Portada - Casco de uno de los barcos de Nemi recuperados en los años 20. Museo de Ciencia y Tecnología de Milán. (Dominio público)

Orgías sexuales y juegos extravagantes: la búsqueda de la mayor embarcación de recreo del emperador Calígula

(Leer articulo en una sola página)

Calígula reinó como emperador romano durante apenas cuatro años, entre el 37 y el 41 d. C., pero los relatos de las crueldades perpetradas por su mente perversa lo han convertido en uno de los emperadores romanos más famosos. Algunas de las atrocidades de este loco emperador se habrían escenificado a bordo de embarcaciones de recreo, sobre las aguas de un apacible lago de origen volcánico ubicado en los montes Albanos, unas 20 millas al sureste de Roma.

Ahora, un equipo de investigadores italianos está trabajando para intentar recuperar los restos de una de aquellas famosas naves donde Calígula celebraba sus orgías, hundida muy probablemente en el lago Nemi. De conseguir encontrarla, supondría un importantísimo descubrimiento.

Los barcos de Calígula

En la década de los años 20 del pasado siglo, el dictador italiano Benito Mussolini ordenó que se recuperasen otras dos embarcaciones flotantes de Calígula, denominadas precisamente barcos de Nemi, drenando para ello el lago homónimo. Sin embargo, ambas naves fueron destruidas durante la Segunda Guerra Mundial a causa de un incendio de origen desconocido. Pero lo que sí se ha podido conservar en un museo han sido algunos de los fascinantes objetos hallados en el transcurso de las operaciones de rescate y encontrados también en las redes de los pescadores.

Elementos decorativos de los barcos de Nemi recuperados en 1895: una barandilla de bronce (CC BY SA 2.0), una cabeza de bronce (Miguel Hermoso Cuesta/ CC BY SA 3.0 ), y anillas de latón. Éstas últimas se ajustaban en los extremos de las vigas en voladizo sobre las que se apoyaban cada uno de los puestos de remeros de la ‘seconda nave’. (CC BY SA 3.0)

Elementos decorativos de los barcos de Nemi recuperados en 1895: una barandilla de bronce (CC BY SA 2.0), una cabeza de bronce (Miguel Hermoso Cuesta/ CC BY SA 3.0 ), y anillas de latón. Éstas últimas se ajustaban en los extremos de las vigas en voladizo sobre las que se apoyaban cada uno de los puestos de remeros de la ‘seconda nave’. (CC BY SA 3.0)

Las autoridades italianas de diversos organismos están colaborando en la búsqueda de una de estas embarcaciones, realmente gigantesca (podría medir hasta 122 metros de eslora según Seeker.com), y que podría seguir sumergida. Las otras dos medían unos 76 y 70 metros de eslora, respectivamente. Fueron construidas para replicar las embarcaciones de recreo que navegaban por el Nilo en el antiguo Egipto. Leemos además en Atlas Obscura que estos barcos disponían de agua corriente, mosaicos, bronces e incrustaciones de marfil.

Los investigadores, entre los que se halla Luigi Dattola, miembro de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Calabria, están utilizando escáneres de alta tecnología para examinar el fondo del lago Nemi, cuya profundidad es de unos 30 metros.

Investigador italiano inspecciona el fondo del lago Nemi en busca de uno de los palacios de placer flotantes de Calígula. (Fotografía: Luigi Dattola)

Investigador italiano inspecciona el fondo del lago Nemi en busca de uno de los palacios de placer flotantes de Calígula. (Fotografía: Luigi Dattola)

Los historiadores creen que los antiguos romanos hundieron los barcos de Nemi en un intento de borrar todo recuerdo de Calígula. Éste, llamado de hecho Cayo César Germánico, era tan perverso y violento que los miembros del Senado romano y su propia Guardia Pretoriana le asesinaron en el año 41 d. C.

Calígula, un emperador fuera de lo normal

¿Qué hizo este hombre para ganarse la reputación de ser aún más perverso que su trastornado sobrino, el emperador Nerón?

Algunas de sus travesuras parecen simples caprichos, aunque costosos. Por ejemplo, en el año 40 d. C. emprendió una campaña militar en el Canal de la Mancha en la que dio orden a sus tropas de que “saquearan el mar”, recogiendo conchas marinas y guardándolas en sus cascos.

No obstante, también adoptó medidas positivas, como cuando ordenaba la construcción de acueductos, puertos, teatros y templos.

Otras decisiones resultaban sencillamente descabelladas, como su intención de nombrar senador a su caballo favorito. Fue asesinado antes de poder conseguirlo.

Calígula come con su caballo. (Yo amo la Historia)

Calígula come con su caballo. (Yo amo la Historia)

Pero Calígula también ocasionó grandes males, y se rumoreaba que se habría acostado con sus tres hermanas, además de cortar la lengua a algunos como castigo, matar a todo aquél que le molestara y obligar a senadores a correr largas distancias delante de su carro. Mantuvo relaciones sexuales con las esposas de algunos aliados de Roma, una práctica sin duda contraria a los intereses de la diplomacia del Estado.

History.com nos ofrece una muestra de algunas de las extrañas prácticas de Calígula:

“Calígula era alto, pálido, y tan velludo que decretó que fuera delito capital mencionar a una cabra en su presencia. Trabajó para acentuar su natural fealdad practicando terroríficas expresiones faciales en el espejo. Pero literalmente retozaba en el lujo, habiéndose revolcado al parecer sobre montones de monedas y bebiendo perlas preciosas disueltas en vinagre. Continuaba con sus juegos infantiles de disfrazarse, vistiendo extrañas ropas, zapatos de mujer, lujosos complementos y pelucas—ansioso, según su biógrafo Dión Casio, por “aparentar ser algo más que un ser humano y un emperador.”

Su biógrafo Suetonio nos informa de que Calígula a menudo decía a sus interlocutores: “Recordad que tengo el derecho de hacer lo que quiera a quien quiera.” Y también: “que me odien, mientras me teman.”

Las autoridades italianas examinarán las imágenes del fondo del lago obtenidas mediante escáner a lo largo del próximo mes de junio antes de decidir cómo proceder en el que podría ser el gran descubrimiento de la historia y la arqueología italianas para este año.

Imagen de portada: Casco de uno de los barcos de Nemi recuperados en los años 20. Museo de Ciencia y Tecnología de Milán. (Dominio público)

Autor: Mark Miller

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article