Portada - Foro Oval y Cardo Máximo de la antigua Gerasa, hoy Jerash, Jordania. (CC BY-SA 3.0)

Garshu, Gerasa, Jerash: la ciudad siempre cambiante del mundo antiguo

(Leer articulo en una sola página)

Hoy en día, Jerash es un pueblo relativamente poco llamativo situado en la actual Jordania, pero sus extensas y majestuosas antiguas ruinas revelan su pasado glorioso. Incluso por debajo de las ruinas existentes encontramos una historia de asentamiento permanente que se remonta a la época del Neolítico.

Jerash se originó en el antiguo Próximo Oriente como un pueblo llamado en un principio Garshu por sus habitantes. Más tarde se convirtió en la ciudad grecorromana de Gerasa, con calles planificadas dotadas de columnatas, templos consagrados a Zeus y Artemisa, y plazas del mercado entre otros elementos de las culturas helenística y romana. Terminó sus días como una ciudad islámica gobernada por los califas primero y los sultanes mamelucos después. Jerash ha sido a lo largo de la historia una ciudad siempre cambiante bajo el dominio de numerosas y muy diversas civilizaciones.

Calle con columnata en Jerash, Jordania. (CC0)

Calle con columnata en Jerash, Jordania. ( CC0)

La antigua Jerash

La evidencia más temprana de un asentamiento permanente y organizado en el lugar data del Neolítico. En el año 2017, dos cráneos, que podrían tener una antigüedad de hasta 9.500 años, fueron descubiertos cerca de las ruinas de Jerash. La expresión más antigua del asentamiento que se acabaría convirtiendo en Jerash fue la aldea de Garshu. La pre-helenística Garshu estaba habitada por un pueblo probablemente emparentado con los antiguos cananeos e israelitas. En este punto era, a lo sumo, una pequeña ciudad. Ésta pasó por las manos de varios imperios del Próximo Oriente sin causar demasiado revuelo.

Columnas corintias en las ruinas de Gerasa, la actual Jerash. (CC BY 2.0)

Columnas corintias en las ruinas de Gerasa, la actual Jerash. ( CC BY 2.0 )

En el siglo IV a. C., la región en torno a Garshu fue conquistada por Alejandro Magno . Después de su muerte en el año 323 a. C., el sur del Próximo Oriente, incluido Garshu, acabó formando parte del Egipto Ptolemaico. Durante los períodos helenístico y romano, la pequeña población fue refundada para convertirse en la ciudad de Gerasa. Ésta albergaba múltiples templos de estilo griego, grandes plazas del mercado no muy diferentes de otras presentes en numerosas ciudades helenísticas y romanas, y al menos dos teatros grecorromanos. Gerasa fue también la ciudad natal  del matemático griego Nicómaco de Gerasa, quien escribió importantes tratados de aritmética y filosofía neopitagórica. Vivió alrededor del 100 d. C.

El hipódromo romano de Jerash, Jordania. (CC BY-SA 3.0)

El hipódromo romano de Jerash, Jordania. ( CC BY-SA 3.0 )

Los templos en ruinas de la antigua Gerasa

Un importante templo de la ciudad de Gerasa era el templo de Artemisa, construido durante el reinado del emperador Antonino Pío (138 d. C. – 161 d. C.) en una colina prominente. El templo principal por el que es conocida la ciudad fue construido durante el reinado de Antonino Pío, alrededor del año 150 d. C., pero se han encontrado evidencias de uno anterior, un santuario más pequeño dedicado a Artemisa que ya existía en el 79 d. C. Este hecho indica que el culto a Artemisa era ya importante en la ciudad antes de la época de Antonino Pío. Además del templo a Artemisa se construyó un templo consagrado a Zeus, otra importante deidad de la ciudad, más al sur.

Templo de Artemisa en Jerash, Jordania. (CC BY 3.0)

Templo de Artemisa en Jerash, Jordania. ( CC BY 3.0 )

Además, durante la época romana, Gerasa se convirtió en una de las diez ciudades de la Decápolis, y fue finalmente incorporada a la provincia romana de Arabia en el 106 d. C. Fue en el período romano cuando la ciudad alcanzó su máximo apogeo. Hay pruebas de una fuerte romanización como evidencian la propia arquitectura de la ciudad y la estructura de sus plazas del mercado, no muy diferentes de los mercados de otras regiones más profundamente romanizadas del Imperio. Durante la época del Imperio romano tardío, Gerasa llegó a ser importante como centro cristiano, y la presencia cristiana en la ciudad perduró hasta bien entrado el período islámico.

Arco de Adriano en la entrada sur de la antigua Gerasa, hoy Jerash, Jordania. (CC BY-SA 3.0)

Arco de Adriano en la entrada sur de la antigua Gerasa, hoy Jerash, Jordania. (CC BY-SA 3.0 )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article