Portada - Se encontraron una hebilla y parte de una tira de hierro junto con las piezas de metal (Border Archaeology)

Los científicos resuelven el misterio de la hebilla y la tira de hierro descubiertas en un cementerio medieval

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de arqueólogos que está realizando excavaciones en la catedral de Gloucester (Inglaterra), ha logrado desenterrar una tira de hierro destinada a fijar una “pierna ortopédica” medieval. Las piezas de metal de esta prótesis fueron descubiertas junto con un esqueleto en el antiguo cementerio seglar de la catedral. Las excavaciones forman parte del plan incluido en el Project Pilgrim (‘Proyecto Peregrino’) para restaurar parte de la catedral de Gloucester.

Hundidas en el barro

Las piezas, entre las que hay una hebilla y parte de la fijación, ambas de metal, fueron descubiertas en las excavaciones que se están realizando en el sudeste del Pórtico Sur de la catedral de Gloucester. Helen Jeffrey, portavoz de la catedral, ha declarado a la BBC que “Esperamos encontrar algunos enterramientos y esqueletos, ya que en el pasado esto era un cementerio seglar, y los pequeños fragmentos de hierro fueron descubiertos en una tumba junto con un esqueleto. Constituían un verdadero enigma, y tuvimos que llevárnoslos para analizarlos –hay algo parecido expuesto en Londres.” Los expertos que están examinando los recientes hallazgos han comunicado que junto a la tira de hierro han encontrado trazas de hueso y quizás madera, lo que implica que el mecanismo permitía fijar una pierna ortopédica. En palabras de Helen Jeffrey, “Estamos sorprendidos de que lo encontraran, estaba todo cubierto de barro y parecían pequeños fragmentos de piedrecitas.” Está previsto que este objeto de metal sea expuesto en la catedral en un futuro próximo.

La larga historia de las prótesis ortopédicas

Si cree que las prótesis ortopédicas son un producto de la ciencia y la medicina contemporáneas, éste es el momento de reconsiderar su premisa. Como informaba Dhwty en un artículo del año 2014 publicado en Ancient Origins, el origen de las prótesis tiene una historia realmente antigua. De hecho, la prótesis más antigua cuya existencia conocemos procede del antiguo Egipto. En el año 2000, un equipo de investigadores descubrió en El Cairo la prótesis de un dedo gordo del pie, hecha de madera y cuero, y fijada a la momia de una aristócrata egipcia con más de 3.000 años de antigüedad. Al concebir los antiguos egipcios el más allá como una versión más perfecta de esta vida, sería importante para ellos realizar su travesía al otro mundo con su cuerpo entero e intacto. Esto se hace evidente en el hecho de que se han encontrado en las momias egipcias prótesis muy variadas, entre las que había pies, piernas, narices e incluso penes.

Prótesis egipcia del dedo gordo del pie derecho hallada en la momia de una mujer aristócrata de hace 3.000 años. (Discovery)

Prótesis egipcia del dedo gordo del pie derecho hallada en la momia de una mujer aristócrata de hace 3.000 años. (Discovery)

Siglos más tarde, en el apogeo del imperio romano, nos encontramos con el uso del hierro como material para las prótesis ortopédicas. Más concretamente, Marco Sergio fue un general romano que había perdido su mano derecha durante la Segunda Guerra Púnica. Según las fuentes de la época, Sergio tenía un brazo ortopédico de hierro que le permitía sostener su escudo. A pesar de estos primeros avances en la tecnología ortopédica, no hubo un gran desarrollo en esta área en los siglos que siguieron. Por ejemplo, en la época medieval aún estaban en uso brazos y piernas ortopédicas de hierro, más de mil años después de que Marco Sergio utilizara su prótesis.

Pierna artificial, Inglaterra, 1890-1950. (Museo de la Ciencia de Londres)

Pierna artificial, Inglaterra, 1890-1950. (Museo de la Ciencia de Londres)

Sin embargo, con la tremenda evolución de la tecnología en los últimos cien años, los progresos que se produjeron a lo largo del siglo XX son innegables. Las prótesis de hoy en día son mucho más ligeras, y están hechas de plástico, aluminio y materiales compuestos a fin de proporcionar a los mutilados elementos más funcionales. Además de las prótesis, más ligeras y cuidadosamente elaboradas, la llegada de los microprocesadores, los circuitos informáticos y la robótica a los dispositivos actuales ha permitido un diseño destinado a que los mutilados recuperen el estilo de vida al que estaban acostumbrados, más que a proporcionarles simplemente una funcionalidad básica o una apariencia más agradable. Las prótesis de hoy en día son más realistas, están recubiertas de silicona y permiten realizar las funciones de un miembro natural mejor de lo que había sido posible jamás en el pasado.

Prótesis moderna (CC by SA 3.0)

Prótesis moderna (CC by SA 3.0)

Imagen de portada: Se encontraron una hebilla y parte de una tira de hierro junto con las piezas de metal (Border Archaeology)

Autor: Theodoros Karasavvas

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article