Portada - Piernas momificadas halladas en la tumba de la reina Nefertari, posiblemente pertenecientes a la propia reina, según demuestra una reciente investigación. La tumba de Nefertari, saqueada hace siglos, fue abierta en el Valle de las Reinas en el año 1904. Desde entonces se ha debatido entre los expertos en egiptología a quién pertenecían estas piernas momificadas.

Piernas momificadas sin identificar probablemente sean las de la reina Nefertari, favorita del faraón Ramsés II

(Leer articulo en una sola página)

En la actualidad no resultan muy agradables a la vista, pero este par de piernas momificadas se cree ahora que habrían pertenecido a una muy deseada reina del antiguo Egipto que habría sido enterrada en una elaborada y bellamente decorada tumba del Valle de las Reinas.

La reina Nefertari era la esposa favorita de un antiguo faraón egipcio, Ramsés II, como revelan el lujo y la belleza de su tumba. Se descubrieron un par de piernas momificadas en la tumba de Nefertari en el año 1904. Sin embargo, los investigadores nunca estuvieron seguros de si le habrían pertenecido a ella o si procedían de un segundo ocupante de la tumba. Una reciente investigación publicada en la revista PLOS One ha identificado provisionalmente las piernas como las de Nefertari.

Nefertari es famosa por su elaborada tumba y su posible ascendencia y linaje regios, procedentes del faraón Ay, quien habría sido su padre o abuelo. Nefertari fue la segunda esposa del faraón Ramsés II, y se casó con él cuando aún era príncipe heredero bajo el reinado de su padre Seti I. Ramsés II se casó asimismo con tres de las hijas que tuvo con Nefertari.

Citamos el artículo de PLOS One:

“Basándose en las inscripciones legibles/descifrables de un fragmento de pomo o tirador de fayenza hallado en su tumba, se dispararon las especulaciones,” leemos en el artículo, escrito por Michael E. Habicht en colaboración con un equipo de expertos médicos, científicos y arqueólogos. “La pieza presenta el nombre del trono ‘ Kheper-Kheperu-Ra’, y está por lo tanto vinculada al faraón Ay, quien reinó sobre Egipto después de Tutankamón durante algunos años. No obstante, Nefertari no ostentaba el título de ‘Hija de un Rey’ , lo que sugiere que probablemente no procediera del linaje real principal.

El pomo de fayenza en el que figura el nombre del trono de Kheper-Kheperu-Ra, o faraón Ay, posible abuelo de Nefertari. Este pomo fue descubierto en la elaborada tumba de la reina, una tumba que ya fue saqueada en la antigüedad. (PLOS One photo)

El pomo de fayenza en el que figura el nombre del trono de Kheper-Kheperu-Ra, o faraón Ay, posible abuelo de Nefertari. Este pomo fue descubierto en la elaborada tumba de la reina, una tumba que ya fue saqueada en la antigüedad. ( PLOS One photo )

En el artículo se afirma que las piernas momificadas datan aproximadamente del 1250 a. C. y pertenecieron a un individuo que murió a una edad de unos cuarenta años. Fueron descubiertas junto con objetos que “apuntan significativamente a que se trata de la tumba de la reina Nefertari”.

Nefertari, reina consorte, tuvo ocho hijos en total, cuatro niños y cuatro niñas. Sus hijos precedían a los de la reina Isisnofret en la línea sucesoria, pero la corona del faraón acabó siendo para Merenptah, hijo de Isisnofret.

La reina Nefertari asistió a la ceremonia de inauguración de Abu Simbel en el 24º año del reinado de su esposo, hacia el 1255 a. C. Desde entonces, desaparece de la historia. No acudió a las fastuosas celebraciones del 30º aniversario del reinado de Ramsés y probablemente murió en torno al 25º año de este reinado. Probablemente vivió entre 40 y 50 años.

En el artículo leemos asimismo que, tras la muerte de Nefertari, Ramsés II se casó con tres de las hijas que había tenido con ella: Bint-Anat, Merytamun y Nebettau.

Nefertari aparece representada en este relieve de Abu Simbel con un tamaño similar al de su esposo, un hecho que revela su importante estatus durante el reinado de Ramsés II. (PLOS One photo)

Nefertari aparece representada en este relieve de Abu Simbel con un tamaño similar al de su esposo, un hecho que revela su importante estatus durante el reinado de Ramsés II. ( PLOS One photo )

El objetivo de la investigación del equipo era responder a la pregunta que llevaba largo tiempo cociéndose a fuego lento entre los egiptólogos: ¿son estas piernas las de la reina Nefertari?

La conclusión de los investigadores es que probablemente lo sean, aunque también se barajan otras hipótesis:

  • Son los restos de una de sus hijas. Probabilidad: considerablemente baja porque sus hijas tenían sus propias tumbas en el Valle de las Reinas.
  • Son los restos del enterramiento secundario de otro personaje del Tercer Período Intermedio. En ocasiones las tumbas se reutilizaban. Conclusión: improbable.
  • Estos restos proceden de otro enterramiento y llegaron en algún momento arrastrados por las aguas. Conclusión: poco probable, ya que esta tumba se encuentra a mayor altura que las que hay a su alrededor.

Las piernas momificadas y algunos objetos de Nefertari se encuentran expuestos en el Museo Egipcio de Turín (Italia), siendo italianos algunos de los investigadores autores del reciente estudio.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article