Portada - Guerra de clanes en Escocia (scotclans.com)

Huesos revelan el espantoso final de los miembros de un clan escocés: asfixiados con humo hasta la muerte en una cueva

(Leer articulo en una sola página)

Hace más de 400 años, el clan Macleod masacró a cerca de 400 miembros del clan Macdonalds en la isla escocesa de Eigg, asfixiándolos con humo hasta la muerte en una cueva en la que se habían refugiado. Ahora, un grupo de turistas ha encontrado numerosos huesos de aquellos Macdonalds en dicha cueva.

El ataque contra el clan Macdonalds acabó con la mayor parte de los habitantes de la isla. El conflicto posiblemente estalló después de que algunos hombres Macleod acosaran a algunas jóvenes Macdonalds. 400 Macdonalds isleños fueron asesinados en este enfrentamiento entre clanes escoceses.

Entrada a la cueva de la isla de Eigg donde fueron encontrados los huesos de los Macdonalds el pasado mes de octubre. Las autoridades tienen la intención de dar sepultura a los huesos una vez se hayan llevado a cabo los análisis pertinentes. (Wikimedia Commons/Christian Jones photo)

Entrada a la cueva de la isla de Eigg donde fueron encontrados los huesos de los Macdonalds el pasado mes de octubre. Las autoridades tienen la intención de dar sepultura a los huesos una vez se hayan llevado a cabo los análisis pertinentes. ( Wikimedia Commons /Christian Jones photo)

Los arqueólogos han datado los 53 huesos, descubiertos en octubre, aproximadamente en la misma época de la masacre, que se produjo alrededor del año 1577.

Según ha informado la BBC , el enfrentamiento se remonta hasta épocas anteriores del siglo XVI, cuando el hijo de Dunvegan Macleod fue golpeado y abandonado en una barca hasta morir. La leyenda narra que la barca fue a la deriva hasta regresar a Skye, su hogar.

Otro relato de la guerra entre clanes escoceses, publicado en el diario The Scotsman , cuenta que tres jóvenes Macleod fueron expulsados de la isla de Eigg y abandonados atados en su barca tras haber acosado a algunas muchachas de la isla. Los heridos Macleod regresaron a Dunvegan, en la isla de Skye, y el clan clamó venganza.

Una flota de guerreros Macleod zarpó de Skye con rumbo a la isla de Eigg, pero un centinela de los Macdonalds avistó sus embarcaciones, y los isleños huyeron buscando refugio en una cueva cuya entrada quedaba oculta, según se informa, por una cascada.

La histórica isla de Eigg vista desde Knoydart, Escocia. (Wikimedia Commons/Graeme Churchard)

La histórica isla de Eigg vista desde Knoydart, Escocia. ( Wikimedia Commons /Graeme Churchard)

Todo lo que encontraron los Macleod fue una anciana que no reveló dónde se había ocultado su clan. Las búsquedas fueron en vano, de modo que los Macleod decidieron arrasar las tierras de los Macdonalds antes de regresar a Skye.

Sin embargo, había comenzado a nevar cuando los asaltantes vieron a un isleño de Eigg que había sido enviado a comprobar si los Macleod ya se habían marchado. Los invasores desembarcaron entonces de nuevo y siguieron las huellas de aquel hombre hasta la cueva.

Cuando los Macleod alcanzaron la cueva, exigieron la rendición de los Mcdonalds, pero éstos se negaron. Fue entonces cuando los Macleod asfixiaron a los Macdonalds prendiendo fuego a la hierba y los helechos que había en la entrada de la cueva.

Sólo una familia logró escapar.

El pasado mes de octubre, la policía recibió la notificación de que algunos turistas habían encontrado restos humanos en una cueva de la isla de Eigg. Se comunicó entonces el descubrimiento al organismo oficial Historic Environment Scotland, cuyos investigadores se personaron para examinar los huesos, datándolos a grandes rasgos en aquella época, entre los años 1430 y 1620.

Mapa con la localización geográfica de la isla de Eigg (en rojo), muy cercana a Skye (la isla de mayor tamaño al norte) y al resto de las islas Small (Wikimedia Commons/Hogweard)

Mapa con la localización geográfica de la isla de Eigg (en rojo), muy cercana a Skye (la isla de mayor tamaño al norte) y al resto de las islas Small ( Wikimedia Commons /Hogweard)

Aproximadamente 250 años después de 1577 Sir Walter Scott visitó la cueva y encontró en ella algunos huesos, que las autoridades de la época enterraron de nuevo.

Años después, coleccionistas en busca de recuerdos se llevaron algunos de los huesos de los esqueletos. Las autoridades intervinieron entonces a petición de los isleños y enterraron todos los huesos en el cementerio de Eigg.

“A algunas personas no les gusta entrar en la cueva debido a su angosta entrada, aduciendo además que se trata de un lugar donde murieron muchas personas,” ha declarado la Sra. Dressler a BBC Radio Scotland, añadiendo a continuación que esperaba que el descubrimiento de estos huesos diera pie a una nueva investigación sobre la masacre y la historia que gira en torno a ella.

Kirstey Owen, arqueóloga de Historic Environment Scotland, explicaba en declaraciones recogidas por The Scotsman :

“Desde luego que todo esto encajaría con que la cueva fuera el lugar de descanso definitivo de la mayor parte de la población de Eigg tras la masacre de 1577. Probablemente haya más huesos en la cueva, pero vamos a actuar como si se tratara de una tumba de guerra, y no los buscaremos de forma proactiva.”

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article