Portada - Alun Powell, el británico entusiasta de la Edad Media que se enfrentó a una banda callejera, ataviado con armadura y participando en un torneo medieval. Fuente: Alun Powell / Facebook

Moderno caballero medieval se enfrenta a una banda callejera armado con una espada y un hacha

Un británico entusiasta de la Edad Media se tomó la justicia por su mano empuñando algunas armas medievales después de haber sido acosado por un grupo de jóvenes, enfrentándose a ellos equipado con una espada y un hacha. Tal y como informa el periódico The Sun , Alun Powell, de 31 años de edad y padre de cuatro hijos, propietario de una armadura y armas medievales para disfrazarse en reconstrucciones de antiguas batallas, “habría utilizado una espada del siglo XIV para amenazar a un hombre, según un tribunal.” En su defensa, Powell afirmó “haber sido perseguido [por los jóvenes] durante años mediante comportamientos antisociales, como fumar drogas a la puerta de su casa y meter basura en su buzón.”

Se comunicó al jurado que Alun Powell, quien practica con armas antiguas para actuar en recreaciones de batallas, “sacó la espada de 1 metro y un hacha del maletero de su coche después de blandir un puño americano.” Powell fue acusado de “adoptar una postura ofensiva” y a continuación romper la ventanilla de un coche con la espada “cuando los jóvenes huían aterrorizados”.

El entusiasta de las batallas medievales ‘perdió los estribos’

El fiscal Nuhu Gobir dijo de Powell que “estaba claramente furioso. En lugar de llamar a la policía salió afuera y se puso en peligro armándose con un puño americano.” Después de mostrarlo al grupo de jóvenes, parece que Powell “habría agarrado a Kamil Ahmed por el cuello,” a pesar de no haber sido amenazado por él.

Alun Powell ataviado con sus armas y armadura medievales. (Alun Powell/Facebook)

Alun Powell ataviado con sus armas y armadura medievales. (Alun Powell/Facebook)

Después de haber dispersado a los jóvenes, Powell fue a su coche y cogió su espada y su hacha, un acto respecto al cual el acusado declaró a la policía que “perdió los estribos”. Al empuñar las dos armas fue cuando Powell perdió el norte y “dijo al Sr. Ahmed y a otro denunciante que los iba a matar.” Los acusadores declararon al tribunal que cuando vieron las armas “se marcharon lo más rápido que pudieron.”

El tribunal centró su investigación en el incidente inmediato, pero también hizo averiguaciones sobre por qué exactamente Powell era propietario de una espada, a lo que el acusado respondió afirmando que “era un entusiasta de los deportes medievales que luchaba en castillos utilizando armas desafiladas, incluida su réplica de una espada del siglo XIV.”

La ley británica y las espadas

Las leyes británicas con respecto a la posesión de espadas fueron actualizadas el 6 de abril del 2008, cuando el gobierno presentó una enmienda a la Ley de Justicia Penal del 1988, modificada con la adición de varios tipos de espadas a la lista de la Orden sobre Armas Ofensivas, incluyendo las “hojas curvas de más de 50 cm.” Un artículo publicado por aquel entonces en la BBC indicaba que: “La legislación contra la venta, fabricación, alquiler o importación de espadas samurái en Inglaterra y Gales ha entrado en vigor. Quienes quebranten esta ley se enfrentarán a seis meses de cárcel y una multa de 5.000 libras. Llevar una espada en público ya es ilegal.”

La katana más larga es ilegal en el Reino Unido. La más corta (menos de 50 cm) no lo es. (Dominio público)

La katana más larga es ilegal en el Reino Unido. La más corta (menos de 50 cm) no lo es. ( Dominio público)

Se permitió a Powell ser propietario de la espada porque en las leyes del 2008 se incluyeron exenciones para “las espadas utilizadas para recreaciones y las armas antiguas expuestas por coleccionistas.” Aunque Powell no poseía una espada samurái, sin duda llevó una espada en público, y fue aquí donde quebrantó la ley. Fue un incidente similar el que provocó una situación fuera de control en el año 2002 y llevó a la promulgación de estas nuevas leyes, un incidente de terribles consecuencias.

Un ataque mortal con espada samurái en el Reino Unido

Un artículo publicado en The Guardian en el año 2002 describía los “desesperados intentos” de Nigel Jones, miembro del parlamento por Cheltenham, y su asistente, por defenderse de “un atacante que blandía una espada de samurái.” Con las palmas de sus manos “gravemente laceradas”, Jones trató de agarrar la larga hoja de más de un metro de larga y forcejeó con el atacante antes de poder escapar para dar la alarma. Su amigo y asistente, el concejal Liberal Demócrata Andrew Pennington, fue incapaz de defenderse del ataque y murió en la escena del crimen.

Pennington, de 39 años, sufrió una sucesión de golpes en su “estómago, pecho y espalda”, y The Guardian informaba de que el horrible calvario sólo terminó cuando el concejal “yacía inmóvil en un charco de sangre” y el atacante “salía tranquilamente de la oficina del distrito electoral.”

En el reciente incidente de la espada, Powell adujo haber representado a Gales en la Copa del Mundo de este deporte y que un hombre “amenazó a su padre, quien recientemente tuvo un derrame cerebral.” Además, su abogado defensor afirmó que Powell “empuñó las armas en una posición hacia abajo” y no tenía intención de usarlas. Cuando el juez dictó sentencia, Powell fue absuelto de la acusación de agresión, pero fue declarado culpable de posesión de armas ofensivas.

Imagen de portada: Alun Powell, el británico entusiasta de la Edad Media que se enfrentó a una banda callejera, ataviado con armadura y participando en un torneo medieval. Fuente: Alun Powell / Facebook

Autor: Ashley Cowie

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article