la presencia romana, de cuando los Samnitas ocupaban esta región. Las pruebas parecen indicar que los romanos sabían de la presencia de la tumba y decidieron no construir sobre el lugar, permitiendo así que se conservara intacta durante más de dos milenios. Los especialistas esperan que el hallazgo aporte importantes datos sobre los Samnitas, un pueblo Itálico que en el pasado luchó contra los Romanos.

En la tumba, los arqueólogos han encontrado ánforas o jarras de arcilla, aún con restos de sustancias en su interior. Se ha descubierto que estas piezas provenían de diversas regiones de la península Itálica, quedando así demostrado que el pueblo Samnita tenía contactos con el exterior, más allá de su propio territorio en la costa occidental de Italia. Los investigadores analizarán el contenido de estos recipientes, aunque los exámenes iniciales ya han revelado la presencia de restos de comida, vino y productos cosméticos, aportando datos fascinantes sobre la dieta y cultura de los Samnitas.

Un equipo arqueológico francés con sede en Nápoles descubrió la tumba inesperadamente.

“Los objetos presentes en el ajuar funerario nos dirán mucho acerca del papel de la mujer en la sociedad Samnita, y podrían también proporcionarnos datos interesantes sobre su rango social,”  declaró a theLocal.it  Massimo Osanna, superintendente arqueológico de Pompeya.

Tras las Guerras Samnitas del siglo IV a. C., la ciudad quedó sometida a Roma, aunque aún conservaba cierta autonomía administrativa y lingüística. Osanna afirmó que aún sabemos poco de la Pompeya anterior a la dominación romana.

Los habitantes Samnitas de la antigua Pompeya tomaron parte en la guerra contra Roma aliados con otras ciudades de lo que hoy es la región de Campania en el siglo I a. C. En el año 89 a. C., los romanos iniciaron el asedio de la ciudad, que no se rindió hasta el 80 a. C.”

Imagen de portada: Reconstrucción digital de una vivienda pompeyana. ( Proyecto Pompeya )

Autor: Natalia Klimzcak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article