Portada-La extensa ‘ciudad de los muertos’ de Wadi Al-Salam.jpg

Wadi Al-Salam: Magnífico y Antiguo Cementerio de Iraq que es además el más Grande del Mundo

(Leer articulo en una sola página)

Wadi Al-Salam, que significa en Árabe Valle de la Paz , es un antiguo cementerio islámico situado cerca de la ciudad santa de Najaf, en Iraq. A vista de pájaro, parece una extensa ciudad. Sin embargo, a poco que nos acerquemos, sus peculiares características se volverán más reconocibles. Este cementerio que bate todos los récords de superficie y número de tumbas, contiene aproximadamente cinco millones de cuerpos, lo que le convierte en la necrópolis de mayor tamaño del mundo. Las tumbas se extienden hasta donde alcanza la vista, y son tantas, que superan en número a la población de la mayoría de las ciudades. La gente entierra a sus muertos en este cementerio desde hace cerca de 1.500 años y se calcula que unos 500.000 de cuerpos se siguen depositando en este lugar cada año.

Enorme Ciudad de los Muertos

Aunque Najaf es una de las mayores ciudades de Iraq, con una población cercana a los 600.000 habitantes, la “ciudad de los muertos” adyacente cuenta con una “población” de millones. El enorme cementerio cubre una superficie de más de 600 hectáreas, que es el tamaño aproximado de una ciudad pequeña de los Estados Unidos. Contiene los restos de millones de ciudadanos del pueblo llano así como de cientos de reverenciadas figuras religiosas islámicas, clérigos y líderes sociales y políticos. El cementerio está además ubicado cerca del santuario del Imán Alí ibn Abi Talib. Por esta razón, casi toda la población musulmana Chií de Iraq solicita ser enterrada aquí.

El cementerio de Wadi Al-Salam de noche

El cementerio de Wadi Al-Salam de noche ( Wikimedia Commons )

Una tradición persistente

Wadi Al-Salam es el único cementerio del mundo en el que el proceso del enterramiento continúa siendo el mismo desde hace 1.400 años. Este camposanto alberga numerosas tumbas construidas con ladrillos cocidos y yeso que varían en altura. Entre  las lápidas se pueden encontrar también criptas familiares del tamaño de una pequeña habitación construidas por los más pudientes, a menudo coronadas por cúpulas. Las tumbas de los años 30 y 40 tienen su propio estilo, se elevan hasta los tres metros de altura y están rematadas por piezas redondeadas para que la gente pueda verlas destacando por encima de las tumbas vecinas. Se dice que cada cripta tiene una capacidad de almacenamiento de hasta cincuenta cadáveres y en ellas se practican diversos tipos de enterramientos, con tumbas más bajas y más altas (torres). También se llevan a cabo enterramientos en criptas subterráneas que solo son accesibles por medio de una escalera de mano.

Los sepulcros y tumbas deWadi Al-Salam van desde los más pequeños y sencillos hasta los de mayor tamaño y más elaborados

Los sepulcros y tumbas de Wadi Al-Salam van desde los más pequeños y sencillos hasta los de mayor tamaño y más elaborados ( Google Maps Images )

Un cementerio para todos

Wadi Al-Salam no es exclusivo para los seguidores de la escuela Chií del Islam, y en él se hace poca diferencia entre ricos y pobres; también hay quien paga por otros que desean ser enterrados en este lugar. A este cementerio han llegado difuntos de todo el mundo, procedentes del sudeste asiático, la India, Pakistán, Irán, el Golfo Pérsico y otros países. Curiosamente, los libaneses tienen su propia parcela en el cementerio, remontándose el primer entierro de un libanés en el lugar a 1964, cuando los restos mortales del Jeque Mohammad Taqi Sadiq fueron traídos aquí para su descanso eterno.

Trascendencia Histórica

La importancia histórica de Wadi Al-Salam radica en el hecho de que alberga algunas de las más antiguas tumbas musulmanas conocidas y en que es además el lugar en el que se ubica el santuario del Imán Alí Ibn Abi Talib. El Imán Alí Ibn Abi Talib era primo y yerno del profeta Mahoma, y gobernó el Califato Islámico del año 656 al 661. Fue el primer varón en aceptar la nueva fe y convertirse al Islam. Muchos otros profetas, reyes, princesas y sultanes están enterrados en este cementerio, entre ellos el profeta Hud, el profeta Saleh y Ayatullah Sayyid Muhammad Baqir al-Sadr. La tradición Chií sostiene que Abraham compró tierras en Wadi Al-Salam y que Alí consideraba que Wadi formaba parte del paraíso. Esta afirmación está relacionada con la autoridad del cuarto Santo Imán, Imán Sajjad, que refiere lo que dijo el Imán Alí sobre este lugar:

“Este Valle de la Paz (Wadi-us-Salaam) es parte del Cielo y no hay un solo creyente en el mundo, tanto si muere en el Este como en el Oeste, cuya alma no acuda finalmente a este Paraíso para su descanso. Ya que nada permanece oculto a mis ojos en este mundo,” Maula Alí continuó diciendo: “Veo a los creyentes sentándose aquí en grupos y conversando unos con otros.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article