Romeo y Julieta por Ford Madox Brown, 1870

Romeo y Julieta: No es una Historia de Shakespeare Después de Todo

La obra de William Shakespeare renombrada en todo el mundo Romeo y Julieta (escrita en algún momento entre 1591 y 1595) figura en el registro histórico como una de las más grandes historias de amor escritas jamás. Es de lo más interesante, pues, descubrir que Romeo y Julieta no fue, en realidad, verdaderamente una creación suya, sino más bien una variante de cierta historia contada en numerosas ocasiones desde principios del siglo XV en adelante. Centrada en el tema de los amantes a los que el Destino impide realizar su amor y tomada como préstamo de poetas tan antiguos como los de la antigua Grecia, el relato de Romeo y Julieta ya se narraba por lo menos un siglo antes de que Shakespeare lo escribiera. Este artículo tiene la intención de repasar brevemente estos relatos precedentes, que con el paso del tiempo culminarían en la celebrada obra del Poeta.

La primera narración que conocemos a ciencia cierta de las penas de Romeo Montesco y Julieta Capuleto proviene del autor italiano Masuccio Salernitano (1410-1475). Publicada un año después de su muerte, el 33º capítulo de su Il Novellino nos habla de Mariotto y Giannoza, dos amantes que proceden de las familias rivales Maganelli y Saraceni respectivamente. En esta versión, su historia de amor tiene lugar en Siena, Italia, y no en Verona, y se cree que sucedió en la propia época en la que vivió Salernitano. De manera muy parecida a como ocurre en la obra de Shakespeare, Mariotto y Giannoza se enamoran y se casan en secreto ayudados por un fraile Agustino. Poco tiempo después, Mariotto tiene algo más que palabras con otro miembro de la nobleza de la ciudad—en este caso no es el primo de su amada—y acaba por matar al noble, con lo cual se ve obligado a huir de la ciudad para eludir la pena capital. Giannoza, desconsolada, se siente confortada solo por el hecho de que sabe que Mariotto tiene familia en Alejandría, en Egipto, y de hecho es allí donde él encuentra refugio. Sin embargo, el propio padre de Giannoza —ignorante de su casamiento con Mariotto—decide que ya es hora de que ella tome marido, colocándola así en una posición terriblemente difícil. Con la ayuda nuevamente del fraile que la había casado con Mariotto, Giannoza bebe una poción adormecedora para aparentar su propia muerte y así salir en secreto de Siena para reunirse con su marido. Por supuesto este plan acaba fallando terriblemente, pues la carta en la que explicaba su plan a Mariotto nunca llega a su destino, aunque sí las noticias de su (supuesta) muerte. Mientras ella viaja a Alejandría para finalmente reunirse con él, Mariotto regresa a Siena poniendo en riesgo su vida para ver a su amada, ahora muerta, por última vez. Es en este momento cuando es capturado y llevado ante la justicia para ser ejecutado por sus crímenes pasados, siendo decapitado tres días antes de que la propia Giannoza regrese a la ciudad. Ella, al enterarse, con el corazón destrozado, se deja morir de tristeza, para al final, supuestamente, reunirse con su marido en los Cielos.

Como en el pasaje de Shakespeare en el que Romeo encuentra a Julieta dormida y la cree muerta, la historia más antigua de Salernitano contiene una escena en la que Mariotto descubre a Giannoza sumida en un profundo sueño y cree que ha muerto

Como en el pasaje de Shakespeare en el que Romeo encuentra a Julieta dormida y la cree muerta, la historia más antigua de Salernitano contiene una escena en la que Mariotto descubre a Giannoza sumida en un profundo sueño y cree que ha muerto ( Wikimedia Commons )

Como se puede ver hay muchos elementos similares entre el relato de Shakespeare y el de Salernitano. Las familias enfrentadas, el amor prohibido, la poción adormecedora, y el terrible malentendido que les aboca a un mortal final paralelo. Escrito sólo unos cien años atrás, Shakespeare pudo bien haberse encontrado con la obra de Salernitano, o con alguna otra de sus múltiples variantes escritas antes de que el relato llegara al tintero del Poeta. Luigi da Porta, en la década de 1530 escribió una versión similar de Romeo Montecchi y Julieta Cappelleti, trasladando el escenario de sus andanzas de Siena a Verona, y fue de ahí de donde Shakespeare tomaría más tarde la idea para su obra. En la versión de da Porta la pareja se casa de nuevo en secreto ayudada por un fraile sólo para acabar golpeados por la desgracia después de matar Romeo accidentalmente al primo de Julieta y morir ambos amantes poco más tarde: Romeo por una poción adormecedora que le había dado Julieta y Julieta conteniendo la respiración para poder morir con él.

Romeo y Julieta son casados por un fraile en la obra de Luigi da Porta

Romeo y Julieta son casados por un fraile en la obra de Luigi da Porta ( Wikimedia Commons )

A continuación de da Porta llega Matteo Bandello (1480-1562), un monje y autor literario que llevó los relatos de da Porta y Salernitano aún más lejos. Es el autor italiano a quien se atribuye más directamente haber influenciado a Shakespeare, ya que Bandello introduce muchos de los temas específicos que hacen que la obra dramática de Shakespeare  sea tan bien conocida a día de hoy. La versión de Bandello, aunque en muchos aspectos es comparable al texto de Salernitano, aporta los bien conocidos apellidos de Montesco y Capuleto a los dos protagonistas. Bandello también añadió el elemento del baile de disfraces, en el cual Romeo y Julieta se conocen, y también el oportuno momento en el que Julieta se mata brutalmente utilizando la daga de su amante para así poder reunirse con Romeo en el otro mundo, en lugar de simplemente consumirse como hizo Giannoza. El relato de Bandello se cree ampliamente que fue seguido muy de cerca por el autor francés Pierre Boaistuau, cuya versión fue más tarde traducida al inglés en 1562. Fue esta traducción el texto que llegó hasta el escritorio de Shakespeare.

Romeo y Julieta se conocen en un baile de disfraces, al igual que los jóvenes amantes de la historia de Bandello.

Romeo y Julieta se conocen en un baile de disfraces, al igual que los jóvenes amantes de la historia de Bandello. ( Wikimedia Commons )

Muchos estudiosos de Shakespeare, bien informados de estos tesoros literarios anteriores, también han recopilado pruebas de que el Poeta podría haber tomado los personajes de Romeo y Julieta de su propia experiencia vital. Un mecenas de Shakespeare, Henry Wriothesley, tercer Conde de Southampton, se piensa que pudo inspirarle el personaje de Romeo en su versión de la historia, con más razón si tenemos en cuenta que la madrastra del conde descendía del Vizconde Montagu. Henry Wriothesley también mantenía una relación prohibida con Elizabeth Vernon, no en vano cuando la noticia de su casamiento llegó a oídos de la reina Isabel I de Inglaterra, ésta les metió a ambos en prisión alegando que su unión constituía una amenaza política para el reino. A diferencia de los verdaderos Romeo y Julieta—en todas sus versiones—el Conde y Vernon acabaron viviendo “felices por siempre” fuera de prisión, pero aun así esta unión políticamente indeseable se considera que pudo influir en gran medida en los escritos del Poeta.

Henry Wriothesley y Elizabeth Vernon - ¿inspiró su historia a Shakespeare?

Henry Wriothesley y Elizabeth Vernon - ¿inspiró su historia a Shakespeare? ( Wikimedia Commons )

Pese a las numerosas versiones de la historia de Romeo y Julieta que precedieron a la de William Shakespeare, no se puede negar que fue su trabajo el que transformó esta historia de amor en una de las obras más grandiosas conocidas. El Poeta pudo haber tomado ideas descaradamente de Salernitano, Bandello y Brooke, pero la audiencia a la que presentó su obra grabó la historia en sus corazones y la difundió a lo largo y lo ancho de la Inglaterra Isabelina hasta el punto que los nombres de sus protagonistas acabaron siendo sinónimos del mantra “hechos el uno para el otro”. La pasión inmortal de Romeo Montesco y Julieta Capuleto y sus posteriores suicidios han hecho de su historia de amor algo inmortal, y sigue siendo a día de hoy una de las mayores inspiraciones para la moderna literatura romántica.

Imagen de portada: Romeo y Julieta por Ford Madox Brown, 1870 ( Wikimedia Commons )

Por Ryan Stone

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

Delahoyde, Michael. "The Tragical History of Romeus and Juliet." Washington State University . February 9, 2015. http://public.wsu.edu/~delahoyd/shakespeare/romeus.html

Salernitano, Masuccio. The Novellino of Masuccio (Lawrence and Bullen: London, 1895.)

"A Note About Adaptation and Source Texts for Romeo and Juliet ". Canadian Adaptations of Shakespeare Project. 2007.

"Luigi da Porto" extraído de The Italian Novelists. trans. Thomas Roscoe (Frederick Warne and Co.: London, 1900.) http://elfinspell.com/RoscoeLuigiDaPorto.html

"Novels of Massuccio Salernitano" extraído de The Italian Novelists. trans. Thomas Roscoe (Frederick Warne and Co.: London, 1900.) http://elfinspell.com/RoscoeMassuccio.html

Next article