Portada - Se han encontrado barcos hundidos, estatuas y tesoros diversos bajo el agua en una bahía cercana a Alejandría (Egipto). (Fotografía: Ministerio de Antigüedades de Egipto)

Tres antiguos barcos romanos hundidos y tesoros diversos descubiertos en aguas de Alejandría

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de arqueólogos que se encuentra trabajando en Egipto ha anunciado recientemente el descubrimiento de tres antiguos barcos hundidos llenos de tesoros y objetos valiosos que datan de la época romana en la bahía de Abu Qir, Alejandría.

Descubiertos tres impresionantes barcos hundidos

Los tres barcos naufragados fueron desenterrados durante las excavaciones llevadas a cabo en el mar Mediterráneo por el Instituto Europeo de Arqueología Submarina y el Consejo Supremo de Antigüedades, como ha anunciado el Secretario General del Consejo Supremo de antigüedades, Mostafa al-Waziry. Según el Egypt Independent , Waziry añadía en un comunicado de prensa que la expedición arqueológica descubrió también una cabeza romana tallada en cristal que posiblemente podría pertenecer al comandante de los ejércitos romanos de “Antonio”, además de tres monedas de oro que se remontan a la época del emperador “Octavio”. Los descubrimientos tuvieron lugar en la costa de la norteña ciudad de Alejandría, concretamente en la bahía de Abu Qir.

La cabeza de cristal tallado encontrada en el lugar en el que se descubrieron los pecios. (Imagen: Ministerio de Antigüedades de Egipto)

La cabeza de cristal tallado encontrada en el lugar en el que se descubrieron los pecios. (Imagen: Ministerio de Antigüedades de Egipto)

Faro de Alejandría: representación idealizada de la bahía de Alejandría. (Dominio público)

Faro de Alejandría: representación idealizada de la bahía de Alejandría. (Dominio público )

Grandes tesoros submarinos de Alejandría

Alejandría, situada en la costa mediterránea de Egipto, ha sido testigo de muchos cambios en sus 2.300 años de historia. Fundada por el rey macedonio Alejandro Magno en el 331 a. C., en su época de máximo auge rivalizaba con Roma en su riqueza y tamaño, y era sede de la dinastía ptolemaica. Sin embargo, a lo largo de la historia no todos han estado de acuerdo en cómo considerar a una ciudad helenística con un pasado relacionado con la realeza egipcia. Un templo submarino, descubierto por buceadores junto a su costa oriental, arroja luz sobre la naturaleza faraónica de la antigua Alejandría.

Como informaba con anterioridad Ancient Origins , la Alejandría ptolemaica ha sido a menudo considerada en los círculos académicos no como parte de Egipto, sino como una polis griega independiente, o una ciudad-estado en los límites de Egipto. Sin embargo, en 1998 se hizo un importante descubrimiento arqueológico en Alejandría que confirmaba la naturaleza faraónica de la Alejandría egipcia. Bajo el título Sea gives up Cleopatra’s treasures (“El mar entrega los tesoros de Cleopatra”), el London Sunday Times informaba del hallazgo el 25 de octubre de 1998: “Los secretos del legendario palacio real de Cleopatra, en el cual sedujo a Julio César, han sido recuperados bajo las olas del mar Mediterráneo, donde yacieron durante más de 1.600 años.” Este notable descubrimiento se produjo después de que el Instituto Europeo de Arqueología Submarina (IEASM) hubiera dado permiso en la década de 1990 para trabajar en la zona este del Puerto Oriental, donde se encontraba el complejo regio ptolemaico.

Después de algunos años de mapeado y exploración de la zona, Frank Goddio, director francés del equipo de arqueólogos submarinos, pudo anunciar antes del final de 1998 que había descubierto el palacio real de Cleopatra (51 a. C. – 30 a. C.), última de los faraones ptolemaicos.

Antiguas estatuas egipcias descubiertas bajo las olas del Puerto Oriental de Alejandría. (Crédito: The Hilti Foundation)

Antiguas estatuas egipcias descubiertas bajo las olas del Puerto Oriental de Alejandría. (Crédito: The Hilti Foundation )

Los buceadores de Goddio encontraron en el fondo del mar suelos de mármol que según él marcaban por primera vez la ubicación exacta del palacio de Cleopatra. También hallaron pedazos de granito rojo y columnas rotas en la isla sumergida de Antirrodo, lo que proporcionó a Goddio una prueba más del emplazamiento del complejo regio. Las ruinas del palacio real de Cleopatra fueron redescubiertas bajo las aguas del mar Mediterráneo, donde llevaban 17 siglos desaparecidas. Los submarinistas comunicaron haber visto columnas y capiteles en desorden, hornos y estanques -algunos de los cuales fueron descritos como los denominados ‘Baños de Cleopatra’; grandes bloques de piedra caliza tallada, estatuas de divinidades egipcias e incluso murallas.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article