Portada-Naufragio-Encarnacion-Panama-1

Restos de Naufragio Descubiertos en Panamá pertenecen a Barco Español del 1681

(Leer articulo en una sola página)

No ocurre todos los días que un equipo de investigadores y buceadores tropiece con los restos del naufragio de un navío de carga español del siglo XVII. El Encarnación formaba parte de la Flota de Indias que unía España y el Nuevo Mundo recorriendo algunas de las numerosas rutas comerciales que impulsaron la economía española en aquella época de riqueza y abundancia. Construido en Veracruz, México, para el Imperio Español, el Encarnación fue destinado a la flota de Tierra Firme , que hacía el trayecto entre España y el norte del continente sudamericano. A finales del 1681, la nave se vio envuelta en una terrible tormenta ante las costas de Panamá, cerca de la desembocadura del río Chagres. De forma trágica el barco se hundió para siempre a una profundidad de poco más de 10 metros. Y allí descansó durante más de tres siglos hasta su reciente redescubrimiento.

National Geographic informa de que los restos del naufragio del Encarnación fueron descubiertos por primera vez en el año 2011, aunque hasta ahora no había sido posible identificar a qué navío pertenecían para poder así averiguar cuáles fueron su puerto de origen, ruta y cargamento. El estado de conservación de la nave es sorprendentemente bueno; la mitad inferior del casco del Encarnación está intacta, habiéndose encontrado en su interior cajas de madera conteniendo mercancías. La embarcación servía a un doble propósito: transportaba bienes de Sudamérica a Europa y regresaba a América cargada de productos europeos que se iban vendiendo a lo largo de su ruta. 

replica-Nao-Victoria-Carraca.jpg

La Nao Victoria , réplica moderna de una carraca española del siglo XVI. Foto: ( staugustine.com)

En aquel funesto día de noviembre de 1681, la flota de Tierra Firme zarpó de Cartagena de Indias (en la actual Colombia) y puso proa hacia su destino en Porto Bello, Panamá. No muy lejos de su puerto de origen, poco después de haberse iniciado la travesía, se encontraron con un huracán. La visibilidad empeoró hasta tal punto que la flota perdió el rumbo por completo y navegó en dirección a las Islas Naranjo . Por desgracia, para cuando el barco que iba en cabeza se dio cuenta del error, ya se encontraban navegando entre peligrosos arrecifes.

Era la noche del 29 de noviembre cuando la tragedia comenzó a desencadenarse. Pese a los persistentes vientos huracanados, gran parte de los navíos consiguieron echar el ancla para así quedar a salvo de un posible desastre. Pero no todos tuvieron tanta suerte. Durante la tormenta, el Boticaria embarrancó en los arrecifes. Con vías de agua en el casco, acabó yéndose a pique tras tres días de esforzada lucha por parte de sus tripulantes. El destino del Boticaria se vería más tarde como afortunado en cierto modo en comparación con el de su nave hermana, el Nuestra Señora de la Soledad. Ésta se hizo pedazos tras un choque frontal contra las rocas, en el que murieron su propietario y gran parte de la tripulación.

Aunque desconocemos la fecha exacta del hundimiento del Encarnación, parece probable que ocurriera el 3 de diciembre, cuando la desgracia se cebó de nuevo con la flotilla al aproximarse a la desembocadura del río Chagres, en un lugar conocido como Punta de Brujas . En las crónicas de la época se reseña que el mar embravecido engulló otros dos barcos en este punto, el Chaperon y el Tartana. Ahora se cree que el Encarnación también se hundió con ellos.

Los restos del Encarnación fueron descubiertos por un equipo de investigadores que participaban en la búsqueda de los restos de la flota de cinco naves del capitán Henry Morgan, que naufragó cuando se dirigían a ciudad de Panamá para saquearla, en 1670. El equipo, perteneciente al Meadows Centre for Water and Environment de la Universidad del Estado de Texas, realizó este sorprendente hallazgo al obtener una lectura anómala en su detector de metales que apuntaba claramente a la presencia de restos de naufragio bajo aquellas aguas.

Encarnacion-hundido-naufragio-panama.jpg

Impresionante fotografía del Encarnación tomada por Jonathan King cerca de la costa panameña. National Geographic Creative ( news.nationalgeographic.com)

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article