Portada-Se ha descubierto recientemente una gigantesca esfera de piedra en un bosque de Bosnia, ¿pero es de origen natural o revela la existencia de una civilización avanzada en un pasado remoto? Fotografía: Sam Osmanagich

Descubierta gigantesca esfera de piedra en un bosque de Bosnia

El Indiana Jones bosnio ha entrado en contacto recientemente con una gigantesca esfera de piedra. Al igual que su versión cinematográfica, esta piedra de gran tamaño también ha traído consigo fuertes emociones. La esfera de piedra descubierta a mediados de marzo del presente año en Bosnia podría ser la mayor del mundo en su especie. No obstante, existe un gran debate en torno a si este elemento es obra del hombre o de la naturaleza. Esta enorme bola de piedra fue descubierta en un bosque de Podubravlje y tiene un radio de entre 1,20 y 1,50 metros. Los análisis iniciales sugieren que podría pesar más de 30 toneladas, lo que haría de ella la esfera pétrea más grande de Europa.

En una nota de prensa emitida por el Dr. Sam (Semir) Osmanagich podemos leer que aún no se ha analizado el material que la compone, aunque “los colores rojo y castaño de la esfera apuntan a un alto contenido en hierro.” Teniendo esto presente, su investigación ha sugerido cantidades de 7,8 kg/c.c. de hierro como una posibilidad, lo que nos daría como resultado un peso de la enorme esfera de piedra superior a la estimación inicial de 30 toneladas (basada en una densidad de 5 kg/c.c.) Un peso de este calibre haría de la gigantesca esfera de piedra un serio candidato para convertirse en la más pesada del mundo, sobrepasando a las de Costa Rica (35 toneladas) y México (40 toneladas).

Los investigadores toman medidas de la enorme esfera de piedra. (Fotografía: Sam Osmanagich)

Los investigadores toman medidas de la enorme esfera de piedra. (Fotografía: Sam Osmanagich)

Además del gran tamaño de la esfera, el Dr. Osmanagich habla también en la nota de prensa de lo que podría significar este descubrimiento para nuestra percepción de las civilizaciones del pasado:

En primer lugar, sería otra prueba de que el sur de Europa, los Balcanes, y concretamente Bosnia, albergaban avanzadas civilizaciones de un pasado remoto y de las que no tenemos registros escritos. En segundo lugar, [estas civilizaciones] disponían de una [avanzada] tecnología, diferente de la nuestra. Finalmente, conocían el poder de las formas geométricas, ya que la esfera es una de las formas más poderosas junto con la pirámide y el cono. No es de extrañar que también se puedan encontrar elementos con forma de pirámides y túmulos en Bosnia.

Sobre la superficie de la esfera se han encontrado varios indicios de sedimentación natural: una capa de placas de arenisca y por encima de ella arcilla, tierra y vegetación. El Dr. Osmanagich afirma que “Se necesitan decenas, e incluso cientos o miles de años para que se forme un sedimento así.” The Telegraph informa asimismo de que “El Dr. Osmanagich cree que la esfera demuestra la existencia de una avanzada civilización olvidada que se remontaría a hace más de 1.500 años.”

Hay quien critica esta hipótesis, como por ejemplo Mandy Edwards, de la Escuela de Ciencias de la Tierra, Atmósfericas y del Medio Ambiente de la Universidad de Manchester. Edwards ofrece una explicación diferente para este fenómeno:

La esfera, de hecho, podría no ser obra de la mano del hombre en absoluto. Siguiendo un proceso de ‘concreción’ […], la esfera podría haberse formado debido a la precipitación de un cemento mineral natural en el interior de los espacios comprendidos entre los granos de sedimentos.

Dejando de lado por el momento la cuestión de los orígenes de la esfera de piedra, el Dr. Osmanagich y su equipo han descubierto supuestamente esferas de piedra similares “en veinte localizaciones diferentes, esculpidas o en algunos casos fabricadas con diversos materiales. Encontramos esferas de piedra de granito en la población de Teocak, al nordeste de Bosnia, una bola de piedra volcánica cercana a la ciudad de Konjic en el centro del país, y esferas de piedra arenisca en muchos puntos de Bosnia central y occidental.”

El Dr. Osmanagich ha explicado que “solía haber unas 80 en los años 30. En todo este tiempo, algunas fueron arrastradas río abajo por la corriente hasta el río Bosna, aunque la mayor parte de ellas habían sido ya destruidas en los años 70 tras los rumores de que había oro oculto en su interior. Otras fueron trasladadas por vecinos de la zona hasta sus huertas. Solo ocho esferas de piedra quedaron en lo que se ha designado como ‘Parque Arqueológico de las Esferas de Piedra Bosnias.’ Ya hemos empezado a promover esta localización, y está siendo visitada por miles de turistas todos los años.”

Visitantes de la gigantesca esfera de piedra de Bosnia. (Fotografía: Sam Osmanagich)

Visitantes de la gigantesca esfera de piedra de Bosnia. (Fotografía: Sam Osmanagich)

En la nota de prensa podemos leer que el Dr. Osmanagich lleva investigando estas antiguas esferas de piedra desde hace quince años, y que ha visitado “las esferas de piedra de granito del sur de Costa Rica, las de piedra volcánica del oeste de México, las bolas de piedra “coquina” de la pequeña isla del Caño en el Océano Pacífico, las de roca volcánica de la isla de Pascua, y también las que hay en Túnez y en Tenerife en las islas Canarias”, además de escribir sobre las esferas de piedra halladas en la región de los Balcanes: norte de Albania, la provincia croata de Dalmacia y Serbia occidental.

Al igual que la esfera de piedra descubierta recientemente, un gran misterio envuelve a las gigantescas esferas de piedra de Costa Rica , y su creación y su propósito han sido temas debatidos acaloradamente a lo largo de los años. Las esferas de Costa Rica fueron descubiertas al deforestar una zona de jungla en los años 40. Casi todas están hechas de granodiorita, una dura roca ígnea, y muchas de ellas fueron consideradas valiosos hallazgos, aunque otras fueron destruidas. No obstante, a diferencia de sus equivalentes de Bosnia, desde su descubrimiento no ha habido muchas dudas de que las esferas de piedra de Costa Rica fueron obra de la mano del hombre.  

Esta esfera de piedra se encuentra en el jardín de la azotea del Museo Nacional de San José (Costa Rica). Forma parte de la extensa colección de hallazgos precolombinos pertenecientes a este museo. (CC BY SA 3.0)

Esta esfera de piedra se encuentra en el jardín de la azotea del Museo Nacional de San José (Costa Rica). Forma parte de la extensa colección de hallazgos precolombinos pertenecientes a este museo. ( CC BY SA 3.0 )

Este no es el primero de los descubrimientos del Dr. Osmanagich que levanta polémica. Ha sido tanto aplaudido como criticado por su trabajo iniciado en el año 2005 en relación con lo que afirma que son antiguas pirámides descubiertas en el valle bosnio de Visoko , “camufladas a simple vista como si fueran una agrupación de colinas” e interconectadas por medio de una red de túneles subterráneos.

El arqueólogo tiene la esperanza de que algún día la investigación de las pirámides de Bosnia aporte al mundo sensacionales revelaciones: “[Osmanagich] Cree que cuando finalicen sus investigaciones se acabará demostrando que una de las pirámides es más alta que la Gran Pirámide de Guiza (Egipto), y que éste será el descubrimiento arqueológico más grandioso desde Tutankamón.” [ Daily Mail ]

Colina de Visočica, Bosnia. (CC BY SA 4.0)

Colina de Visočica, Bosnia. ( CC BY SA 4.0 )

De forma muy parecida a lo que ocurre con la esfera de piedra recientemente descubierta, hay aún mucho debate en torno al origen de las formaciones piramidales que el Dr. Sam Osmanagich empezó a estudiar en el año 2005: ¿son estos elementos vestigios de una avanzada civilización, o sencillamente obra de la naturaleza?

Aunque las afirmaciones del arqueólogo acerca de las pirámides de Bosnia han sido cuestionadas por algunos de sus colegas, el gobierno bosnio ha concedido al Dr. Osmanagich fondos para financiar las excavaciones en la zona. Nedzad Brankovic, Primer Ministro de Bosnia en el momento del descubrimiento, declaró al respecto : “Nos dijeron que el mundo se estaba riendo de nosotros... pero ningún gobierno del mundo permanecería callado en relación a cuestiones tan positivas como ésta.”

Imagen de portada: Se ha descubierto recientemente una gigantesca esfera de piedra en un bosque de Bosnia, ¿pero es de origen natural o revela la existencia de una civilización avanzada en un pasado remoto? Fotografía: Sam Osmanagich

Autor: Alicia McDermott

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article