Portada - Herramienta de piedra olduvayense excavada recientemente en Ain Boucherit, Argelia. Fuente: M. Sahnouni

Antiguas herramientas de piedra halladas en Argelia plantean la posibilidad de un origen múltiple de la humanidad

En 1992 se descubrió en el yacimiento arqueológico de Ain Boucherit, situado en la meseta elevada del nordeste de Argelia, un conjunto de herramientas de piedra prehistóricas y huesos de animales despiezados que ahora han sido datados en 2,4 millones de años de antigüedad. Esta datación pone en tela de juicio el paradigma evolutivo actual, según el cual África Oriental fue la “cuna de la humanidad,” ya que las herramientas y huesos descubiertos son aproximadamente de la misma época que las herramientas más antiguas conocidas halladas en Gona, Etiopía, y datadas en 2,6 millones de años de antigüedad.

La investigación fue publicada en la revista Science, y un artículo de Nature informa de que “La más antigua tecnología de herramientas de piedra ampliamente extendida, llamada olduvayense, se cree que habría surgido en África Oriental hace unos 2,6 millones de años para a continuación extenderse por todo el continente.” Pero el reciente descubrimiento sugiere que la producción de herramientas de este tipo “podría haber aparecido independientemente en diferentes regiones de África.”

Cráneo reconstruido de un Australopithecus garhi, una de las especies que utilizaba herramientas de piedra de tecnología olduvayense. (Ji-Elle/CC BY SA 3.0)

Cráneo reconstruido de un Australopithecus garhi, una de las especies que utilizaba herramientas de piedra de tecnología olduvayense. (Ji-Elle/ CC BY SA 3.0 )

Escenario para un posible origen múltiple de la humanidad

En el informe de los arqueólogos publicado en Science podemos leer que las herramientas eran “las típicas herramientas de piedra olduvayenses ya conocidas en África Oriental” y que “fueron desenterradas cerca de decenas de huesos de animales fosilizados con marcas de cortes, entre ellos antiguos cocodrilos, elefantes e hipopótamos, y los arqueólogos creen que este hecho podría ser evidencia de consumo de carne .”

Herramientas de piedra olduvayenses entre las que hay: tallas unifaciales en piedra caliza (1 al 9); tallas bifaciales en piedra caliza (10) y en sílex (2); tallas poliédricas en piedra caliza (11 y 12); tallas subesféricas en piedra caliza (3); escamas completas de sílex (7, 16 y 17) y de caliza (4, 5, 6, 13 y 14); y piezas de sílex retocadas (8 y 15). (Sahnouni, M. et al)

Herramientas de piedra olduvayenses entre las que hay: tallas unifaciales en piedra caliza (1 al 9); tallas bifaciales en piedra caliza (10) y en sílex (2); tallas poliédricas en piedra caliza (11 y 12); tallas subesféricas en piedra caliza (3); escamas completas de sílex (7, 16 y 17) y de caliza (4, 5, 6, 13 y 14); y piezas de sílex retocadas (8 y 15). ( Sahnouni, M. et al )

Los nuevos hallazgos sugieren que los homínidos habitaban África del Norte alrededor de 600.000 años antes de lo que se creía hasta ahora, y según un artículo publicado en The Independent , esto también significa que “Los antepasados de los humanos podrían haber caminado erguidos mucho antes de lo que se creía.” Según el profesor Mohamed Sahnouni , del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana en España, que dirigió la investigación, “Una hipótesis es que nuestros primeros ancestros rápidamente llevaron consigo herramientas de piedra desde África Oriental a otras regiones. Otra es un “escenario de origen múltiple” en el que los primeros homínidos fabricaban y utilizaban herramientas tanto en África Oriental como en África del Norte.” El investigador añadía a continuación que “Las evidencias halladas en Argelia demuestran que la cuna de la humanidad no se limita a sólo a África Oriental . Más bien todo el continente africano fue la cuna de la humanidad.”

Batalla por el Planeta de los Simios

“¿Pero quién hizo las herramientas?”, se pregunta un artículo publicado en New Scientist . “No hay fósiles humanos en Ain Boucherit, por lo que no está clara la identidad de su fabricante. La evolución de los homínidos ya estaba en marcha hace 2,4 millones de años. Homininos hasta entonces exitosos, incluido el  Australopithecus, estaban empezando a desaparecer, y las primeras especies del género Homo estaban tomando el relevo.” El profesor Sahnouni sospecha que “las herramientas argelinas fueron hechas por una de estas primeras especies de Homo.” La profesora Jessica Thompson, de la Universidad Emory con sede en Atlanta, Georgia, quien no participó en el estudio, comentaba al respecto para los reporteros de New Scientist: “Si tuviera que elegir una opción, sería ésta última.”

Cráneo completo original (sin dientes superiores ni mandíbula) de un espécimen de Australopithecus africanus de hace 2,1 millones de años conocido popularmente como Sra. Ples y descubierto en Sudáfrica. (José Braga; Didier Descouens/CC BY SA 4.0)

Cráneo completo original (sin dientes superiores ni mandíbula) de un espécimen de Australopithecus africanus de hace 2,1 millones de años conocido popularmente como Sra. Ples y descubierto en Sudáfrica. (José Braga; Didier Descouens/ CC BY SA 4.0 )

Sin embargo, es también la profesora Thompson quien aporta un grado de escepticismo a algunas de las afirmaciones realizadas por los científicos. Por ejemplo, aunque la investigadora está de acuerdo en que las piedras son realmente herramientas, “no está convencida de que los huesos animales estén cubiertos de marcas de cortes”, ya que “los procesos naturales podrían haber rayado la superficie de los huesos de una manera similar.” Y lo que es más, Thompson también pone en tela de juicio la datación de las herramientas de piedra, afirmando que “podrían no alcanzar los 2,4 millones años de antigüedad, ya que esa datación da por supuesto que el suelo y los sedimentos de Ain Boucherit se acumularon a un ritmo constante.”

Evidencias de la actividad de antiguos homininos en huesos animales hallados en Ain Boucherit: (A y B) Marca de corte transversal en el húmero de un bóvido de tamaño medio (A) con detalle de micrografía obtenida mediante Microscopio Electrónico de Barrido (B). (C y D) Calcáneo de un équido con marcas de corte (C) con detalle de micrografía obtenida mediante Microscopio Electrónico de Barrido (D). (E) Hueso largo de tamaño medio con marcas de herramienta percutora de piedra. (F) Esquirla de un hueso. (G) Tibia de un équido con muesca de percusión cortical. (Sahnouni, M. et al)

Evidencias de la actividad de antiguos homininos en huesos animales hallados en Ain Boucherit: (A y B) Marca de corte transversal en el húmero de un bóvido de tamaño medio (A) con detalle de micrografía obtenida mediante Microscopio Electrónico de Barrido (B). (C y D) Calcáneo de un équido con marcas de corte (C) con detalle de micrografía obtenida mediante Microscopio Electrónico de Barrido (D). (E) Hueso largo de tamaño medio con marcas de herramienta percutora de piedra. (F) Esquirla de un hueso. (G) Tibia de un équido con muesca de percusión cortical. ( Sahnouni, M. et al )

Si las marcas en los huesos son naturales o talladas a mano, sólo el tiempo dirá. Pero el profesor Sahnouni y su colega Mathieu Duval concluían en un artículo conjunto : “Este nuevo descubrimiento modifica nuestra comprensión de la cronología y la difusión de la tecnología de las herramientas de piedra olduvayense, tanto por toda África como fuera del continente.”

Imagen de portada: Herramienta de piedra olduvayense excavada recientemente en Ain Boucherit, Argelia. Fuente: M. Sahnouni

Autor: Ashley Cowie

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article