Portada - Papiro de texto legal hierático; anverso (2 columnas) y reverso (2 columnas), en el que está registrada la denuncia de Amennakht al visir acerca de las malas acciones de Paneb. Fuente: Fideicomisarios del Museo británico/CC BY NC SA 4.0

Papiro egipcio desvela el caso más antiguo conocido de agresión sexual en el trabajo

(Leer articulo en una sola página)

Allá por el 1200 a. C., un hombre llamado Paneb fue acusado de corrupción y agresión sexual en el antiguo Egipto, y aquellos cargos probablemente le costaron su empleo. Sus crímenes quedaron registrados en un antiguo papiro que es conocido desde hace décadas, pero el actual clima social ha traído aquellos terribles actos de nuevo a la luz.

Según Quartz, Paneb “era uno de los más consumados obreros en una ciudad de artesanos que cincelaban las tumbas de los faraones.” Trabajaba en Deir el Medina como jefe de obreros, y era el responsable de la construcción de las tumbas tebanas.

Un informe condenatorio

Un hombre llamado Amennakht dio a conocer los crímenes de Paneb al visir Hori en lo que hoy en día es conocido como el Papiro Salt 124 . El Museo Británico alberga este documento en su colección desde principios del siglo XIX.

Reverso del Papiro Salt 124. (Fideicomisarios del Museo Británico/CC BY NC SA 4.0)

Reverso del Papiro Salt 124. (Fideicomisarios del Museo Británico/ CC BY NC SA 4.0 )

Narrative.ly informa de que la queja por escrito comunicaba al visir que Paneb robó a Amennakht su empleo (Amennakht debió heredar el cargo), robó tumbas regias y templos, asaltó a varios hombres, ocasionó daños en espacios sagrados, mintió bajo juramento, agredió sexualmente (o por lo menos acosó) a una mujer, y cometió adulterio con muchas otras mujeres de la localidad.

En Quartz podemos leer que, en el papiro, Paneb “es acusado de desnudar a una mujer llamada Yeyemwaw, lanzarla contra una pared y violarla.” Sin embargo, en Narrative.ly se señala que “no está claro si esto implica o no agresión sexual. Como observa Pascal Vernus en Affairs and Scandals in Ancient Egypt (“Líos y escándalos en el antiguo Egipto”), el verbo utilizado significa fornicación, sin connotación alguna de consentimiento o de falta del mismo.”

Sin embargo, el papiro también incluye los nombres de varias mujeres que fueron “corrompidas” por Paneb. Los terribles actos de Paneb habrían supuesto una pesada carga para las relaciones en la pequeña ciudad de Deir el Medina, donde es probable que todo el mundo se conociera.

Janet Johnson, profesora de Egiptología en la Universidad de Chicago, explicaba las normas sociales con respecto a la conducta sexual en la época: “La actividad sexual de individuos solteros (prematrimonial y después del divorcio o la muerte de la pareja) no estaba regulada por la sociedad. Pero si una persona estaba casada, hombre o mujer, se esperaba que fueran fieles a su pareja.”

Mujer y hombre del antiguo Egipto (circa 1500 a. C. – 1450 a. C.) (Dominio público)

Mujer y hombre del antiguo Egipto (circa 1500 a. C. – 1450 a. C.) ( Dominio público )

Nadie sabe con certeza si la carta de Amennakht al visir llevó específicamente a Paneb a perder su empleo, pero los documentos sin duda demuestran que otro trabajador, Aanakht, se convirtió en el siguiente capataz.

El estatus de la mujer en el antiguo Egipto

Aunque aún era una lucha constante en tiempos de Paneb, las mujeres ostentaban cargos muy considerados socialmente y gozaban de derechos en el antiguo Egipto. Con esfuerzo, algunas de ellas lograron alcanzar la categoría de influyentes médicos, asesores políticos, escribas o incluso gobernantes.

En Deir el-Medina, por ejemplo, las mujeres aprendían a escribir, y podían intercambiar cartas con sus amigas y parejas, así como convertirse en escribas. Por ejemplo, está documentado que las sacerdotisas de Seshat eran escritoras bien instruidas que servían a nobles y a reyes. El primer ejemplo conocido de una mujer escriba está datado en la época de la Dinastía VI.

Efigie de Seshat tallada en la parte trasera del trono de la estatua sedente de Ramsés II, templo de Amón de Luxor. (CC0 1.0)

Efigie de Seshat tallada en la parte trasera del trono de la estatua sedente de Ramsés II, templo de Amón de Luxor. ( CC0 1.0 )

En el ámbito político, dos mujeres visires (los más altos funcionarios que servían al faraón) conocidas fueron Nebet, que ejerció su cargo durante el reinado del faraón Pepi I de la Dinastía VI, y la reina Cleopatra I Sira (madre de Cleopatra II, Ptolomeo VI y Ptolomeo VIII ), visir durante el reinado de Ptolomeo V.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article