Portada-antiguo mástil desenterrado por los arqueólogos que están trabajando en el Yacimiento Arqueológico de Sungai Batu, cerca de Semeling, en Malasia. Los restos de estos barcos hundidos en el lodo, descubiertos en la antigua Kedah Tua, podrían obligar a los historiadores a reescribir la historia del Sudeste Asiático. Captura de pantallla obtenida en YouTube, The Star Online.

Antiguos restos de barcos de hace miles de años podrían reescribir la historia del Sudeste Asiático

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de arqueólogos ha descubierto antiguos restos de barcos hundidos en el lodo en el yacimiento de una antigua ciudad de Malasia llamada Kedah Tua. La investigación de estos restos podría obligar a los historiadores a reescribir la historia del Sudeste Asiático. Estos barcos podrían ser unos 2.000 años anteriores a la antigua ciudad camboyana de Angkor Wat, que en sí ya tiene más de 1.000 años de antigüedad.

Los restos fueron detectados por medio de un georradar, que permitió a los arqueólogos revelar las siluetas de más de cinco barcos enterrados a una profundidad de entre cinco y diez metros bajo el suelo en el Yacimiento Arqueológico de Sungai Batu, cerca de Semeling. Según informa New Straite Times en su edición digital, el yacimiento podría pertenecer a una de las civilizaciones más antiguas de la región .

Los restos de los barcos recién descubiertos podrían ser unos 2.000 años anteriores al famoso complejo de Angkor Wat. (Creative Commons)

Los restos de los barcos recién descubiertos podrían ser unos 2.000 años anteriores al famoso complejo de Angkor Wat. ( Creative Commons )

La longitud de los barcos va de 12 a 15 metros. Yacen sobre el lodo del terreno en lo que ahora es una plantación de palma aceitera, con las puntas de sus mástiles aún visibles. Junto a numerosas ruinas de embarcaderos, los restos indican que el lugar formó parte de una antigua ciudad en la que el hierro se fundía y se refinaba a escala industrial, antes de ser vendido a los mercaderes que lo cargaban y transportaban en sus barcos. Nadie sabe por el momento quién vivía en la ciudad, o quién la gobernaba, pero el hallazgo de un monumento circular indica alguna forma de observancia religiosa o ceremonial.

Maqueta de antigua arquitectura Kedah, un santuario religioso llamado “Candi”. Public Domain

Maqueta de antigua arquitectura Kedah, un santuario religioso llamado “Candi”. Public Domain

“Esto fue en el pasado un río con una anchura de unos 100 metros y una profundidad de 30 metros”, explicó Azman Abdullah, en declaraciones a The Star , un periódico Malayo que se empezó a publicar en 1971. “Ahora es un humedal pantanoso.”

El primer barco fue identificado en el 2011, cuando quedaron al descubierto restos de madera de su mástil cerca de las ruinas de un embarcadero. El mástil tenía una longitud de 2 metros y estaba en posición horizontal, aunque en un buen estado de conservación. Sin embargo, el foso que había cavado el equipo se derrumbó en el año 2012, y ahora se encuentra completamente lleno de agua, aunque los arqueólogos aún se sumergen en él para comprobar que el mástil se encuentra en buenas condiciones.

Se han encontrado también en el yacimiento fragmentos de roca de color pardo o negruzco. Son escorias de hierro datadas entre el 487 a. C. y el 110 d. C., que indican que esta civilización ya se dedicaba profusamente a la producción de hierro desde mucho antes de que surgiera el Sultanato de Kedah en 1136.

Construido en el siglo VI d. C., Candi Bukit Batu Pahat es el más conocido antiguo templo Hindú descubierto en el Valle de Bujang, en Kedah, Malasia. (CC BY-SA 2.0)

Construido en el siglo VI d. C., Candi Bukit Batu Pahat es el más conocido antiguo templo Hindú  descubierto en el Valle de Bujang, en Kedah, Malasia. ( CC BY-SA 2.0 )

El problema principal de los arqueólogos malayos es que no cuentan con los fondos suficientes como para llevar a cabo una investigación exhaustiva.

“Según nuestros cálculos, el coste de las obras necesarias para excavar el primer barco sería como mínimo de 1 millón de Ringgits” (poco más de 200.000 €), explicó el profesor Dr. Mokhtar Saidin, director del Centro de Investigación Arqueológica Global de la Universidad de Ciencias de Malasia , y director del equipo que está realizando las excavaciones en Sungai Batu. “Es una cantidad difícil de reunir para una investigación arqueológica.”

El profesor Mokhtar añadió que sacar el barco a la superficie permitiría a los arqueólogos investigar sus orígenes. Explicó asimismo que los embarcaderos del antiguo río demuestran que había una fuerte demanda de hierro. El hierro estaba siendo producido por los fundidores de la ciudad, que según la datación basada en las lecturas recogidas mediante Luminiscencia Ópticamente Estimulada (LOE) tiene una antigüedad de unos 2.500 años. Esto significa que ya había un próspero centro de población mucho antes de que llegaran el Hinduismo, el Budismo, el Cristianismo y el Islam a la región.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article