Portada - Contemplando a los dioses entre las estrellas. Retrato de Jesucristo y cielo estrellado (Dominio público)

La paradoja de Jesús: ¿fueron los dioses de la mitología seres reales de carne y hueso?

(Leer articulo en una sola página)

Catedral del Pilar Viviente de Georgia: fresco del siglo XVII en el que Jesús aparece representado dentro del Zodiaco. Monasterio Vetitskhoveli, Mtskheta, Georgia. (CC BY-SA 4.0)

Catedral del Pilar Viviente de Georgia: fresco del siglo XVII en el que Jesús aparece representado dentro del Zodiaco. Monasterio Vetitskhoveli, Mtskheta, Georgia. ( CC BY-SA 4.0 )

La paradoja de Jesucristo

Jesús es el último salvador agrícola simbolizado por el sol. Pero su mito presenta una paradoja.

Según la teoría comúnmente aceptada, la mitología deriva de la astroteología, la “adoración de las estrellas”. Consiguientemente, la mayoría de los investigadores creen que los mitos pueden explicarse mediante observaciones celestes —como vemos en el caso de Jesucristo. Pero no todos los mitos pueden explicarse de esta manera. La paradoja es que, si la astroteología está en lo cierto, entonces Jesús es una mera alegoría, al igual que otras muchas figuras de salvadores celestiales. Sin embargo, si Jesús existió, como creen y afirman millones de personas, entonces la mitología debe tratarse en un contexto histórico. Esta perspectiva es conocida como Evemerismo, de Evémero, filósofo y mitógrafo en la corte de Casandro, rey de Macedonia en el siglo IV a. C.

Relieve votivo dedicado a Mitra por Evémero. (Codrin.B/CC BY-SA 3.0)

Relieve votivo dedicado a Mitra por Evémero. (Codrin.B/ CC BY-SA 3.0 )

Evémero creía que los dioses fueron seres reales de carne y hueso que existieron en el pasado sobre la tierra, en una época que se ha perdido para la historia. Ya va siendo hora de que nos tomemos en serio su perspectiva sobre los mitos. La astroteología continúa siendo una teoría, no una prueba. Nuestros ancestros más antiguos, de hecho, podrían haber superpuesto las hazañas de los dioses sobre los ciclos celestes para que sirvieran como memoria viva de un tiempo muy anterior al conocimiento de la escritura.

Imagen de portada: Contemplando a los dioses entre las estrellas. Retrato de Jesucristo y cielo estrellado. (Dominio público)

Autor: Priscilla Vogelbacher

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article