Portada - Detalle de un relieve de la escalinata oriental de la Apadana de Persépolis (Takht-e Jamshid), Irán. (CC-BY-SA-3.0)

El alcohol en la antigüedad: las bebidas alcohólicas más antiguas del mundo

El registro arqueológico relacionado con antiguas bebidas alcohólicas es bastante escaso, pero nos permite viajar a reinos de la vida cotidiana en la antigüedad que han permanecido ocultos durante largo tiempo. Con las nuevas tecnologías y análisis químicos, los científicos pueden ya finalmente escribir una historia detallada de antiguos banquetes, celebraciones y rituales en los cuales la gente consumía bebidas alcohólicas.

Se desconoce cuándo fue utilizada la palabra ‘alcohol’ por primera vez. Es también muy difícil descubrir cómo se elaboró la primera bebida alcohólica y por qué la gente la encontró agradable al paladar. No obstante, la bebida alcohólica más antigua conocida nos llega del período comprendido entre los años 7000 a. C. y 6500 a. C., de la población china de Jiahu, en la provincia de Henan. Los investigadores descubrieron que esta bebida incluía entre sus ingredientes arroz, uvas, miel y bayas de espino blanco.

Las gentes del Próximo Oriente empezaron a elaborar cerveza de cebada en la misma época. Sin embargo, la evidencia arqueológica de la cerveza de cebada más antigua conocida data del 6000 a. C. y fue excavada en Georgia. En cuanto al vino, los investigadores descubrieron evidencias arqueológicas de esta bebida datadas en torno al 7000 a. C., en un lugar que había pertenecido a una antigua cultura que habitó en su época entre los ríos Tigris y Éufrates.

Bebiendo alcohol en el Próximo Oriente

En el antiguo Egipto, el uso de cebada era bastante habitual en la producción de alcohol (cerveza). Esta bebida era la segunda fuente de líquidos más habitual consumida por los antiguos egipcios (la primera era el agua). Era tan popular que incluso los niños la bebían. Existen pruebas de producción de cerveza desde los primeros días de la antigua civilización egipcia. Por otro lado en Egipto, al igual que en Sumeria, el alcohol era empleado además como medicamento.

Antigua maqueta funeraria egipcia de una panadería y cervecería. (CC BY-SA 2.5)

Antigua maqueta funeraria egipcia de una panadería y cervecería. (CC BY-SA 2.5)

Incluso de tiempos bíblicos nos llegan registros sobre bebidas alcohólicas; el libro sagrado del cristianismo sugiere que debería administrarse vino a los individuos afectados por una depresión. Según Proverbios 31,6-7, la influencia del vino ayudaba a la gente a olvidar sus miserias.

El vino en las celebraciones griegas y romanas

La tradición europea de beber vino probablemente empezó en el territorio de la Grecia Clásica, cuando la gente lo bebía en el desayuno. En la antigua Grecia alguien que no bebiera vino era considerado un bárbaro. Sin embargo, muchos filósofos famosos, entre ellos Aristóteles y Platón, criticaron a la sociedad de su tiempo por beber en exceso.

Joven escanciador de vino en un banquete de la antigua Grecia. (Public Domain)

Joven escanciador de vino en un banquete de la antigua Grecia. (Public Domain)

En cuanto a los antiguos romanos, no produjeron vino hasta que conquistaron territorios en los que su producción y consumo ya estaban asentadas. Parece que adoptaron la idea de beber vino de griegos y etruscos.

Mosaicos helenísticos descubiertos cerca de la ciudad de Pafos. En la imagen podemos observar a Dionisos, dios del vino. (Public Domain)

Mosaicos helenísticos descubiertos cerca de la ciudad de Pafos. En la imagen podemos observar a Dionisos, dios del vino. (Public Domain)

Leemos en la Encyclopedia Romana de James Grout: “La obra más antigua sobre vino y agricultura fue escrita en púnico. Tras la destrucción de Cartago en el año 146 a. C., el senado romano decretó que este tratado debía ser traducido al latín, convirtiéndose de este modo en la fuente de todos los escritos romanos posteriores sobre viticultura. Irónicamente, fue Catón quien insistió en la destrucción de Cartago en las guerras púnicas, y quien hacia el año 160 a. C. escribió De Agri Cultura, el primer estudio relacionado con la viticultura romana, y que significativamente, es también la obra en prosa más antigua en latín que se conserva en nuestros días. En él, Catón habla de la producción de vino en grandes fincas de villas romanas con mano de obra esclava, lo que sugiere lo importante que se había vuelto el cultivo del vino en una economía agraria que tradicionalmente había estado basada en una producción de subsistencia. De hecho, hacia el año 154 a. C. dice Plinio que la producción de vino en Italia era insuperable. Ese mismo año se prohibió el cultivo de la vid más allá de los Alpes, y durante los siglos II a. C. y I a. C. se exportó vino a las provincias, especialmente a la Galia, a cambio de los esclavos cuyo trabajo se necesitaba para cultivar los extensos viñedos (en parte la exportación de vino a la Galia era tan importante porque sus habitantes, como escribe Diodoro Sículo, estaban locos por el vino, que bebían sin rebajar y sin moderación). Pero, al expropiarse más tierras para las grandes fincas de cultivo de las villas, la población rural desplazada se vio obligada a emigrar a Roma hasta que, hacia el siglo I a. C., la ciudad alcanzó aproximadamente el millón de habitantes.

Ruinas de Cartago. (CC BY-SA 3.0)

Ruinas de Cartago. (CC BY-SA 3.0)

Se han encontrado asimismo evidencias de bebidas alcohólicas en China y el México prehispánico, además de en algunas regiones de Sudamérica. ¿Pero han llegado hasta nosotros restos de antiguas bebidas alcohólicas que hayan sobrevivido al paso del tiempo?

El vino más antiguo del mundo

En 1867 fue descubierta en Alemania una botella de un sorprendente vino. En el año 350 d. C., un noble romano fue enterrado con una botella de vino producido en la zona. Cuando esta botella fue desenterrada cerca de la ciudad de Speyer, los investigadores quedaron impresionados al comprobar que aún quedaba líquido en su interior. Se trataba del vino líquido más antiguo recuperado en un yacimiento arqueológico. Aunque fue analizada por un químico durante la Primera Guerra Mundial, parece ser que esta antigua botella no fue abierta jamás. En la actualidad, los investigadores aún discuten si deberían abrirla o no. Desde un punto de vista microbiológico, podría resultar peligroso abrirla. Esta antigua botella de vino lleva expuesta más de un siglo en el Museo Histórico del Palatinado, y aunque se trata de un hallazgo único, ningún equipo de investigadores se ha atrevido a abrirla hasta ahora.

La antigua botella de vino desenterrada en una tumba romana cercana a la ciudad alemana de Speyer (CC BY-SA 3.0)

La antigua botella de vino desenterrada en una tumba romana cercana a la ciudad alemana de Speyer (CC BY-SA 3.0)

En la década de 1960, un equipo de investigadores descubrió un antiguo residuo de vino de uvas en Haiji Firuz Tepe (Irán). Se trataba además de la evidencia arqueológica más antigua de producción de vino. Aunque los restos de vino de esta pieza cerámica no pueden ser utilizados para recrear la antigua receta, continúa siendo una valiosa fuente de información sobre la producción de vino en la antigüedad.

El alcohol, parte de nuestra historia

La ciudad alemana de Bremen alberga una amplia colección de vinos del siglo XVII, de los cuales el más antiguo data del año 1653. En nuestros días resulta imbebible, pero la colección constituye un homenaje al pasado. Es una de las colecciones de vino más antiguas del mundo. 

El alcohol ha formado parte de la vida cotidiana de la población mundial desde épocas muy remotas. Muchas de las recetas más antiguas constituyen aún a día de hoy un secreto, aunque sabemos que los antiguos vinos contenían una importante proporción de aceite de oliva. Las nuevas tecnologías están permitiendo a los investigadores recuperar más información sobre estas antiguas bebidas, y algunos investigadores incluso están intentando recrearlas elaborándolas con métodos tradicionales. La historia del alcohol sigue su curso en nuestros días.

Yacimientos arqueológicos del Neolítico, la Edad del Cobre y principios de la Edad del Bronce en los que se han encontrado vestigios de elaboración de vino y cultivo de la aceituna. (CC BY-SA 3.0)

Yacimientos arqueológicos del Neolítico, la Edad del Cobre y principios de la Edad del Bronce en los que se han encontrado vestigios de elaboración de vino y cultivo de la aceituna. (CC BY-SA 3.0)

Imagen de portada: Detalle de un relieve de la escalinata oriental de la Apadana de Persépolis (Takht-e Jamshid), Irán. (CC-BY-SA-3.0)

Autor: Natalia Klimczak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes:

Iain Gately, Drink: A Cultural History of Alcohol, 2009.

Jack S. Blocker, Alcohol and Temperance in History. An International Encyclopedia, 2003.

Cheers! Eight ancient drinks uncorked by science, disponible en: http://www.nbcnews.com/id/34435526/ns/technology_and_science-science/t/cheers-eight-ancient-drinks-uncorked-science/#.UbVMApwlL1o

The Oldest Alcoholic Drinks on Earth, disponible en: http://io9.gizmodo.com/the-oldest-alcoholic-drinks-on-earth-1440611136

Next article