Portada-imagen-Mesopotamia-Sumer-Acad.jpg

Auge y Decadencia de Sumerios y Acadios

(Leer articulo en una sola página)

Tablilla-Cuneiforme-Tukulti-Ninurta-Rey-Aairia-campaña-contra-Urartu.jpg

Tablilla cuneiforme de los Anales de Tukulti-Ninurta II, rey de Aairia (890–884 a. C.), en la que se relata  una campaña contra Urartu. Descubierta en Qalaat Shergat (Antigua ciudad de Assur). Expuesta en el Museo del Louvre. Foto: Jastrow, 2006.  ( Wikimedia Commons )

Los sumerios pueden haber sido una de las primeras civilizaciones conocidas, pero los acadios fueron quienes crearon uno de los primeros imperios conocidos. Este grupo semítico se estableció al sur de Mesopotamia durante la primera mitad del tercer milenio antes de Cristo, haciéndose con el control político de la zona. Dicha civilización fue fundada por Sargón el Grande y estaba formada por un conjunto de ciudades-estados bajo el control de la ciudad de Sargón, Akkad. Sargon reinó, aproximadamente, entre los años 2334-2279 a. C. y conquistó toda la Mesopotamia meridional, así como parte de Siria, Anatolia, y Elam (actual Irán occidental), estableciendo la primera dinastía semítica en la región.

Lo que conocemos de Sargón lo sabemos casi exclusivamente por las leyendas transmitidas durante 2.000 años de historia, pero no por documentos escritos a lo largo de su vida. Esta falta de registros contemporáneos se explica por el hecho de que la capital acadia nunca ha sido localizada ni excavada. Fue destruida al final de la dinastía fundada por Sargón y jamás volvió a ser habitada, al menos bajo el nombre de Akkad.

La maldición de Akkad ” fue escrita un siglo antes de la caída del Imperio y atribuye la caída de Akkad a un ultraje contra los dioses después de que el templo de Enlil fuera saqueado:

Por primera vez desde que las ciudades fueron construidas y fundadas,

Las grandes extensiones agrícolas no produjeron grano,

Las inundadas extensiones no produjeron pescado,

Los regados huertos no produjeron ni sirope ni vino,

La unión de las nubes no trajo lluvia, el masgurum no creció.

En aquel tiempo, el valor de un shekel de aceite era sólo de medio cuarto de galón,  

El valor de un shekel de grano era sólo de la mitad de un cuarto de galón…

¡Se vendía a tales precios en los mercados de todas las ciudades!

El que dormía sobre la azotea, moría sobre la azotea,

El que dormía en casa, no tenia entierro,

La gente se azotaba a causa del hambre.

 

Cabeza-Bronce-Sargon-Acad-fundador-Imperio-Acadio.jpg

Cabeza de bronce de Sargón de Akkad. Fue el primer líder de Mesopotamia que dominó tanto el norte como el sur de Babilonia, convirtiéndose así en rey de Sumer y Acad y fundador del Imperio Acadio. ( Wikimedia Commons )

En el año 2350 a. C., Sargón conquistó todas las ciudades-estado sumerias, uniéndolas conforme a sus leyes y fundando así el primer Imperio Mesopotámico. Derrotó a los ejércitos sumerios en dos batallas y capturó a Lugalzagesi, el rey sumerio que había unido (o conquistado) toda Sumeria, ganándose el título de "Rey de Kish". Durante los siguientes dos siglos, los acadios gobernarían Sumeria, época en la que muchas ciudades se alzaron en rebeliones contra ellos. En torno al año 2.100 a. C., con Acad en plena decadencia, la ciudad de Ur aprovechó para rebelarse y recuperar el poder que había perdido un siglo antes, conquistando de nuevo su independencia el resto de ciudades-estado. El Imperio se derrumbó en algún momento posterior al año 2.200 a. C. Los historiadores culpan de su caída a las tribus Gutianas de las montañas que conquistaron muchas regiones de Sumeria. Asiria y Babilonia crecerían posteriormente de nuevo para volver a dominar toda la región. Desde el 2112 a. C. hasta el 2004 a. C., una dinastía procedente de la ciudad de Ur reanimó la cultura sumeria hasta su mayor apogeo, aun cuando la lengua sumeria ya había comenzado a caer en desuso. En torno al año 2.000 a. C., fue sustituida como lengua hablada por el semítico acadio.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article