Portada - El yacimiento está siendo cuidadosamente excavado a fin de poder recuperar los mosaicos dentro del plazo previsto. (Fotografía: © Jean-Louis Bellurget, INRAP)

Arqueólogos trabajan contrarreloj para recuperar antiguos mosaicos romanos descubiertos en Francia

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de arqueólogos ha descubierto recientemente las ruinas de un suntuoso palacio romano del siglo IV en Auch, una comuna del sudoeste de Francia. El equipo afirma estar impaciente por excavar el yacimiento en lo que constituye toda una batalla contra el tiempo.

Propietario descubre por casualidad las impresionantes ruinas romanas

Como informa el diario online Connexion , el palacio hallado recientemente se encontraba desierto desde hacía más de 1.600 años, y estaba situado cerca del centro de la antigua ciudad romana de Augusta Auscorum, capital de la provincia de Novempopulanie próxima a la moderna ciudad francesa de Auch. El antiguo palacio ha sido descubierto por el propietario del terreno, quien estaba cavando zanjas para construir los cimientos de una nueva casa. No podía imaginar que, apenas 50 centímetros bajo la superficie de la tierra en la que estaba cavando, descubriría impresionantes ruinas de dos metros de espesor pertenecientes a un antiguo palacio aristocrático romano que poseía lujosos baños privados y vistosos mosaicos en sus suelos.

Excavaciones de la domus de la era imperial romana hallada recientemente en Auch. (Fotografía: © Jean-Louis Bellurget, INRAP)

Excavaciones de la domus de la era imperial romana hallada recientemente en Auch. (Fotografía : © Jean-Louis Bellurget , INRAP)

Los arqueólogos actúan contrarreloj

Poco después de haber notificado el propietario del terreno el hallazgo a las autoridades arqueológicas locales, el Institut National de Recherches Archéologiques Préventives (INRAP) inició las tareas destinadas a desvelar la historia y el origen de la lujosa vivienda aristocrática. Por otro lado, el equipo de arqueólogos no dispone de mucho tiempo para realizar su investigación, ya que el terreno debe ser devuelto a su propietario antes de que acabe el próximo mes de septiembre. Los arqueólogos estiman que las ruinas datan de entre los siglos I d. C. y V d. C., ya que al parecer el edificio fue reconstruido en muchas ocasiones: “En un principio era una vivienda privada. En su época era un edificio con muros de tierra,” comentaba en declaraciones recogidas por Connexion Pascal Lotti, arqueólogo del INRAP y jefe científico de las excavaciones, añadiendo a continuación que “En el siglo II, el catastro (documento de registro de la propiedad) fue modificado, y en el transcurso del siglo III se erigió esta magnífica casa, que sería sometida a dos importantes remodelaciones, como evidencian los tres niveles identificados por los investigadores.”

Excavaciones de los suelos de la antigua domus, mosaicos romanos del siglo IV (Fotografía: © Jean-Louis Bellurget, INRAP)

Excavaciones de los suelos de la antigua domus, mosaicos romanos del siglo IV (Fotografía: © Jean-Louis Bellurget , INRAP)

Impresionantes mosaicos asombran a los arqueólogos

El equipo de arqueólogos ha quedado particularmente impresionado por los grandes, sugerentes y coloridos mosaicos, que está previsto sean retirados a lo largo del presente mes. Los mosaicos presentan diversos motivos geométricos y florales, hojas de hiedra, laurel y acanto; frisos con olas, otros con patrones de forma oval, separados por tridentes; octógonos con flores de cinco pétalos y cuadrados separados por trenzas de tres hebras. Un impresionado Lotti no podía ocultar su entusiasmo en sus declaraciones a Connexion “No era solo una vivienda. Era también un lugar de representación, de modo que tuvo que ser bastante imponente,” afirmaba. Los mosaicos estaban considerados una elegante tipo de obra artística tanto por griegos como por romanos, quienes reunían para confeccionarlos pequeñas piezas de vidrio coloreado, cerámica, piedra u otros materiales con los que daban forma a la imagen deseada. Los mosaicos se convirtieron en una obra de arte especialmente popular durante la época del Imperio romano, aunque fueron utilizados también tanto antes como después de este período.

Figura de un cántaro de grandes asas en uno de los mosaicos recientemente descubiertos en el sur de Francia (Fotografía: © Jean-Louis Bellurget, INRAP)

Figura de un cántaro de grandes asas en uno de los mosaicos recientemente descubiertos en el sur de Francia (Fotografía: © Jean-Louis Bellurget , INRAP)

Una moneda revela la antigüedad de la Domus aristocrática

Los arqueólogos no tuvieron muchas dificultades a la hora de datar la antigüedad del palacio, ya que el descubrimiento de una moneda con la efigie del emperador Constantino I (272 d. C. – 337 d. C) les permitió concluir que la domus vio la luz con posterioridad al año 330 d. C. La lujosa residencia poseía además dos sistemas de calefacción subterráneos, una técnica que fue empleada por primera vez por los minoicos y fue más tarde desarrollada por los romanos. Apenas a un paso de las excavaciones se encontraron nuevos mosaicos, con toda probabilidad pertenecientes a una fase anterior de la casa. Y la cosa no quedó ahí, ya que en un nivel aún más profundo se descubrió un tercer mosaico adornado con cuatro teselas negras que formaban una cruz.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article