Portada - Estatua de Buda (CC by SA 4.0)

Hallados los posibles restos de Buda: desenterrados en China huesos incinerados de hace 2.500 años con reveladora inscripción

(Leer articulo en una sola página)

En lo que podría ser un hallazgo enormemente significativo para los budistas de todo el mundo, un equipo de arqueólogos ha desenterrado en China una antigua caja de cerámica que contiene restos humanos incinerados. La caja presenta una inscripción según la cual pertenecen a Buda, también conocido como Siddhārtha Gautama.

Siddhartha Gautama, también conocido como el Buda o “El Iluminado,” es probablemente una de las personas más influyentes procedentes de la India al haber fundado una religión tan importante como el budismo.  Se cree que habría vivido y enseñado en la región más oriental de la antigua India en algún momento entre los siglos VI a. C. y IV a. C.  Según el Mahaparinibbana Sutta del canon Pali, a la edad de 80 años Buda anunció que pronto alcanzaría el Parinirvana o estado inmortal definitivo y abandonaría su cuerpo terrenal.

Se cuenta que, después de su muerte, las reliquias resultantes de la cremación del Buda se habrían dividido entre 8 familias reales y sus discípulos. Según la leyenda, siglos más tarde estas reliquias fueron depositadas en santuarios por el rey Ashoka, quedando custodiadas en 84.000 estupas. Supuestamente muchos de los restos fueron llevados a otros países.

 ‘La muerte de Buda’, pintura en rollo colgante perteneciente al Museo Británico. Imagen: Trustees of the British Museum

 ‘La muerte de Buda’, pintura en rollo colgante perteneciente al Museo Británico. Imagen: Trustees of the British Museum

Reuniendo los restos del Buda

Hace unos 1.000 años, dos monjes llamados Yunjiang y Zhiming pasaron dos décadas reuniendo los restos del Buda que habían sido distribuidos por toda la India y otros países. Live Science informa de que la caja recientemente descubierta, que fue desenterrada en el Condado de Jingchuan, China, venía con una inscripción fechada en el 22 de junio del año 1013. En ella se puede leer:

“Los monjes Yunjiang y Zhiming de la Escuela del Loto, que pertenecían al Templo Mañjuśrī del Monasterio Longxing situado en la Prefectura de Jingzhou, reunieron más de 2.000 fragmentos de śarīra [restos incinerados de Buda], así como dientes y huesos del Buda, y los enterraron en la Sala Mañjuśrī de este templo. [...] Querían reunir śarīra [reliquias budistas] a fin de promover el budismo. Para alcanzar este objetivo, ambos practicaron la instrucción del budismo en todo momento a lo largo de sus vidas durante más de 20 años. A veces recibían el śarīra de donaciones de terceros; a veces lo encontraban por casualidad; a veces lo compraban en otros lugares; y a veces había quien les daba śarīra para demostrar su devoción.”

La caja cerámica con restos humanos incinerados que se cree podrían pertenecer a Buda. Fotografía: Chinese Cultural Relics

La caja cerámica con restos humanos incinerados que se cree podrían pertenecer a Buda. Fotografía: Chinese Cultural Relics

Según Live Science , los arqueólogos identificaron restos humanos incinerados dentro de la antigua caja cerámica, y aunque es imposible decir con certeza si en realidad se trata de los restos mortales de Siddhārtha Gautama, la inscripción de hace 1.000 años sin duda sugiere que éste es el caso.

El descubrimiento fue realizado en diciembre del 2012, cuando un grupo de aldeanos se encontraba reparando caminos. Después de años de excavaciones arqueológicas en el lugar, este hallazgo históricamente tan significativo fue divulgado en lengua china en el año 2016. Ahora, el descubrimiento ha alcanzado el mundo de habla inglesa por primera vez al ser publicado en la revista Chinese Cultural Relics (“Reliquias Culturales Chinas”).

Imagen de portada: Estatua de Buda ( CC by SA 4.0 )

Autor: April Holloway

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article