Portada - La antigua ciudad de Gerasa, con la moderna ciudad al fondo. (Dominio público)

Viejas fotos y alta tecnología revelan el acuoso pasado de una antigua ciudad perdida en Jordania

(Leer articulo en una sola página)

Esta columnata lleva a la parte moderna de la ciudad de Jerash. (CC BY-SA 3.0)

Esta columnata lleva a la parte moderna de la ciudad de Jerash. ( CC BY-SA 3.0 )

Destruida por un devastador terremoto en el año 749, la población disminuyó, y no fue hasta el período Islámico Medio (a partir del siglo XII) cuando comenzó a ser colonizada de nuevo. Aunque a lo largo del último siglo muchos equipos de arqueólogos trabajaron en Gerasa, grandes sectores de la ciudad continuaron inexplorados, y también amenazados por los saqueos y las construcciones modernas.

Una historia humana y del entorno revelada

Estos nuevos hallazgos arqueológicos indican que se produjeron cambios medioambientales en torno a la antigua Gerasa entre los siglos V y VIII, y que “se encontraron monumentales cisternas de agua cerradas y cayendo en desuso, lo que indica una decadencia urbana, o al menos cambios significativos en la gestión de obras públicas, mientras que al mismo tiempo florecía la construcción de viviendas en la antigüedad tardía y a principios del período islámico,” según podemos leer en el artículo de la revista PNAS.

David Stott señalaba que los nuevos resultados revelan las formas diversas en las que se gestionaba un recurso como el agua en la periferia de Gerasa, y aunque estos cambios han sido tradicionalmente atribuidos al devastador terremoto del siglo VIII, los nuevos datos sugieren que los cambios comenzaron “siglos antes de lo que se pensaba hasta ahora,” y fueron provocados por un cambio climático.

Fuentes de agua e infraestructuras de Jerash con imágenes de canales de abastecimiento, mapeadas mediante el registro de datos por teledetección100-y. Las probables áreas de suministro se han calculado a partir del DTM de 1953. (Imagen: David Stott et al. / PNAS)

Fuentes de agua e infraestructuras de Jerash con imágenes de canales de abastecimiento, mapeadas mediante el registro de datos por teledetección100-y. Las probables áreas de suministro se han calculado a partir del DTM de 1953. (Imagen: David Stott et al. / PNAS)

Los arqueólogos están en plena carrera contra el tiempo y el entorno para registrar e interpretar las sociedades del pasado antes de que los restos históricos sean destruidos. La arqueología de mapeado no invasivo es “una parte fundamental de este esfuerzo, lo que nos permite hacer retroceder el tiempo y documentar monumentos perdidos y destruidos que nos conectan con el pasado,” según apunta David Stott.

Imagen de portada: La antigua ciudad de Gerasa, con la moderna ciudad al fondo. (Dominio público )

Autor: Ashley Cowie

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article