Portada - Representación artística del posible aspecto de las ruinas de la Atlántida (diversepixel/Adobe Stock)

Científicos afirman haber descubierto ruinas sumergidas de la Atlántida cerca de la costa del sur de España

La costa del sur de España es un país de las maravillas para los arqueólogos, con miles de ruinas de las antiguas culturas romana y griega, pero ocultas entre estas piedras derruidas, científicos de un satélite privado para la toma de imágenes aseguran haber encontrado evidencias de “una ciudad perdida con enormes murallas portuarias”, que según los investigadores habrían sido construidas hace más de 10.000 años por los legendarios “atlantes”, los habitantes del legendario continente de la Atlántida.

En el año 400 a. C., el filósofo griego Platón escribía no la historia de la Atlántida, sino una ‘historia’ del mítico continente perdido en dos de sus diálogos, el Timeo y el Critias, escritos en torno al año 330 a. C. Platón describe la catastrófica destrucción de una isla habitada por una civilización marítima que ya utilizaba alta tecnología 9.000 años antes del nacimiento del propio filósofo, quien describe cómo la capital de la Atlántida tenía “inmensas columnas a la entrada, un templo al dios Poseidón, extensas parcelas circulares de tierra habitable y todo ello protegido por ‘enormes murallas portuarias’”.

A pesar de la veracidad demostrada del relato de Platón, innumerables “expertos” en la Atlántida  han logrado localizar el famoso continente perdido en lugares tan alejados como: el océano Atlántico, la Antártida, Bolivia, Turquía, Alemania, Malta y el Caribe. Hace apenas dos meses, The Express publicaba un artículo similar en el que supuestamente un investigador “había descubierto finalmente la Atlántida” en el Sahara. Platón, sin embargo, fue claro como el agua respecto a la localización de la Atlántida: “ante el paso que los griegos llaman ‘columnas de Heracles,’” es decir, el estrecho de Gibraltar, en el límite occidental del Mediterráneo.

Platón describe la Atlántida con colosales columnas a su entrada y enormes murallas portuarias. (Ilustración de dominio público)

Platón describe la Atlántida con colosales columnas a su entrada y enormes murallas portuarias. (Ilustración de dominio público)

El último descubrimiento de la mítica Atlántida

Los científicos de Merlin Burrows están celebrando haber descubierto el hallazgo arqueológico más importante de todos los tiempos, exactamente donde Platón dijo que estaba, “ante las columnas de Heracles.” Según un artículo publicado en el Daily Mail , la Atlántida se encontraría “al norte de la ciudad de Cádiz, Andalucía, con su centro en torno al Parque Nacional de Doñana,” que según los historiadores de Merlin Burrows “era en el pasado un extenso mar interior.”

Aunque un artículo publicado en Live Science el pasado mes de febrero aplicaba una clara lógica científica para concluir que “la ciudad perdida de Platón en la Atlántida nunca estuvo perdida; está donde siempre estuvo: en los libros de Platón,” utilizando técnicas de investigación de satélite, fotografía aérea y observaciones sobre el terreno, los expertos de Merlin Burrows creen “haber encontrado todos los elementos de la Atlántida que describió Platón” y que “al sur y al norte del Parque (de Doñana) hay más evidencias de aquella antigua civilización, con otros 15 asentamientos repartidos a lo largo de la costa.” Es más, han hallado pruebas de que la ciudad fue destruida por un tsunami, una vez más, al igual que Platón dijo que le ocurrió a la Atlántida.

Mostrándose desafiantes ante lo que levantará a un imponente muro de escepticismo duro como la piedra, el historiador marítimo Tim Akers, jefe de investigación de Merlin Burrows, llegó a decir a los reporteros que su equipo había “recogido muestras que han sido científicamente analizadas en un laboratorio de Módena, Italia, utilizado para analizar hallazgos de la antigua Roma. Los resultados de las pruebas demuestran que la antigüedad de los descubrimientos es mayor que si fueran romanos o griegos, y que eran más avanzados.”

Platón escribe que las murallas del puerto medían “50 estadios” (aproximadamente 8,7 kilómetros) de longitud, y las imágenes de satélite muestran lo que desde Merlin Burrows se afirma que es “la evidencia aún hoy visible de las dunas de arena donde este enorme muro fue destruido por una enorme afluencia de agua”, midiendo unos increíbles 75 metros (245 pies) de espesor. El equipo también afirma que “Los análisis en laboratorio del material recuperado en España han demostrado la evidencia de un tipo de cemento no visto hasta ahora, así como de una avanzada antigua metalurgia.” Akers añadía a continuación que “Se ha encontrado una pátina azul verdosa cubriendo parte de las ruinas, y las pruebas han demostrado que es una antigua combinación de metales. Platón describe en detalle una pátina sobre los edificios y estructuras de las ciudades y templos que componían este complejo.”

Andrea Carpi, ingeniero espacial de materiales, comentaba precisamente sobre los materiales analizados: “Podemos confirmar con certeza que las muestras analizadas fueron la creación de una antigua civilización con avanzados métodos de construcción, lo que me hace creer que estamos hablando de una civilización con una tecnología muy avanzada.”

¿Cuál es entonces la antigüedad de ‘esta’ Atlántida?

Tim Akers afirmaba sobre el hallazgo: “El asentamiento se extiende más de 100 millas desde el Atlántico hasta el Mediterráneo. En cuanto a su antigüedad, aún no hemos sido capaces de dar una fecha fija para su principio, pero su final fue en la última glaciación, hace unos 10.000 años.” Akers cree que “En el centro de la línea de las ciudades costeras había un gigantesco mar interior con 65 millas de largo y numerosas islas, algunas naturales y otras artificiales. El complejo principal consta de dos plataformas individuales diferentes con múltiples islas.”

El investigador añade sobre estas plataformas: “están equilibradas entre sí para que cualquiera que esté en una de las islas pueda ver todas las islas del complejo. Es algo único, no hay nada en este mundo parecido a esto, y las estructuras coinciden exactamente con las dimensiones que menciona Platón sin desviación alguna. Es absolutamente perfecto.” Merlin Burrows ha grabado una película documental llamada ‘Atlántica’ sobre su expedición destinada a descubrir la Atlántida. En la película, los expertos visitan lugares que ‘creen’ que aún muestran pistas de las gentes que vivieron allí en el pasado, llegando hasta el momento en que se da nombre a la antigua ciudad situada en la región de Medina-Sidonia.” Se cree que se trata de la ciudad más antigua de Europa, según han señalado los arqueólogos: “El asentamiento incluye adiciones tartésicas, griegas, fenicias y romanas, y nuestros análisis muestran múltiples ocupaciones [del lugar] a lo largo del tiempo hasta su destrucción definitiva.”

Aunque Tim Akers parece muy seguro de que su compañía “sólo presenta los hechos y trata de no ahondar en especulaciones...”, más vale que lo crea realmente en lo más profundo de su ser, ya que no sólo afirma haber encontrado una ciudad perdida. No. Esto es mucho, mucho más que eso. Si realmente se ha descubierto una antigua ciudad de 100 millas datada en 10.000 años de antigüedad, entonces toda nuestra comprensión histórica del camino que ha seguido el ser humano a través del tiempo es incorrecta y está completamente equivocada.

Si todo este descubrimiento es de hecho la Atlántida, tal y como los científicos afirman, entonces el autor Graham Hancock ha estado siempre en lo cierto: una civilización avanzada de seres humanos llegó a un fin catastrófico alrededor del 11.000 a. C., y a todos los niños que han asistido a una clase de historia se les ha vendido una mentira.

Pero esperemos que éste no sea el caso, y que este nuevo ‘descubrimiento’ de la Atlántida sea como el realizado hace 8 semanas y los dos del 2016, además del desvelado en el año 2009 y los otros dos del 2003 y el 2004. Y al igual que todos los anteriores descubrimientos “Atlantes”, éste tampoco está siendo difundido por las revistas Science o Nature, ni por ninguna otra comunidad académica respetable.

Imagen de portada: Representación artística del posible aspecto de las ruinas de la Atlántida ( diversepixel/Adobe Stock)

Autor: Ashley Cowie

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article