Portada - Vidrieras coloreadas con la imagen de Poncio Pilatos condenando a muerte a Jesús. Fuente: marinv/Adobe

Descubierta inscripción con el nombre ‘Pilatos’ en antiguo anillo de la época romana hallado en Jerusalén

Un anillo de bronce descubierto en unas excavaciones realizadas en Israel 50 años atrás ha sido identificado como perteneciente a Poncio Pilatos, gobernador romano de Jerusalén que según el Nuevo Testamento ordenó la crucifixión de Jesús.

La investigación sobre el antiguo anillo de bronce estuvo dirigida por las profesoras Shua Amurai-Stark y Malcha Hershkovitz, y sus hallazgos fueron publicados en el último número de la revista Israel Exploration Journal . El diario israelí Ha’aretz informaba asimismo de que el anillo había sido descubierto “hace 50 años en las excavaciones del Herodión cerca de Belén, en el transcurso de unos trabajos dirigidos por el profesor Gideon Forster de la Universidad Hebrea de Jerusalén.”

El anillo (derecha) fue descubierto en las excavaciones de la fortaleza de Herodes hace 50 años. (Izquierda; Dominio público. Derecha; C. Amit, a través de la Universidad Hebrea)

El anillo (derecha) fue descubierto en las excavaciones de la fortaleza de Herodes hace 50 años. (Izquierda; Dominio público . Derecha; C. Amit, a través de la Universidad Hebrea)

La búsqueda mediante alta tecnología revela una inscripción

El nombre fue descifrado después de que el anillo fuese entregado, junto con miles de otras piezas, al equipo de arqueólogos que se encuentra trabajando actualmente en este yacimiento histórico. Utilizando “una cámara especial en los laboratorios de la Autoridad de Antigüedades de Israel”, se descubrió que las letras del anillo eran del alfabeto griego y decían “Pilatos”. El profesor Danny Schwartz, de la Universidad Hebrea, comentaba para Ha’aretz que Pilatos era “un nombre raro en Israel”, añadiendo además que: “No sé de ningún otro Pilatos de la época, y el anillo demuestra que era un individuo rico y de categoría.” El anillo es del tipo conocido como “anillos de sello”, y era utilizado para estampar letras y firmar la correspondencia oficial con la propia insignia personal marcada en cera fundida.

Fotografía y dibujos del antiguo anillo de sello que se cree que habría pertenecido a Poncio Pilatos (Dibujo: J. Rodman; Fotografía: C. Amit, Departamento Fotográfico de la Autoridad de Antigüedades de Israel, a través de la Universidad Hebrea)

Fotografía y dibujos del antiguo anillo de sello que se cree que habría pertenecido a Poncio Pilatos (Dibujo: J. Rodman; Fotografía: C. Amit, Departamento Fotográfico de la Autoridad de Antigüedades de Israel, a través de la Universidad Hebrea)

Un emblema de la caballería romana

Añadiendo peso a la posibilidad de que este anillo perteneciera al Poncio Pilatos del Nuevo Testamento , quien fue gobernador romano de Jerusalén entre los años 26 y 36 y presuntamente presidió el juicio a Jesús, es el hecho de que este tipo de anillos eran un “emblema” de la caballería romana de la época, a la que Pilatos pertenecía. Ha’aretz informaba: “Los investigadores creen que era utilizado por el gobernador en su trabajo cotidiano o perteneció a uno de sus funcionarios o a alguien de su corte, quien lo usaría para firmar en su nombre.”

Las ruinas del Herodión o Herodium, la fortaleza del rey Herodes donde fue descubierto el anillo. (vadiml/Adobe)

Las ruinas del Herodión o Herodium, la fortaleza del rey Herodes donde fue descubierto el anillo. (vadiml/Adobe)

Pilatos fue un poderoso gobernante bien conocido para la historia, y el historiador Josefo da testimonio de que Pilatos importó “medallones icónicos” con el busto imperial de César a Jerusalén, actuando así contra la ley judía. Según Ha’aretz, ante las protestas del pueblo de Jerusalén, el gobernador romano amenazó a los alborotadores con una gran masacre. Otro ejemplo de cómo Pilatos rompía las tradiciones judías, según Josefo, fue cuando utilizó tesoros del Templo para pagar la remodelación del sistema de abastecimiento de aguas que Herodes había construido en Jerusalén.

Ecce Homo (He aquí el hombre), óleo de Antonio Ciseri que muestra a Poncio Pilatos presentando a Jesús a las masas. (Dominio público)

Ecce Homo (He aquí el hombre), óleo de Antonio Ciseri que muestra a Poncio Pilatos presentando a Jesús a las masas. ( Dominio público )

Un artículo publicado en World Israeli News informa de que “éste no es el primer objeto descubierto en este mismo lugar que había sido inscrito con la palabra ‘Pilatos’”. En la década de 1960, el profesor Gideon Forster, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, “desenterró una piedra decorada con este nombre.”

Una veneración distante

Aunque lo más probable es que Pilatos fuese un ciudadano romano nacido en Italia, existe una tradición en Escocia según la cual Pilatos habría nacido en Fortingall, un pequeño pueblo de las Highlands de Perthshire, un privilegio que también reivindican por su parte Forchheim (Alemania) y Tarragona (España). En un artículo publicado en History Today , leemos que “En el Evangelio de Mateo, la mujer de Pilatos [Procla] advierte a su marido de que no haga daño a Jesús, razón por la cual alcanzó la santidad entre los cristianos ortodoxos.” En el siglo VI, la Iglesia Ortodoxa Etíope Tewahedo reconoció a Pilatos como santo, siendo el 25 de junio su onomástica, compartida con su esposa y los santos Judas, Pedro y Pablo.

El profesor Kevin Butcher, del Departamento de Clásicas e Historia Antigua de la Universidad de Warwick y autor de Nuevas aventuras de Poncio Pilatos , señalaba que la gente familiarizada con las tradiciones bíblicas occidentales a menudo queda sorprendida ante la idea de que Poncio Pilatos fuese canonizado, pudiendo llegar a pensar que este ‘santo’ galardón resulta ser absolutamente inmerecido; él es el hombre conocido por haber interrogado y crucificado a Jesús después de todo. “Su disyuntiva,” según el profesor Butcher, “fue hacer lo ‘correcto’ o lo ‘popular’, lo que es el dilema de todo gobernante.”

Tal vez sea ésta la razón por la que tanta gente simpatiza con Pilatos: porque todos nos hemos enfrentado alguna vez a elecciones difíciles y hemos tomado decisiones que otras personas han juzgado como equivocadas.

Imagen de portada: Vidrieras coloreadas con la imagen de Poncio Pilatos condenando a muerte a Jesús. Fuente: marinv/Adobe

Autor: Ashley Cowie

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article