Portada - Los arqueólogos creen que ésta es la cabeza de una estatuilla que representaría a un poderoso personaje que vivió en Israel hace 2.800 años. Fuente: Gaby Laron/Universidad Hebrea de Jerusalén

Descubierta en Israel cabeza de una estatuilla de hace 2.800 años que podría representar a un rey bíblico olvidado

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de arqueólogos afronta actualmente el misterio de una identidad olvidada. Están intentando descubrir el nombre oculto tras un rostro de hace 2.800 años hallado en la antigua ciudad de Abel Beth Maacah, situada en el norte de Israel. Los investigadores están perplejos ante la cabeza de una estatua que podría constituir un retrato hecho a la semejanza de un rey bíblico.

La cabeza es una pequeña pieza de 2 por 2,2 pulgadas (5,1 por 5,6 centímetros) que los arqueólogos creen que en el pasado habría pertenecido a una estatuilla que mediría aproximadamente entre 8 y 10 pulgadas (de 20 a 25 cm) de altura, según Live Science. Es la representación de un hombre que tenía pelo largo negro, barba negra, ojos almendrados y una diadema de colores amarillo y negro. Su expresión retrata la imagen de alguien que tenía autoridad y exigía respeto.

 

La Universidad Azusa Pacific, que envió al equipo a excavar el yacimiento israelí de Abel Beth Maacah, ha informado de que la cabeza de la estatuilla fue hallada en un antiguo edificio, posiblemente administrativo. Robert Mullins, de la Universidad Azusa Pacific, describía el descubrimiento:

“En una de las habitaciones hemos encontrado la maravillosa cabeza de una figurita de un hombre barbudo con sus cabellos peinados hacia atrás y con una diadema o cinta atada en su parte posterior. La cabeza está hecha de fayenza (un tipo de cerámica vidriada). En el pasado estuvo adosada a un cuerpo que desde entonces se perdió. Sabíamos que la cabeza no pertenecía a una deidad, ni representaba a un israelita o fenicio. Así pues ¿quién era?”

Mullins declaraba a Live Science que la ubicación y la alta calidad de la talla de la cabeza sugieren que la estatuilla debía representar a un miembro de la élite de Abel Beth Maacah: “Conjeturamos que probablemente fuese un rey, pero no tenemos forma de demostrarlo”, reconocía Mullins.

Mario Tobia, estudiante de la Escuela Azrieli de Ingeniería de Jerusalén, encontró la cabeza de esta figura en su primer día en las excavaciones. (Universidad Azusa Pacific)

Mario Tobia, estudiante de la Escuela Azrieli de Ingeniería de Jerusalén, encontró la cabeza de esta figura en su primer día en las excavaciones. (Universidad Azusa Pacific)

Pero este hecho no ha impedido a Mullins valorar a qué rey (en caso de que realmente lo fuera) podría representar la cabeza:

“A pesar de la apariencia pequeña e inofensiva de la cabeza, nos ofrece una oportunidad única de mirar a los ojos de un personaje famoso del pasado; un pasado custodiado en el Libro de las Edades. Dado que la cabeza fue hallada en una ciudad que se encontraba en la frontera de tres diferentes reinos antiguos, no sabemos si podría representar al rey Ajab de Israel, el rey Hazael de Aram-Damasco o el rey Itobaal de Tiro, monarcas conocidos por la Biblia y otras fuentes. La cabeza representa un enigma regio.”

Un historiador del arte que examinó la pequeña cabeza ha sugerido que representa a un rey u otro funcionario importante arameo. Sin embargo, Mullin entiende que será necesario llevar a cabo nuevas investigaciones antes de que esa afirmación pueda convertirse en conclusión definitiva.

En cualquier caso, la idea resulta intrigante para Mullin, quien escribe al respecto que, “Si se demuestra que la cabeza representa a un arameo, esto sugeriría que la población local aramea continuó viviendo allí como ciudadanos israelitas mucho tiempo después de que Abel Beth Maacah cayera bajo la influencia del Reino Unificado y el reino del norte de Israel.”

Los investigadores obtuvieron una franja temporal comprendida entre los años 902 a. C. y 806 a. C. cuando algunos materiales hallados cerca de la cabeza esculpida fueron datados por radiocarbono. Mullins señalaba que Abel Beth Maacah cambió de manos muchas veces durante aquel período, ya que estaba en la frontera de los reinos de Israel, Tiro y Aram-Damasco.

Tal vez pueda obtenerse más información cuando las excavaciones se reanuden este próximo verano en el antiguo edificio administrativo del yacimiento arqueológico de Abel Beth Maacah.

Vista aérea de las excavaciones realizadas en el año 2015 en el yacimiento arqueológico de Abel Beth Maacah. (Tel Abel Beth Maacah Excavations/CC BY SA 4.0)

Vista aérea de las excavaciones realizadas en el año 2015 en el yacimiento arqueológico de Abel Beth Maacah. (Tel Abel Beth Maacah Excavations/CC BY SA 4.0)

La intrigante pieza ha despertado un gran interés. De hecho, se ha convertido en objeto de debate para el 44º Congreso Arqueológico Anual de la Universidad Ben-Gurion del Néguev, en tema de un artículo que será publicado este mes en la revista Near Eastern Archaeology (“Arqueología del Próximo Oriente”), y supone además una fascinante adición a la colección del Museo de Israel de Jerusalén.

Imagen de portada: Los arqueólogos creen que ésta es la cabeza de una estatuilla que representaría a un poderoso personaje que vivió en Israel hace 2.800 años. Fuente: Gaby Laron/Universidad Hebrea de Jerusalén

Autor: Alicia McDermott

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article