Portada - Cabeza momificada de Djehutynakht. Crédito: Museo de Bellas Artes, Boston.

Equipo de investigación criminal del FBI resuelve el misterio de una momia egipcia decapitada de hace 4.000 años

(Leer articulo en una sola página)

El FBI interviene para resolver el misterio

El New York Times informa de que el museo se dirigió a la unidad forense del FBI para que le ayudara a resolver el misterio. El objetivo de su investigación era extraer material genético de la momia de 4.000 años, esfuerzos que anteriormente habían fracasado debido a las dificultades a la hora de extraer un ADN que llevaba siglos en un ambiente cálido propicio para el deterioro del ADN.

En el año 2009, los científicos lograron perforar el núcleo de un molar y extraer 105 mg de polvo de diente. Sin embargo, durante años los científicos intentaron infructuosamente extraer ADN de este polvo de diente. Al entrar el FBI en la investigación, la Dra. Odile Loreille, científico forense del FBI que previamente había logrado extraer con éxito material genético de un oso de las cavernas de 130.000 años, disolvió el polvo de diente en un compuesto líquido diseñado para amplificar ADN existente. Y lo consiguió.

“Honestamente no esperaba que funcionara, ya que por aquel entonces existía la creencia de que no era posible obtener ADN de restos del antiguo Egipto,” señalaba la Dra. Loreille para el New York Times. “Pero en la revista Genes de marzo, la Dra. Loreille y sus colegas informaban de que habían recuperado antiguo ADN de la cabeza.”

El ADN se encontraba dañado, lo que demostraba que provenía de la antigua momia, y no de una contaminación moderna.

Misterio resuelto

Después de conectar los datos a un programa informático para analizar la proporción de cromosomas presentes en la muestra, los resultados revelaron que el ADN provenía de un varón biológico. La cabeza pertenecía al gobernador Djehutynakht, y no a su esposa.

Así pues, el FBI no solo ha resuelto un misterio de hace 4.000 años, también ha ayudado a confirmar que se puede extraer ADN de antiguas momias, sentando las bases para numerosas investigaciones en el futuro.

Imagen de portada: Cabeza momificada de Djehutynakht. Crédito: Museo de Bellas Artes, Boston .

Autor: April Holloway

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article