Portada-Excavaciones en curso en Longvek, antigua capital de Camboya tras la caída de Angkor en el siglo XV. (Universidad Flinders)

La edad oscura tras la caída de Angkor: excavaciones en la antigua ciudad camboyana de Longvek

(Leer articulo en una sola página)

Desde que los siameses (antiguos tailandeses) saquearon Angkor en el año 1431, se ha creído hasta hace poco que Camboya se hundió durante siglos en una edad oscura de aislamiento en la nueva capital que fundó su pueblo, llamada Longvek. Pero los arqueólogos que se encuentran trabajando en las ruinas de esta antigua ciudad aseguran que no es casualidad que se construyera a orillas del río Mekong y cerca de su desembocadura, ya que este hecho les habría permitido comerciar con otros pueblos de la región.

Los investigadores que están realizando las primeras excavaciones han descubierto en las ruinas de Longvek porcelana procedente de China, Japón, Vietnam y Tailandia, como podemos leer en este artículo del Phnom Penh Post. También encontraron un taller de metalurgia del bronce y sólidas murallas de tierra.

“Arqueólogos, historiadores, turistas y el público en general: todo el mundo tiende a centrarse en la ‘edad de oro’ de Angkor, y cuando visitas Angkor entiendes el porqué,” ha declarado al Phnom Penh Post Martin Polkinghome, investigador de la Universidad Flinders de Australia y miembro del equipo que se encuentra realizando las excavaciones en Longvek, del que forman parte especialistas del Ministerio de Cultura Camboyano, la Universidad Flinders y el Instituto Nara de Japón. Polkinghome añade a continuación: “Pero por supuesto la historia de Camboya continuó y estuvo íntimamente ligada al comercio internacional.”

El Dr. Polkinghome ha afirmado que la economía de Longvek, y por extensión la de Camboya, estaban basadas en la exportación de productos de la jungla, entre ellos maderas nobles y pieles de animales. El equipo halló porcelana de la dinastía Ming del siglo XVI en el palacio de Longvek.

Por otro lado, el Dr. Polkinghome observa que su equipo es el primero que ha realizado excavaciones en Longvek. También advierte que la extensión de la urbanización de Phnom Penh constituye una amenaza para el yacimiento. La moderna capital de Camboya está a unos 50 kilómetros (31 millas) de Longvek, que no es un espacio protegido para su conservación como Angkor. Angkor se encuentra en la provincia de Siem Reap, mientras que las ruinas de Longvek están en la provincia de Kampong Chhnang.

Cerámica hallada en el yacimiento camboyano de Krang Kor. (Instituto Nacional Nara de Investigación de Propiedades Culturales)

Cerámica hallada en el yacimiento camboyano de Krang Kor. ( Instituto Nacional Nara de Investigación de Propiedades Culturales )

En la web Cambodia Picture Tour podemos leer que Longvek fue la capital de Camboya entre los años 1529 y 1593. El rey Khmer Chan Reachea inició su construcción en 1527 en un rectángulo de 2 kilómetros por 3 kilómetros (1,2 por 1,8 millas). Por su parte, el rey Ang Chan edificó el palacio en 1553.

En el blog Cambodiaub se explica además que Longvek significa “cruce de caminos” o “intersección,” y que los extranjeros conocieron Camboya por ese nombre durante un tiempo. Este blog también describe el conflicto que condujo a la fundación de Longvek: la guerra civil entre Sdech Kan y Ponhea Chan. Ponhea Chan salió victorioso y se convirtió en rey de Camboya. Exploradores portugueses y españoles, entre ellos Blas Ruis de Hernán González, también visitaron el reino en esta época, durante el siglo XVI.

El rey Satha de Longvek dio la bienvenida a los extranjeros e hizo amistad con el explorador portugués Diego Beloso. Poco después de su encuentro, en 1593, el rey Naresuán de Siam conquistó Longvek.

Comparados con los magníficos arte y arquitectura de la antigua capital de Angkor Wat, podría parecer como si a la nueva capital, Longvek, le hubiese tocado presidir una época oscura. Pero las recientes investigaciones llevadas a cabo en Longvek demuestran que los camboyanos siguieron comerciando con otras naciones de Asia Oriental, y que presentaban otros rasgos propios de una civilización. En este relieve de Angkor podemos observar una escena de batalla en la que aparece un elefante. (Manfred Werner/CC BY SA 3.0)

Comparados con los magníficos arte y arquitectura de la antigua capital de Angkor Wat, podría parecer como si a la nueva capital, Longvek, le hubiese tocado presidir una época oscura. Pero las recientes investigaciones llevadas a cabo en Longvek demuestran que los camboyanos siguieron comerciando con otras naciones de Asia Oriental, y que presentaban otros rasgos propios de una civilización. En este relieve de Angkor podemos observar una escena de batalla en la que aparece un elefante. ( Manfred Werner/CC BY SA 3.0 )

“Esta conquista cambió la suerte del reino y provocó su declive,” leemos en el blog. “En el período histórico que siguió a continuación, Camboya se convirtió en un peón en las luchas de poder entre dos vecinos cada vez más poderosos: Siam y Vietnam. En 1618, la capital de Camboya fue trasladada de nuevo, esta vez a Oudong.”

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article