Portada - Se han descubierto alrededor de 3.000 puntas de flecha en el tesoro de armas de la Edad del Hierro hallado recientemente en Omán. (Imagen: Ministerio de Patrimonio y Cultura de Omán)

Descubierto en Omán el mayor tesoro conocido de armas de la Edad del Hierro hallado en la región

(Leer articulo en una sola página)

Los ecos de hallazgos arqueológicos en Omán, un país del Próximo Oriente situado en la Península Arábiga, aparecen rara vez en las noticias. Pero esta semana, un equipo de arqueólogos que se encuentran trabajando en Omán ha informado del descubrimiento del mayor conjunto de armas de la Edad del Hierro en la historia del país. Las valiosas y numerosas piezas han sido descubiertas en la zona de Al Madhmar, dentro de la provincia de Adam.

El mayor tesoro arqueológico de la historia de la región

Más de 3.000 puntas de flecha – así como modelos de serpientes de bronce y otras piezas – en lo que es considerado por los expertos como el mayor tesoro arqueológico de la historia de la península arábiga, han sido desenterrados en el yacimiento de Mudhmar, provincia de Adam, Omán. Las excavaciones actuales forman parte de la exploración iniciada en el 2007 por una expedición arqueológica francesa en coordinación con el Ministerio de Patrimonio y Cultura (MPC) de Omán. En declaraciones a Muscat Daily , un funcionario no identificado del Ministerio afirmaba: “Es la mayor colección de armas de cualquier lugar histórico de Omán. Las serpientes de bronce apuntan a prácticas rituales o sociales de la época.”

El magnífico conjunto de armas de bronce de la Edad del Hierro II (900 a. C. – 600 a. C.) excavado en el yacimiento arroja nueva luz sobre el armamento durante la Edad del Hierro en el este de la península arábiga y acerca de las prácticas sociales de aquellos tiempos.

Estos modelos de serpientes de bronce apuntan a prácticas rituales y sociales de la época. (Imagen: Ministerio de Patrimonio y Cultura de Omán)

Estos modelos de serpientes de bronce apuntan a prácticas rituales y sociales de la época. (Imagen: Ministerio de Patrimonio y Cultura de Omán )

Armas utilizadas en la Edad del Hierro

Iniciándose en Asia central durante el segundo milenio a. C., la Edad del Hierro vio cómo cultura tras cultura daba el salto de tecnologías basadas en el bronce a otras basadas en el hierro. Entre el 1200 a. C. y el 550 a. C., la Edad del Hierro alcanzó las culturas del Próximo Oriente. A partir de ahí, se trasladó a Europa, tocando a su fin en algún momento alrededor del 43 d. C., el año en el que Roma invadió Gran Bretaña. A consecuencia de la Edad del Hierro se produjeron toda una serie de importantes avances, pero entre los más significativos se encontraban los relacionados con el armamento.

El uso de carros de guerra estuvo muy extendido en el Próximo Oriente durante la Edad del Hierro. Los hititas y los cananeos los utilizaron, como también hicieron griegos y egipcios. El propósito principal del antiguo carro de guerra era el transporte en el campo de batalla. Fue sólo durante la posterior época clásica cuando los carros fueron modificados para participar en carreras. En batalla, un guerrero pesadamente armado no podía esperar moverse muy rápidamente o montar y cabalgar a lomos de un caballo. El desarrollo del carro de guerra tirado por dos caballos solucionó este problema. Ahora un conductor podía transportar rápidamente a un guerrero hasta el campo de batalla y recogerlo más tarde en caso necesario.

Arquero hitita y carro de guerra - escultura hitita tardía en ortostato. Los hititas fueron renombrados carristas. Desarrollaron un nuevo diseño del carro de guerra que tenía ruedas más ligeras, con menos radios. La batalla de Kadesh en el 1299 a. C. fue probablemente la mayor batalla de carros de la historia. En ella participaron unos 5.000 carros de guerra. (CC BY-NC-SA 2.0)

Arquero hitita y carro de guerra - escultura hitita tardía en ortostato. Los hititas fueron renombrados carristas. Desarrollaron un nuevo diseño del carro de guerra que tenía ruedas más ligeras, con menos radios. La batalla de Kadesh en el 1299 a. C. fue probablemente la mayor batalla de carros de la historia. En ella participaron unos 5.000 carros de guerra. ( CC BY-NC-SA 2.0 )

Si los guerreros de la Edad del Hierro tenían dificultades para moverse sobre el campo de batalla, resulta fácil observar por qué. En el Próximo Oriente llevaban armaduras de bronce, hierro o una combinación de ambos. Confeccionadas como una túnica, las armaduras podían llegar hasta las rodillas y extenderse por los brazos hasta las muñecas. Los escudos eran también incómodos para su manejo. De hecho, debían ser transportados hasta el campo de batalla por un cuerpo especial de portadores de escudos.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article