Portada - Cámara hallada bajo la Plaza de San Francisco en el transcurso de unas obras para la construcción de una nueva estación de metro en Quito, Ecuador. Fotografía: Colectivo Kitu Milenario / César Cáceres Rojas

Hallazgo arqueológico en obras del metro de Quito provoca conflicto entre desarrollo urbano y defensa del patrimonio histórico

(Leer articulo en una sola página)

La ciudad de Quito, Ecuador, está reconocida como Patrimonio Mundial de la UNESCO por tener el mayor y mejor conservado centro histórico de Latinoamérica. Pero hay otra historia mucho más antigua bajo el pavimento de la vieja ciudad, una historia que los grupos activistas locales temen que podría encontrarse en peligro a medida que la red de metro de la ciudad continúa extendiéndose.  

La ciudad colonial de Quito fue fundada por los españoles en 1534. Pero los españoles la construyeron sobre un importante asentamiento inca y preinca. Los quiteños dicen a menudo que sus primeros pobladores fueron el pueblo Kitu (Quitu), de quienes se cree que habrían habitado la región desde una época tan antigua como el 2000 a. C. Se han descubierto gran cantidad de restos de culturas preincas en torno a Quito a través de sus profundas tumbas subterráneas y las ruinas de sus asentamientos y fortalezas.

Ruinas del yacimiento arqueológico de Rumipamba en Quito, Ecuador. (Gustavo Valladares/CC BY SA 4.0)

Ruinas del yacimiento arqueológico de Rumipamba en Quito, Ecuador. (Gustavo Valladares/ CC BY SA 4.0 )

El rico patrimonio histórico de la ciudad implica que cualquier obra de construcción que se realice en ella, especialmente en su centro histórico (que poseía significado ceremonial desde épocas precoloniales), debe tomar en consideración su especial ubicación. De este modo, cabía esperar que cuando se encontraron elementos arqueológicos durante los trabajos de la estación de metro de Plaza de San Francisco en el año 2016, las autoridades de la ciudad detuvieran las obras para que los arqueólogos pudieran examinar el hallazgo. Se llevaron a cabo estudios , se excavaron pozos para analizar el terreno, y los resultados del análisis fueron publicados poco después. ¿El resultado? Bueno, eso depende de con quién hablemos…

Los informes presentados en la web del Metro de Quito muestran los resultados del proyecto de rescate realizado por arqueólogos y aprobado por el INPC (Instituto Nacional de Patrimonio Cultural) de Ecuador. En ellos se afirma que se encontraron anomalías en la zona que quedarían afectadas directamente por las obras, entre ellas escaleras, canales, muros y cámaras o criptas circulares y semicirculares. Se hallaron también elementos cerámicos, datados mediante radiocarbono en las épocas colonial y preinca, además de tejidos, restos de flora y fauna, y acumulaciones de otros restos. También se encontraron algunos restos humanos (ver páginas 45 y 46 de este informe en pdf) en nichos de una zona situada junto a una cámara circular.

En este nicho se encontraron huesos de niños pequeños. (Metro de Quito)

En este nicho se encontraron huesos de niños pequeños. ( Metro de Quito )

La presencia de restos humanos, además de la naturaleza de las cámaras circulares y semicirculares, se ha vinculado con las tumbas del Período de Integración excavadas en el yacimiento quiteño de La Florida . Aquellas tumbas fueron datadas entre los años 220 d. C. y 640 d. C., y contenían restos humanos junto con abundante ajuar funerario. Los hallazgos de La Florida y sus elementos arqueológicos han sido protegidos mediante la creación de un museo en el propio yacimiento.

Tumba con doble cámara vista desde arriba, Museo de La Florida, Quito, Ecuador. (Museo de Sitio La Florida).

La “Cámara 3” hallada bajo la Plaza de San Francisco (Quito) presenta una forma similar a un ocho. (Metro de Quito)

Arriba: Tumba con doble cámara vista desde arriba, Museo de La Florida, Quito, Ecuador. ( Museo de Sitio La Florida ). Abajo: La “Cámara 3” hallada bajo la Plaza de San Francisco (Quito) presenta una forma similar a un ocho. ( Metro de Quito )

Las excavaciones de rescate cubrieron el 13,89% de los 3.360 m 2 que ocupa la estación de metro de la Plaza de San Francisco. El informe publicado en octubre del 2016 recomienda que se salve al menos el 30% del yacimiento arqueológico. Los autores del informe sugieren que sean protegidos los elementos singulares como canales y suelos para ser expuestos en un museo in situ en la Plaza de San Francisco. También proponen que toda obra de construcción en la zona sea supervisada por arqueólogos.  

El informe del año 2016 sobre los hallazgos arqueológicos de la Plaza de San Francisco sugiere que se cree un museo in situ para conservar alguno de los elementos arqueológicos y fomentar la consciencia cultural y la valoración del patrimonio histórico de Quito. (Metro de Quito)

El informe del año 2016 sobre los hallazgos arqueológicos de la Plaza de San Francisco sugiere que se cree un museo in situ para conservar alguno de los elementos arqueológicos y fomentar la consciencia cultural y la valoración del patrimonio histórico de Quito. ( Metro de Quito )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article