Portada - Botella con elixir. Fuente: CC0

Buscar la vida para encontrar la muerte: los letales elixires de la inmortalidad chinos

(Leer articulo en una sola página)

El elixir de la inmortalidad (conocido también como ‘elixir de la vida’) es una sustancia legendaria que encontramos en muchas antiguas culturas. Este elixir se supone que otorgaría la vida eterna a la persona que lo consumiera. La historia de China está llena de emperadores y otros hombres importantes que buscaban vivir para siempre, pero en lugar de eso encontraron una muerte prematura a causa de su ambición.

Normalmente, estas élites patrocinaban a alquimistas taoístas, esperando que les proporcionaran algún tipo de sustancia que supuestamente les daría la inmortalidad. La ingestión de estos elixires, sin embargo, ciertamente no les permitió vivir para siempre. En muchos casos los elixires, que contenían elementos muy tóxicos, (irónicamente) fueron responsables de las muertes de aquellos que los consumieron.

Ilustración mediante la técnica del grabado en madera: ‘Poniendo el elixir milagroso en el trípode’, de la obra Xingming guizhi (“Indicadores de la naturaleza espiritual y corporal de la vida”), texto taoísta de alquimia interna publicado en 1615 y escrito por Yi Zhenren. (Wellcome Images/CC BY 4.0)

Ilustración mediante la técnica del grabado en madera: ‘Poniendo el elixir milagroso en el trípode’, de la obra Xingming guizhi (“Indicadores de la naturaleza espiritual y corporal de la vida”), texto taoísta de alquimia interna publicado en 1615 y escrito por Yi Zhenren. (Wellcome Images/ CC BY 4.0 )

Chang’e y el elixir de la inmortalidad

El elixir de la inmortalidad es un concepto que se puede encontrar en la mitología taoísta. Una de las historias más conocidas sobre este elixir es la de Chang ' e, una deidad lunar china. Según el folklore chino, Chang'e era la esposa de Hou Yi, el legendario arquero que derribó a 10 de los soles que estaban abrasando la tierra. Como recompensa, se le concedió a Hou Yi el elixir de la inmortalidad.

Aunque existen versiones diferentes en cuanto a lo que sucedió después, la historia termina con la diosa Chang'e bebiéndose el elixir y, a consecuencia de ello, flotando hasta la luna. Uno de los compañeros de Chang'e en su nueva residencia es el Conejo de la Luna (conocido también como el Conejo de Jade), del que algunos autores afirman que elabora el elixir de la inmortalidad.

Dragón chino; el medallón que aparece arriba nos muestra la Liebre Blanca de la Luna al pie de un árbol casia, elaborando el elixir de la inmortalidad. (Dominio público)

Dragón chino; el medallón que aparece arriba nos muestra la Liebre Blanca de la Luna al pie de un árbol casia, elaborando el elixir de la inmortalidad. ( Dominio público )

Recetas para la inmortalidad

Partiendo de estas referencias literarias, los alquimistas taoístas de la antigua China buscaban producir esta sustancia legendaria por sí mismos. La ‘receta’ para tales elixires varía de un alquimista a otra, y puede incluir ingredientes tanto orgánicos (plantas y animales) como inorgánicos (metales y minerales).

Un ejemplo de lo anterior es el Lingzhi, traducido literalmente como ‘Seta sobrenatural’ y conocido también como la ‘Seta de la inmortalidad'. Este hongo se encuentra en toda Asia Oriental, y viene siendo utilizado en la medicina tradicional china desde hace más de dos milenios. Algunos textos afirman que el consumo regular de estos hongos podría otorgar la inmortalidad, aunque no se ha demostrado que esto sea cierto hasta el momento.

Seta Lingzhi o Reishi. (Eric Steinert/CC BY SA 3.0)

Seta Lingzhi o Reishi. (Eric Steinert/ CC BY SA 3.0 )

En cuanto a las sustancias inorgánicas utilizadas por los antiguos alquimistas chinos en la producción de los elixires de la inmortalidad, la más conocida es, sin duda, el mercurio. Como este metal es líquido a temperatura ambiente, fascinaba a los alquimistas de la antigua China. Debido a esta característica única de mercurio, se creía que este metal podía tener un significado espiritual, y era visto como la llave a la inmortalidad. Así, el mercurio era de uso frecuente como ingrediente en los elixires de la inmortalidad de la antigua China. Además del mercurio, otros metales o minerales duraderos con características físicas únicas, como el jade y el cinabrio, se creía que otorgaban la inmortalidad, y por esta razón eran también utilizados en la producción de estos elixires.

Cinabrio en Dolomita. (JJ Harrison/CC BY SA 3.0)

Cinabrio en Dolomita. (JJ Harrison/ CC BY SA 3.0 )

El mercurio, sin embargo, también es una sustancia altamente venenosa, y sus efectos nocivos incluyen una disminución en la función cognitiva, problemas renales, debilidad y finalmente la muerte. Sin embargo, el conocimiento de que la exposición al mercurio es perjudicial para la salud de una persona no impidió que algunos de los hombres más poderosos de la historia de China buscaran la inmortalidad a través de la ingestión de ‘elixires de la inmortalidad’ cargados de mercurio.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article