Portada - Inscripción jeroglífica luvita realizada por el Gran Rey de Mira Kupanta-Kurunta en torno al 1180 a. C. (Luwian Studies)

Inscripción de piedra de hace 3.200 años narra historia relacionada con los Pueblos del Mar y un príncipe troyano

(Leer articulo en una sola página)

Un grupo de arqueólogos suizos y holandeses ha anunciado el redescubrimiento de una inscripción jeroglífica luvita de 29 metros de longitud que supuestamente narra la historia de los misteriosos "Pueblos del Mar" y un príncipe guerrero troyano en el Mediterráneo Oriental. Según los expertos, la pieza presenta la inscripción jeroglífica más larga conocida de la Edad del Bronce.

Una de las inscripciones jeroglíficas más largas conocidas podría haber sido descifrada

Live Science informa de que la misteriosa piedra de 3.200 años de antigüedad fue grabada en un lenguaje olvidado llamado luvio, que menos de dos docenas de personas entienden en todo el mundo. Uno de estos expertos es Fred Woudhuizen, un académico independiente que afirma haber sido capaz de descifrar el significado de la larga y elaborada inscripción. Según Woudhuizen, la inscripción narra la historia de un príncipe troyano llamado Muksus y sus hazañas militares, mientras que también menciona la enigmática confederación de los «Pueblos del Mar"(que también aparece en otras inscripciones). La traducción continúa afirmando que Mira, situada en lo que hoy es Turquía occidental y controlada por la propia Troya, estaba bajo el domino de un rey llamado Kupanta-kuruntas. El príncipe troyano Muskus, por su parte, encabezó una expedición naval a Mira que conquistó Ascalón, ubicada en lo que hoy es Israel, y construyó una fortaleza allí, según la traducción realizada por Woudhuizen.

Copia de la inscripción luvita realizada por James Mellaart (imagen: James Mellaart/Luwian Studies)

Copia de la inscripción luvita realizada por James Mellaart (imagen: James Mellaart/ Luwian Studies )

El texto también nos habla de cómo el rey Kupanta-kuruntas ascendió al trono de Mira. Después de que un rey troyano llamado Walmus fuera derrocado, el rey Mashuittas, padre de Kupanta-kuruntas, tomó el control de Troya. Mashuittas restableció rápidamente a Walmus en el trono de la famosa ciudad de la Edad del Bronce a cambio de su lealtad a Mira. Una vez que su padre murió, Kupanta-kuruntas se convirtió en rey de Mira, aunque nunca fue el rey oficial de Troya. El antiguo soberano, en cambio, se describe a sí mismo en el texto –siempre según Woudhuizen– como un guardian de Troya que pide a los futuros reyes que protejan a Wilusa (antiguo nombre de Troya) como hizo el gran rey de Mira.

El descubrimiento original

Debemos observar aquí que el descubrimiento de la inscripción jeroglífica luvita de 29 metros de largo tuvo lugar hace casi 140 años. Cuando en 1878 unos aldeanos de Beyköy, pequeño pueblo situado en el distrito central de la provincia turca de Düzce –descubrieron este peculiar elemento de gran tamaño hecho pedazos en el suelo, no podían imaginar la enorme importancia arqueológica del hallazgo, tal y como informa Live Science . A pesar de que la pieza se encontraba inscrita con pictogramas ilegibles y garabatos, los campesinos locales decidieron utilizar las piedras como material de construcción para los cimientos de su mezquita. Por suerte para la arqueología, no obstante, el arqueólogo francés Georges Perrot logró copiar cuidadosamente la inscripción antes de que el valioso hallazgo fuese destruido por completo.

Varios expertos se muestran escépticos respecto a la autenticidad de la inscripción

Muchos críticos ya han cuestionado la autenticidad de la inscripción. Una de las razones por la que tantos expertos siguen siendo escépticos al respecto es que la propia inscripción ya no existe, habiendo siendo destruida en el siglo XIX. Sin embargo, registros de la inscripción, incluyendo una copia de la misma, fueron encontrados en la finca de James Mellaart, un arqueólogo condecorado que murió en el año 2012.

Podemos ver al polémico arqueólogo británico James Mellaart en el centro de esta fotografía, fumando un cigarrillo en el asentamiento neolítico turco de Çatalhöyük. (CC BY-SA 3.0)

Podemos ver al polémico arqueólogo británico James Mellaart en el centro de esta fotografía, fumando un cigarrillo en el asentamiento neolítico turco de Çatalhöyük. ( CC BY-SA 3.0 )

Como informa Live Science , según las notas de Mellaart la inscripción fue copiada en 1878 por un arqueólogo francés llamado Georges Perrot, como ya hemos mencionado. Poco después la inscripción fue utilizada como material de construcción para una nueva mezquita. Las autoridades turcas buscaron en el pueblo y descubrieron tres tablillas de bronce inscritas que hoy están desaparecidas. El contenido de estas tablillas de bronce nunca se hizo público, y por esta razón los arqueólogos no saben lo que había escrito en ellas. Un experto llamado Bahadır Alkım redescubrió los dibujos de la inscripción realizados por Perrot e hizo una copia de ellos, que Mellaart posteriormente copiaría y de la cual el equipo suizo-holandés descifró el texto.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article