Portada - Doctor de pueblo examinando la orina de una muestra (década de 1640), óleo de David Teniers el Joven. Fuente: Dominio público

Sorprendentes métodos de la medicina medieval: las ruedas de orina y la uroscopia

(Leer articulo en una sola página)

En la medicina moderna, las muestras de orina son examinadas rutinariamente en laboratorios para obtener información clínica sobre un paciente. Este procedimiento, conocido como análisis de orina, fue desarrollado a partir de un proceso médico más antiguo llamado uroscopia. Aunque esta última técnica ha quedado en gran parte desacreditada hoy en día, los médicos del pasado utilizaron ruedas de orina para diagnosticar enfermedades hasta mediados del siglo XIX.

La historia de la uroscopia

La historia de la uroscopia se remonta hasta las épocas de las antiguas Grecia y Roma. Uno de los médicos más renombrados de la época clásica fue Hipócrates, y las instrucciones para el examen de orina pueden encontrarse en el Corpus Hippocraticum . Esta obra es una recopilación de textos médicos redactados por diversos autores pertenecientes a la conocida como Escuela de Hipócrates.

 ‘El alquimista médico’, óleo de Franz Cristoph Janneck. (Dominio público)

 ‘El alquimista médico’, óleo de Franz Cristoph Janneck. ( Dominio público )

En el texto titulado Pronósticos se mencionan los diferentes colores y consistencias de la orina. Estas dos características de la orina de una persona pueden utilizarse entonces para hacer pronósticos sobre el curso de la enfermedad. Sin embargo, los médicos del mundo clásico no daban demasiada importancia a la uroscopia.

Fue sólo durante la Edad Media cuando la uroscopia se convirtió en un importante método de reconocimiento médico. Una posible razón de esto es el hecho de que en aquella época se consideraba socialmente inaceptable examinar directamente a un paciente, o incluso que él o ella se desnudara delante del médico. Por lo tanto, mediante la observación de la orina de una persona el médico esperaba ser capaz de diagnosticar su enfermedad.

Constantino el Africano examina la orina de diferentes pacientes. (Dominio público)

Constantino el Africano examina la orina de diferentes pacientes. ( Dominio público )

Durante la Edad Media, la uroscopia fue empleada no sólo por los médicos europeos occidentales, sino también por sus homólogos bizantinos y árabes. De hecho, el legado de los médicos clásicos fue preservado por los bizantinos, a quienes sucedieron los árabes en esta tarea. Por otra parte, fue a través de estos últimos como la uroscopia regresó a Europa Occidental.

La rueda de orina medieval

La urología fue ayudada en gran medida durante la Edad Media por el desarrollo de la rueda de orina. En esencia, se trataba de un diagrama (en forma de rueda, de ahí su nombre) que ayudaba al médico medieval en su diagnóstico de la enfermedad del paciente.

La rueda de orina está dividida en 20 partes, cada una de las cuales muestra un color diferente de la orina. Además de observar la orina, podemos suponer que los médicos de la Edad Media se basaban también en su sentido del gusto y del olfato, ya que el sabor y el olor de la orina de un paciente eran afectados por la enfermedad que padecía, y por lo general se correspondían con unos colores específicos.

Rueda de orina medieval. (OnlineRover)

Rueda de orina medieval. (OnlineRover)

Las variaciones en el sabor y el olor de la orina estaban también descritas en la rueda de orina. Por ejemplo, el médico inglés del siglo XVII Thomas Willis señalaba que la orina de un paciente diabético sabía “maravillosamente dulce, como si estuviera impregnada con miel o azúcar.” Fue Willis quien acuñó el término ‘mellitus’ (que significa ‘endulzado con miel’) en la diabetes mellitus, y este trastorno era conocido en el pasado como ‘enfermedad de Willis’.

Como la uroscopia se convirtió en una importante herramienta para los médicos de la Edad Media para diagnosticar enfermedades, muchos tratados sobre este tema fueron escritos y publicados en toda Europa. Por supuesto, estas obras habrían incluido las ruedas de orina, y muchos ejemplos de esta herramienta para el diagnóstico de enfermedades han sobrevivido hasta el día de hoy.

Otra versión de la rueda de orina medieval. (OnlineRover)

Otra versión de la rueda de orina medieval. (OnlineRover)

Es gracias a estas obras y a las ruedas de orina que tenemos algún conocimiento de la forma en que era empleada la uroscopia por los médicos medievales. Uno de estos tratados, por ejemplo, es De Urinis , de Gilles de Corbeil, un poema médico del siglo XIII sobre la uroscopia. Los colores de la orina de los que habla esta obra incluyen el verde, el blanco, el morado y el color vino. Ni que decir tiene que Corbeil también instruía a sus lectores acerca de lo que dicen estos diferentes colores sobre la salud del paciente.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article