Portada - Detalle de fachada de la tumba de la época micénica y la mampostería de piedra en seco que sella la entrada. Fotografía: Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia

Singular tumba de la Edad del Bronce demuestra la predilección de un noble micénico por las joyas

(Leer articulo en una sola página)

Después de 3.350 años, alguien ha vuelto a entrar en la tumba de un noble de la época micénica, y sus posesiones más preciadas han podido ser contempladas por el hombre actual. Los arqueólogos consideran este enterramiento algo singular, destacando el ajuar funerario y estilo de la tumba frente a otros de su tiempo.

La tumba fue descubierta durante las excavaciones cercanas a Orcómeno, Beocia, Grecia. Fue desenterrada durante el primer año de un programa conjunto de cinco años de duración en el que colaboraban el Eforato de Antigüedades de Beocia/Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia por un lado y la British School de Atenas y la Universidad de Cambridge por el otro.

Según Euronews, la tumba es "la novena más grande de su tipo en ser descubierta entre alrededor de 4.000 excavadas en Grecia en los últimos 150 años."

Arqueólogos registrando los huesos hallados en el interior de la cámara funeraria. (Ministerio de Cultura griego)

Arqueólogos registrando los huesos hallados en el interior de la cámara funeraria. ( Ministerio de Cultura griego )

La tumba tiene un dromos (pasadizo) con 20 metros (65,5 pies) de largo y bancos de piedra labrados en la roca cubiertos de mortero de arcilla. Este pasillo conduce a la cámara funeraria de 42 metros cuadrados (452 pies cuadrados). Se cree que la altura hasta la techumbre a dos aguas medía originalmente 3,5 metros (11,5 pies). Sin embargo, se ha propuesto que el techo ya habría comenzado a desmoronarse en la antigüedad; lo que desplazó ligeramente el enterramiento pero también le aportó cierta protección a su contenido contra los saqueadores.

Vista de la fachada de la tumba de la época micénica y la mampostería de piedra en seco que sellaba la entrada. (Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia)

Vista de la fachada de la tumba de la época micénica y la mampostería de piedra en seco que sellaba la entrada. ( Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia )

Al entrar en la cámara funeraria, los arqueólogos encontraron los restos de un hombre de unos 40-50 años de edad. Varios elementos de su ajuar funerario habían sido colocados junto a su cuerpo: diez vasijas cerámicas recubiertas de estaño, un par de bridones de bronce (elementos con un anillo a cada lado para sujetar al caballo por la boca) y puntas de flechas y accesorios para el arco. Sin embargo el más intrigante de los hallazgos es la colección de joyas de diversos materiales, peines, un sello de piedra y un anillo de sello. Por desgracia, las imágenes de las joyas encontradas en la tumba aún no se han hecho públicas. De cualquier manera, estas joyas aportan un elemento único al entierro, ya que por lo general se creía en aquella época que las joyas únicamente debían ser depositadas en las tumbas pertenecientes a mujeres.

Bocados de bronce para caballos hallados en la tumba de la época micénica. (Giannis Galanakis)

Bocados de bronce para caballos hallados en la tumba de la época micénica. (Giannis Galanakis )

El estilo del enterramiento también se considera raro para las tumbas de cámara micénicas. Es mucho más común para los arqueólogos encontrar tumbas de cámara de esta época utilizadas para enterramientos múltiples y conteniendo ajuares funerarios, a menudo saqueadas o destrozadas y pertenecientes a diferentes generaciones.

Un último factor que distingue a este enterramiento es la ausencia de cerámica micénica decorada en la tumba. Se encontraron sólo dos pequeñas jarras con asas, aunque este estilo de cerámica era popular por aquel entonces. Con tantos elementos diferentes a tener en cuenta, los investigadores esperan que este descubrimiento pueda mejorar en gran medida su comprensión de la variedad de prácticas funerarias empleadas en esta región durante el período micénico.

Una de las dos jarras decoradas con asas halladas en la tumba de la época micénica. (Giannis Galanakis)

Una de las dos jarras decoradas con asas halladas en la tumba de la época micénica. ( Giannis Galanakis )

La época micénica fue la última fase de la Edad del Bronce en la antigua Grecia, y es recordada por sus ciudades-estado palaciales, su arte y su escritura. Este período colapsó al final de la Edad del Bronce, posiblemente debido a los misteriosos “ pueblos del mar ”, la invasión doria, o los desastres naturales y el cambio climático –o a una combinación de todos estos factores. Ancient Origins informaba con anterioridad sobre el impacto que tuvo la época micénica en la antigua literatura griega y la construcción de tumbas :

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article