Portada - Recreación del rostro de la Señora de Cao, soberana peruana prehispánica. Fuente: Ministerio de Cultura de Perú

Nueva investigación demuestra que las mujeres reinaban en el antiguo Perú prehispánico

(Leer articulo en una sola página)

Una historiadora ha presentado la teoría de que el sexismo ha contaminado el concepto popular de la vida de la mujer peruana prehispánica. Concretamente, la investigadora ha documentado cómo mujeres de alto rango han sido consideradas sacerdotisas sin ningún poder político, a pesar de las evidencias que apuntan a una historia diferente.

Según el Daily Mail, la historiadora Maritza Villavicencio lleva diez años investigando el arte corporal, los rituales funerarios y las ropas utilizadas por los antiguos peruanos. Los resultados de su trabajo son el libro, “Mujer, poder y alimentación en el antiguo Perú.” El marco temporal estudiado por Villavicencio ha sido la totalidad de la época prehispánica, que abarca desde el 9500 a. C. hasta aproximadamente el año 1500 de nuestra era.

Esta tumba regia, la octava descubierta en 25 años, habría pertenecido a una sacerdotisa mochica, enterrada hace 1.200 años. La gran cantidad de hallazgos y la complejidad del entierro revelan el poder e influencia que esta mujer ejercía en vida. (Luis Castillo)

Esta tumba regia, la octava descubierta en 25 años, habría pertenecido a una sacerdotisa mochica, enterrada hace 1.200 años. La gran cantidad de hallazgos y la complejidad del entierro revelan el poder e influencia que esta mujer ejercía en vida. (Luis Castillo)

Como informa el Inquirer, Villavicencio ha descubierto que la creencia de que las mujeres de la élite del antiguo Perú no tenían influencia política y sólo alcanzaban el rango de sacerdotisas es falsa. La investigadora asegura que en el antiguo Perú hubo mujeres que reinaron. En palabras de la propia Villavicencio:

“Las mujeres eran invisibles en la historia, y lo que hace mi libro es proponer la recuperación de la memoria de la vida real de estas mujeres. Es por ello que esto es algo más que una simple reivindicación [...] Las mujeres fueron categorizadas como sacerdotisas para rebajar su estatus — no como una persona que tenía poder para participar en las actividades políticas, económicas y sociales de su pueblo, capaces de decidir y hacer alianzas con otros gobernantes [...] Hay una interpretación discriminatoria por parte de los investigadores con respecto a las mujeres en el antiguo Perú que oculta el poder de estas mujeres.”

Representación de una sacerdotisa Moche. (cinabrio blog)

Representación de una sacerdotisa Moche. (cinabrio blog)

Las pruebas del poder político de las mujeres que habría existido en el Perú prehispánico es evidente si uno sigue la explicación de Villavicencio sobre qué era lo que daba poder a un individuo por aquel entonces. La investigadora afirma que habían cuatro áreas principales que creaban la autoridad: la posibilidad de hacer ‘milagros’, la reproducción, el suministro de alimentos y la habilidad de confeccionar tejidos. Una mujer podría haber destacado en cualquiera de estas áreas, al igual que un hombre. De este modo, Villavicencio afirma de aquellas mujeres que “el poder de sanar, de invocar el clima mediante el conocimiento, de mostrar el camino de la vida y de la muerte, las hizo líderes.” El linaje también desempeñaba un importante papel a la hora de alcanzar el poder.

Yacimientos arqueológicos como el la Huaca Huallamarca de San Isidro proporcionan un buen ejemplo de enterramientos de mujeres de élite. Cuando fue excavada en 1958, se encontraron los restos de 100 personas, de las cuales 73 eran mujeres de alto rango, como la Dama de los Cabellos Largos. Los ajuares funerarios sugieren que los hombres enterrados en el lugar eran de menor rango que sus equivalentes de sexo femenino.

Huallamarca, San Isidro, Lima, Perú. (Håkan Svensson/CC BY SA 3.0)

Huallamarca, San Isidro, Lima, Perú. (Håkan Svensson/CC BY SA 3.0)

La confección de tejidos también se ha relacionado con los restos de algunas mujeres prehispánicas encontrados en Perú, y según Villavicencio estos tejidos otorgaban poder a aquellas mujeres. Tatuajes con símbolos poderosos, como serpientes, se han encontrado también en los cuerpos de algunas mujeres prehispánicas.

Villavicencio cita ejemplos como la Señora de Cao y la Señora de Chornancap para demostrar cómo los hechos arqueológicos han sido distorsionados por numerosos expertos.

Reconstrucción del posible aspecto de la ‘Señora de Cao’, sacerdotisa Moche. (Manuel González Olaechea/CC BY SA 3.0)

Reconstrucción del posible aspecto de la ‘Señora de Cao’, sacerdotisa Moche. (Manuel González Olaechea/CC BY SA 3.0)

La Señora de Cao, ahora ampliamente reconocida como gobernante, fue considerada inicialmente una sacerdotisa – a pesar de haber sido enterrada con un cetro mucho mayor que el hallado en la tumba del Señor de Sipán (quien fue reconocido como líder político casi sin dudarlo).

La Señora de Cao fue una gobernante Moche que reinó en el siglo IV. Sus restos fueron hallados en la pirámide de Huaca Cao Viejo en el año 2006. Fue enterrada con una corona y objetos de cobre y oro. En palabras de Villavicencio, “La Dama de Cao tenía serpientes tatuadas en su brazo, lo que significaba que era capaz de convocar el agua de los ríos y posiblemente predecir el tiempo.”

Tatuajes en el brazo de la Señora de Cao. (Mujeres Aborígenes: Mayas y Mochicas)

Tatuajes en el brazo de la Señora de Cao. (Mujeres Aborígenes: Mayas y Mochicas)

Llevó su tiempo, pero finalmente se decidió tras un nuevo examen que la Señora de Cao fue un líder político. Hoy en día existe un museo en su honor.

La Señora de Chornancap puede proporcionar otro ejemplo de malentendido histórico. Sus restos fueron descubiertos en San José del Moro, en el norte de Perú, en 1992. Ella vivió allí en el Período Sicán Tardío, entre los siglos XII y XIV, y fue enterrada con las ropas típicas de un líder, ocho mujeres que fueron sacrificadas para unirse a ella en el más allá, y un tocado. La evidencia sugiere aún más, pero Villavicencio afirma que la mayoría de los historiadores la ha considerado una sacerdotisa.

Reconstrucción de la Señora de Chornancap. (Fotos e Imágenes del Perú)

Reconstrucción de la Señora de Chornancap. (Fotos e Imágenes del Perú)

Villavicencio explicaba: “Hay una visión sesgada cuando se trata de las mujeres, una visión centrada en el hombre que pone a los hombres en el centro de todo en la historia del Perú.” Muchos libros de historia peruana aún sugieren que las mujeres no ocupaban cargos de gobernantes. Tal vez sería una buena idea hacer que algunos capítulos del libro de Villavicencio fuesen de lectura obligada para los estudiantes de historia peruana – por lo menos para darles una perspectiva alternativa sobre el pasado.

Imagen de portada: Recreación del rostro de la Señora de Cao, soberana peruana prehispánica. Fuente: Ministerio de Cultura de Perú

Autor: Alicia McDermott

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article