Portada - Vista aérea de la Isla de los Faisanes. (Fotografía: Historia Enigmática)

La isla de los Faisanes: un pedazo de tierra con mucha historia compartido por España y Francia

(Leer articulo en una sola página)

Conocida ya desde el imperio romano y llegando a formar, aunque de forma breve, parte del Imperio Carolingio, a esta pequeña isla se la conocía durante aquella época con el nombre de Pausu o Pauso, debido al importe (“Pausu”, paso o peaje en euskera) que se abonaba por circular entre Aquitania e Hispania. Aunque los franceses también la llamaron Isla de L´Hópital, de la Conferencia o Faissans, así que finalmente —y desde entonces— es conocida como la Isla de los Faisanes. Tras ese breve periodo de pertenencia al Imperio Carolingio, la expansión del reino de Navarra terminó por absorber tan pequeña lengua de tierra en favor de la Corona de Castilla en 1198.

Situada en la desembocadura del río Bidasoa , hace de frontera natural entre Francia y España. Aunque este pequeño islote tiene una superficie de tan solo 2000 metros cuadrados, numerosas son las firmas de tratados, intercambios de princesas casaderas y rehenes, así como otros eventos diplomáticos que allí se sucedieron, al tratarse de un lugar neutral. El primero de todos y más importante fue el Tratado de los Pirineos en 1659 , donde las coronas francesa y española firmaron la paz tras la Guerra de los 30 años . Francia recibió el condado de Artois y algunas plazas importantes en Luxemburgo y Flandes. A cambio, España recuperó Charolais, en Francia, y sus conquistas de Italia. Finalmente determinaron los montes Pirineos como frontera natural entre ambos países. El tratado también se ratificó por el compromiso de Luis XIV con la infanta María Teresa de Austria , cuyo enlace se celebraría meses después en la pequeña isla.

Encuentro entre Luis XIV de Francia y la infanta española María Teresa de Austria celebrado en la Isla de los Faisanes. Óleo del artista Jacques Laumosnier. Museo Tessé. (Public Domain)

Encuentro entre Luis XIV de Francia y la infanta española María Teresa de Austria celebrado en la Isla de los Faisanes. Óleo del artista Jacques Laumosnier. Museo de Tessé, Le Mans, Francia. ( Public Domain )

Se cuenta que el rey y la corte que acompañaban a la infanta María Teresa se alojaron en Fuenterrabía, el municipio al que pertenecía la isla, y que también, como parte del séquito real, viajó con ellos el pintor Diego Velázquez , que como aposentador real fue el encargado de preparar el alojamiento y decorar el pabellón donde tendría lugar el encuentro entre ambas cortes. Pero ¿cómo conseguir habilitar y crear un espacio capaz de no molestar ni a franceses ni a españoles, satisfaciendo a unos y otros? Estando, además, las cortes española y francesa tan alejadas entre sí en cuanto a estilo y decoro: una tarea difícil. Pero el ingenio de Velázquez hizo que diseñara un proyecto con diferentes espacios para ambas cortes, con lo que tanto españoles como franceses quedaron finalmente complacidos, cuidando hasta el más mínimo detalle, incluyendo el vestuario, los jardines, la comida… Así pues, no hubo queja alguna. Al contrario: se tuvieron en alta estima el talento y la agudeza españoles.

Pese al pacto de igualdad en cuanto a los lujos, cada corte iba vestida a su estilo. El cronista de la época, Leonardo del Castillo, expuso al respecto:

Viéronse en los vestidos y joyas de los españoles, los de mejor gusto… la plata y el oro, compitiendo lo hilado con lo macizo, y cuanta diferencia, hermosura y riqueza de finas piedras son objeto de deseo, cebo de la estimación y ansia de la codicia humana. Correspondieron con esplendor y gala los franceses a esta opulencia, vistiéndose a su usanza de cuantos ricos adornos cabían en el artificio.

Diseño de la distribución de la Isla de los Faisanes realizado por el genio de la pintura Diego Velázquez. Lamentablemente, ésta sería la última obra del gran pintor, pues tan solo unas semanas después, fallecería en Madrid a causa de unas fiebres, el 6 de agosto de 1660. (Imagen: Historia Enigmática)

Diseño de la distribución de la Isla de los Faisanes realizado por el genio de la pintura Diego Velázquez. Lamentablemente, ésta sería la última obra del gran pintor, pues tan solo unas semanas después, fallecería en Madrid a causa de unas fiebres, el 6 de agosto de 1660. ( Imagen: Historia Enigmática )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article