Portada - Fotografía de la Tablilla Kushim. (The Schoyen Collection © The Schøyen Collection, Oslo and London)

Dejando huella en la historia: el nombre más antiguo conocido

(Leer articulo en una sola página)

La persona más antigua cuyo nombre conocemos fue un individuo de Sumeria, una de las primeras civilizaciones urbanas de la Mesopotamia meridional, actual Iraq. El nombre de una persona constituye una parte integral de su identidad, y carecer de este aspecto de la vida es algo difícil de imaginar. Si bien es posible que los nombres humanos hayan existido desde tiempos prehistóricos, su conservación no siempre ha sido tan fácil como lo es hoy. En gran parte del mundo moderno, los nombres pueden ser preservados para la posteridad sin mucha dificultad, ya sea a través de registros gubernamentales o a través del esfuerzo individual. En el pasado, sin embargo, esto no era una tarea tan fácil debido a varios factores, como la alfabetización (o más bien la ausencia de ella) y los materiales en los que poder escribir el nombre de la persona.

Huellas de las Cueva de las Manos en el cauce del Río Pinturas (c. 7300 a. C.), cerca de la ciudad de Perito Moreno en la provincia argentina de Santa Cruz. (CC BY-SA 3.0)

Huellas de las Cueva de las Manos en el cauce del Río Pinturas (c. 7300 a. C.), cerca de la ciudad de Perito Moreno en la provincia argentina de Santa Cruz. (CC BY-SA 3.0 )

Dejando huella

El nombre puede considerarse un símbolo de la identidad de una persona. Es probable que los nombres humanos hayan existido mucho antes de la llegada de la escritura. Sin embargo, sin un alfabeto escrito, este aspecto del individuo no se podría transmitir a las generaciones futuras. Pese a ello, parece que los humanos sí que han buscado dejar sus marcas personales en la historia desde hace muchos milenios. Esto se puede ver claramente en las huellas pintadas que han dejado las gentes prehistóricas en cuevas de todo el mundo. Eso sí, aún pasaría mucho tiempo antes de que el nombre de un individuo pudiera conservarse para las generaciones futuras.

Cartuchos de Ramses II en Tanis (un cartucho indica que los jeroglíficos que aparecen en su interior expresan el nombre de un miembro de la realeza). (CC BY-SA 3.0)

Cartuchos de Ramses II en Tanis (un cartucho indica que los jeroglíficos que aparecen en su interior expresan el nombre de un miembro de la realeza). ( CC BY-SA 3.0 )

¿Un dios, un rey o un santo?

El registro arqueológico de las primeras sociedades con frecuencia aparece sesgado hacia el estilo de vida de las élites. Palacios reales o enterramientos suntuosos suelen recibir las mayores atenciones dentro del mundo de los descubrimientos arqueológicos. Por ello se suele creer que la persona más antigua cuyo nombre conocemos debería ser un rey o algún otro personaje importante de la sociedad de entonces. Sin embargo, no es este el caso, ya que el nombre más antiguo que conocemos de una persona pertenece a... un contable. Aunque es cierto que los contables desempeñaban un papel importante en las civilizaciones antiguas, en modo alguno ocupaban un lugar en la cúspide de la jerarquía social de entonces.

El nombre de este antiguo contable es Kushim, y se cree que vivió en Sumeria durante la segunda mitad del cuarto milenio antes de Cristo. El nombre “Kushim” aparece en una tablilla de arcilla conocida ahora como 'tablilla Kushim', que contiene una inscripción en la que se detalla una transacción comercial. La traducción de dicha inscripción es la siguiente: “29.086 medidas de cebada 37 meses Kushim”, que se ha interpretado como “un total de 29.086 medidas de cebada fueron recibidas en el transcurso de 37 meses. Firmado, Kushim”. Se ha planteado la posibilidad de que Kushim fuera el nombre de un cargo u oficio. Aunque las sílabas ‘Ku’ y ‘Shim’ tienen su propio significado independiente, al unirse carecen de él. Por esta razón, se ha especulado como alternativa que se trate del nombre de un individuo.

Otros nombres antiguos conocidos

Hay que señalar que Kushim no es el único nombre humano que conocemos de aquella época. En otra tablilla de arcilla puede leerse el nombre de Gal-San. Según esta otra inscripción, Gal-San era propietario de varios esclavos, y dos de ellos, Enpap-X y Sukkalgir, también son nombrados en la inscripción. Algunos estudiosos han argumentado que debería ser Gal-San, y no Kushim, el nombre humano más antiguo conocido. Además existe otro antiguo nombre conocido, el de Turgunu Sanga, quien podría haber sido un contable de la familia Turgunu.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article