Aspecto de algunas de las pintaderas plasmadas sobre la pared de la Cueva Pintada de Gáldar. (Wikimedia Commons)

La Cueva Pintada de Gáldar: uno de los muchos tesoros canarios

(Leer articulo en una sola página)

Gran Canaria , una de las siete islas principales que conforman el archipiélago español de las Islas Canarias , es en realidad un pequeño continente en miniatura. Un territorio en el que se mezclan siglos de historia con modernidad cosmopolita, espacios naturales de gran belleza y tradiciones culturales ancestrales.

Situada en el Océano Atlántico, próxima a las costas africanas, frente a Marruecos y el Sahara Occidental, Gran Canaria acoge en su seno, una maravilla arqueológica rebosante de misterios: La Cueva Pintada de Gáldar.

AGÁLDAR Y GÁLDAR

Agáldar fue sede de Gáldar, uno de los guanartematos o reinos más importantes de la isla, antes de la llegada de los conquistadores castellanos durante los siglos XIV y XV. El topónimo GÁLDAR es la derivación directa de su formula original AGÁLDAR, cuya raíz etimológica contiene el morfema G-D relacionado con el radical " IGDAR", que a su vez tiene dos cabeceras semánticas:

-FORTALEZA, PROMINENCIA , que se relaciona con el sitio aludiendo a su montaña.

-REGIA, REAL , donde está la tienda o la casa del Rey que coincide con su denominación de "Ciudad de los Reyes o de los Guanartemes".

En síntesis el topónimo AGÁLDAR podría traducirse como " LA REAL CIUDAD ".

La isla de Gran Canaria, en una fotografía tomada vía satélite (Wikimedia Commons)

La isla de Gran Canaria, en una fotografía tomada vía satélite ( Wikimedia Commons )

EL DESCUBRIMIENTO

Los primeros indicios del descubrimiento de la Cueva Pintada nos llevan hasta el año 1862, aunque, en realidad, el hallazgo se suele datar un poco después, en 1873.

Fue un campesino, José Ramos Orihuela, el que se topó con la cueva cuando, al trabajar sus tierras, un derrumbe dejó al descubierto un profundo agujero: una cueva artificial, excavada en la roca volcánica, se aparecía ante sus ojos decorada con motivos geométricos y policromada, sobre todo, en tonos rojos, negros y blancos.

A partir de ese instante, el lugar se convirtió en parada obligatoria para los científicos y viajeros más importantes de la época como René Vernau , Chil y Naranjo o la británica Olivia Stone .

DESIDIA INSTITUCIONAL Y TOMA DE CONCIENCIA

A finales del siglo XIX se produjo una temprana toma de conciencia de ciertos sectores de la sociedad canaria alzando sus voces para recalcar la extraordinaria relevancia de dicho hallazgo y defender su conservación. Así, el cronista Batllori y Lorenzo , a través de las columnas de la revista " El Museo Canario ", lanzó una llamada desesperada para la protección de la Cueva Pintada bajo el lapidario título de " Mi última tentativa ".

A lo largo del siglo XX continuaron las críticas a la desidia institucional, pero es sobre todo a partir del año 1967, cuando se inicia una campaña de prensa en favor de la recuperación de este enclave.

Ante el progresivo deterioro de las pinturas, la Comisaría General de Excavaciones Arqueológicas emprendió en 1970 las obras de protección y aislamiento de las humedades que estaban afectando a los dibujos. Se iniciaron así las labores de limpieza y desescombro que dejaron al descubierto no una simple cueva, sino todo un grupo de grutas que, rodeando a la cámara decorada, formaban un conjunto único.

Mapa mostrando la situación geográfica del archipiélago de las Islas Canarias (Wikimedia Commons)

Mapa mostrando la situación geográfica del archipiélago de las Islas Canarias ( Wikimedia Commons )

DESTRUCCIÓN Y RECUPERACIÓN

La escasa información que se tenía por entonces del tipo de poblados prehispánicos, unida a la falta de previsión y a la casi nula reacción ante los hallazgos que se fueron logrando durante los trabajos, provocaron la destrucción de una importante parte del complejo, del que sólo se pudieron recuperar escasos restos materiales gracias a algunos vecinos que los rescataban de los escombros.

Los primeros indicios del deterioro de las pinturas se observaron apenas ocho años después de la apertura al público, en 1972. El regadío de las fincas del entorno, el inadecuado cierre arquitectónico y la nula planificación de las visitas provocaron una excesiva humedad ambiental y el aumento de la temperatura en el interior de la cámara. A pesar de algunas reformas que mejoraron la ventilación del recinto, el mayor problema continuó estando en las continuas filtraciones del agua de riego y en la agresión de los abonos químicos disueltos en ella. Se decidió entonces comenzar los trámites de expropiación de las fincas colindantes para poder retirar los cultivos. Este cúmulo de circunstancias obligó a tomar la decisión de cerrar la cueva al público en octubre de 1982.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article