ancient-hominids-reconstruction-1.jpg

Las Caras de Antiguos Homínidos Traídos a la Vida con Notable Detalle

(Leer articulo en una sola página)

Hace varios años un equipo de científicos del Instituto de Investigación Senckenberg en Frankfurt, Alemania, se dispuso a poner una cara humana a la antigua especie de homínidos que una vez caminaron por la Tierra. Con el uso de sofisticados métodos forenses crearon 27 cráneos modelo, basados en fragmentos de huesos, dientes y cráneos encontrados en todo el mundo durante el último siglo. Las cabezas meticulosamente esculpidas son los productos antropológicos de años de excavación en África, Asia y Europa.

En los últimos 8 millones de años, por lo menos una docena de especies de apariencia humana han vivido en la Tierra. Como parte de la exposición “Safari zum Urmenschen” ("Safari de los primeros humanos"), las reconstrucciones faciales nos llevan en un viaje a través del tiempo, yendo hace siete millones de años para la especie Sahelanthropus tchadensis, y culminando con modernos Homo sapiens. Cada cara tiene su propia historia sobre la vida de los homínidos en su respectiva época, como en la que vivían, qué comían, y su probable causa de la muerte.

La exposición atrajo mucha controversia cuando fue lanzada por primera vez, debido principalmente a los debates académicos que han asolado durante décadas, respecto a la clasificación de estas especies. Los fósiles son extremadamente difíciles de categorizar. Sólo unos pocos miles de fósiles de especies pre-humanos han sido descubiertos y enteras subespecies a veces se conocen sólo por una única mandíbula o por fragmentos de cráneo. Por otra parte, como para los humanos de hoy en día, no hay dos homínidos iguales y es difícil determinar si las variaciones en las características del cráneo representan especies o variaciones distintas dentro de la misma especie. Por ejemplo, el reciente descubrimiento de un cráneo en Dmansi en Turquía sugiere que un número de especies contemporáneas de "Homo" temprano - Homo habilis, Homo rudolfensis, Homo ergaster y el Homo erectus - en realidad podrían ser sólo variaciones de una especie.

Los huesos pueden decir mucho, y los expertos están obligados a hacer conjeturas para llenar los vacíos en un antiguo árbol de familia de los homínidos, que remonta de 8.000.000 años. Con cada nuevo descubrimiento los paleoantropólogos tienen que reescribir los orígenes de los antepasados de la humanidad, la adición de nuevas sucursales y seguimientos, cuando las especies se separaron y en lugar de proporcionar respuestas acerca de nuestro pasado, muchos descubrimientos simplemente llevan a más preguntas.

ancient-hominids-reconstruction-2.jpg

'Toumai” – Sahelanthropu tchadensis - Reconstrucción Facial

Toumai ("esperanza de vida") es el nombre dado a los restos de un homínido encontrado hace más de una década en el desierto Djurab en Chad, África Occidental, que pertenecen a la especie conocida como Sahelanthropus tchadensis. Data de 6.800.000 años y es uno de los ejemplares más antiguos de homínidos que se han encontrado. Sahelanthropus tchadensis tenía un cráneo relativamente pequeño. La caja craneana, siendo sólo de 320 cm³ a 380 cm³ de volumen, es similar a la de los chimpancés existentes y es notablemente menor que el volumen humano promedio de 1.350 cm³.

ancient-hominids-reconstruction-2.jpg

Australopithecus afarensis - Reconstrucción Facial

Se cree que Australopithecus afarensis vivió hace entre 3,9 y 2,9 millones de años y que tenía una capacidad cerebral entre 380 y 430 cc. Un número de restos de esta especie ha sido encontrado en Etiopía, incluyendo el individuo modelado anteriormente, cuyo cráneo y mandíbula fueron encontrados entre los restos de otros diecisiete (nueve adultos, tres adolescentes y cinco niños), en la región de Afar de Etiopía, en 1975. El ejemplo más conocido de un Australopithecus afarensis es "Lucy", con 3,2 millones de años de edad, un esqueleto casi completo encontrado en Hader.

ancient-hominids-reconstruction-4.jpg

"Señorita Ples" - Australopithecus africanus - Reconstrucción Facial

"Señorita Ples" [“Mrs Ples” en inglés, n.d.t.] es el apodo popular para el cráneo más completo de un Australopithecus africanus, desenterrado en Sterkfontein, Sudáfrica, en 1947. Aunque el sexo del fósil no es cierto del todo, "ella" era un individuo de mediana edad que vivía 2,5 hace millones de años y tenía una capacidad cerebral de 485 cc. Mrs Ples murió cuando se cayó en un pozo de tiza y sus restos fueron preservados cuando, más tarde, el pozo se llenó de sedimentos. La especie Australopithecus africanus, que vivió en el sur de África entre 3 y 2 millones de años, ha desconcertado a los científicos a causa de sus enormes mandíbulas y dientes, pero de momento creen que el diseño del cráneo era óptimo para partir nueces y semillas.

ancient-hominids-reconstruction-5.jpg

"Cráneo Negro" - Paranthropus aethiopicus - Reconstrucción Facial

Paranthropus aethiopicus es una especie de homínido que se cree que vivió hace entre 2,7 y 2,5 millones de años. Se sabe muy poco acerca de ella porque se han encontrado muy pocos restos. El individuo representado ha sido reconstruido a partir del cráneo de un adulto de sexo masculino que se encontró en la orilla oeste del lago Turkana, Kenia, en 1985. Se hizo conocido como "Cráneo Negro" [“Black Skull" en inglés, n.d.t.] debido a la coloración oscura del hueso causada por altos niveles de manganeso. Cráneo Negro tenía una capacidad craneal de 410 cc, y la forma de su boca indica que tenía una mordida fuerte y podía masticar plantas.

ancient-hominids-reconstruction-5.jpg

"Zinj" - Paranthropus boisei - Reconstrucción Facial

"Zinj" es el nombre dado a un cráneo de 1,8 millones de años de la especie Paranthropus boisei encontradas en 1959 en la Garganta de Olduvai en Tanzania. El nombre fue dado después de la clasificación original de la especie, Zinjanthropus boisei, y Zinj fue el primero al ser encontrado que pertenece a este grupo. Paranthropus boisei vivió en África oriental desde hace aproximadamente 2,3 a 1,2 millones años. Ellos tenían un volumen cerebral de aproximadamente 500 a 550 cc y habrían comido semillas, plantas y raíces, excavadas utilizando palos de huesos. Debido a la fuerte mandíbula que se ha utilizado también para el craqueo de nueces, Zinj se conoce también como la “El Hombre cascanueces” [en inglés “nutcracker Man”, n.d.t.].

ancient-hominids-reconstruction-5.jpg

Homo rudolfensis - Reconstrucción Facial

Este modelo es de un varón adulto de la especie Homo rudolfensis, reconstruido a partir de fragmentos de hueso de 1,8 millones de años de edad, que se encontraron en Koobi Fora, Kenia, en 1972. Él utilizó herramientas de piedra y comió carne y plantas. Homo rudolfensis ha vivido 1,9-1,7 millones de años atrás y tenía una capacidad craneal mayor que sus contemporáneos, que van desde 530 a 750 cc. Tenía rasgos distintivos, incluyendo una cara plana, más amplia y dientes post-caninos más amplios, con más coronas y raíces complejas.

ancient-hominids-reconstruction-8.jpg

"Niño de Turkana" - Homo ergaster - Reconstrucción Facial

Encontrar  el “Niño Turkana” [en inglés “Turkana boy”, n.d.t.] fue uno de los descubrimientos más espectaculares de la paleoantropología. Su reconstrucción vino del esqueleto casi perfectamente conservado encontrado en 1984 en Nariokotome, cerca del lago Turkana en Kenia. Es el esqueleto humano temprano más completo jamás encontrado. Se cree que el Niño de Turkana ha estado en varios lugares entre 7 y 15 años de edad, y vivió hace 1.600.000 años. Según la investigación, murió al lado de un delta de un río poco profundo, donde fue cubierto por sedimentos aluviales. Homo ergaster vivió hace entre 1,8 y 1,3 millones de años y tenía una capacidad craneal de 700 a 900 cc. Se han encontrado restos en Tanzania, Etiopía, Kenia y Sudáfrica.

ancient-hominids-reconstruction-8.jpg

"Miguelón" - Homo heidelbergensis - Reconstrucción Facial

“Miguelón” es el nombre dado a los restos de un hombre adulto perteneciente al grupo de Homo heidelbergensis, descubierto en Sima de los Huesos ("el pozo de los huesos"), España, en 1993. Más de 5.500 fósiles humanos de esta especie, que se considera como el antepasado directo de los neandertales, se han encontrado en este lugar. Miguelón, que es el apodo de "Atapuerca 5", es el cráneo más completo de un Homo heidelbergensis que se ha encontrado. Miguelón era un hombre de treinta años de edad, quien murió alrededor de hace 400.000 años. Su cráneo mostró evidencia de 13 impactos separados y murió de septicemia resultante de dientes rotos - un diente se había roto por la mitad por un fuerte golpe, por lo que la carne había sido expuesta y dado lugar a un proceso infeccioso, que se prolongó hasta casi el hueso orbital. El modelo, que se muestra aquí, no incluye la deformidad. Homo heidelbergensis vivió hace entre 1,3 millones y 200.000 años. Su volumen craneal de 1100 a 1400 cc, superpone el promedio 1.350 cc de los humanos modernos. Los fósiles de esta especie se han encontrado en España, Italia, Francia y Grecia.

ancient-hominids-reconstruction-8.jpg

"El viejo de La Chapelle" - Homo neanderthalensis - Reconstrucción Facial

El "viejo de La Chapelle" fue recreado con el cráneo y la mandíbula de un varón Homo neanderthalensis encontrado enterrado en el lecho de piedra caliza de una pequeña cueva, cerca de La Chapelle-aux-Saints, Francia, en 1908. Vivió hace 56.000 años y fue el primer esqueleto relativamente completo de un neandertal encontrado. Los científicos estiman que era relativamente mayor en el momento de su muerte, como el hueso se había vuelto a crecer a lo largo de las encías donde había perdido varios dientes, tal vez décadas antes. Carecía de tantos dientes, de hecho, que sería posible que necesitaría preparar sus alimentos antes de poderlos comer. El esqueleto de este hombre mayor indica que también sufrió de una serie de afecciones, incluyendo la artritis, y tenía numerosos huesos rotos.

Los Neandertales se clasifican generalmente por los paleontólogos como la especie Homo neanderthalensis, pero algunos los consideran como una subespecie de Homo sapiens (Homo sapiens neanderthalensis). Se cree que los primeros humanos con rasgos proto-Neanderthal han existido en Europa tan pronto como hace 600,000-350,000 años y se extinguieron hace unos 30.000 años. La capacidad craneal del Neanderthal era notablemente mayor que el promedio de 1350 cc de los seres humanos modernos. Sin embargo, también tenían un mayor tamaño corporal. Investigaciones recientes apuntan al hecho de que tenían los mismos o similares niveles de inteligencia de los humanos modernos.

ancient-hominids-reconstruction-8.jpg

"El hobbit" - Homo floresiensis - Reconstrucción Facial

"El hobbit" es el nombre dado a la hembra que queda de las especies de homínidos conocidos como Homo floresiensis, hallado en Liang Bua, Flores, Indonesia, en 2003. Nombrado por su pequeña estatura, era de aproximadamente 1 metro de altura (alrededor de 3'3") y vivió hace unos 18.000 años. Se han recuperado esqueletos parciales de otras nueve personas y han sido objeto de una intensa investigación para determinar si representan una especie distinta de los humanos modernos – como se cree de momento. Este homínido es notable por su pequeño cuerpo y cerebro (420 cc) y para su supervivencia hasta tiempos relativamente recientes (hace posiblemente tan recientemente como 12,000 años)

ancient-hominids-reconstruction-8.jpg

Homo sapiens - Reconstrucción Facial

Homo sapiens (en latín: "hombre sabio") es el nombre científico de la especie humana. Anatómicamente los humanos modernos aparecen por primera vez en el registro fósil en África hace unos 195.000 años. El modelo descrito anteriormente fue reconstruido a partir de un cráneo y de fragmentos de mandíbula hallados en una cueva en Israel, en 1969. Este joven Homo sapiens femenina vivió hace entre 100.000 y 90.000 años. Sus huesos indican que era de unos 20 años de edad. Su cráneo destrozado fue encontrado entre los restos de otras 20 personas en una tumba poco profunda.

Las reconstrucciones faciales se han convertido en un video animado por Dan Petrovic, que representa el cambio gradual en los rasgos faciales con el tiempo. Le recomendamos ver este fascinante video.

Todas las imágenes tienen copyright del Instituto de Investigación Senckenberg

Autor: April Holloway

Traducción: Moreno Montañaroja

Este articúlo fue publicado originalmente en inglés en www.ancients-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article