Portada - Imagen submarina de la mitad inferior de la estatua femenina hallada en aguas de Turquía. (Fotografía: ABC/Jesús García Calero)

Descubren estatua de diosa chipriota descalza entre los restos de un pecio del siglo VII antes de Cristo

(Leer articulo en una sola página)

La isla de Chipre está situada en el mar Mediterráneo, 113 kilómetros al sur de Turquía y 120 al oeste de Siria. Geográficamente, Chipre pertenece al suroeste asiático (más específicamente, al Próximo Oriente), pero política y culturalmente está considerada, desde la antigüedad, como parte de Europa. Históricamente ha sido siempre un importante puente entre África, Asia y el continente europeo. Además, en cuanto a su tamaño, Chipre es la tercera isla del Mediterráneo, por detrás de Sicilia y Cerdeña.

Según las referencias históricas que han llegado hasta nosotros, parece que Chipre tuvo que ser la “Kitim” de las Escrituras Hebreas. (Isaías 23,1 y 23,12; Daniel 11,30.) Una isla famosa en la antigüedad, no solo por su cobre, sino también por su excelente madera, destacando la de ciprés que se exportaba hasta  Tiro, en la costa fenicia , para la construcción de barcos.

Ahora, según informaciones aparecidas en el diario español ABC , una escultura cerámica —que representa la parte inferior de una antigua diosa chipriota y que ha sido datada en al menos 2.700 años de antigüedad—, acaba de aparecer sumergida en el mar, cerca de Turquía. Se trata de la mayor representación cerámica descubierta nunca en las costas turcas por los arqueólogos subacuáticos. Concretamente, el hallazgo de tan singular pieza ha tenido lugar cerca de  Bozburun. La diosa apareció mientras los expertos inspeccionaban un pecio que fue detectado el pasado mes de noviembre.

Mapa de Chipre confeccionado en el siglo XVI por el cartógrafo otomano Piri Reis. (Public Domain)

Mapa de Chipre confeccionado en el siglo XVI por el cartógrafo otomano Piri Reis. ( Public Domain )

Los trabajos de inspección y rescate están siendo dirigidos por el Instituto de Ciencia y Tecnología Marinas de la  Universidad de Dokuz Eylül (DEU) . Los científicos pertenecientes a dichos organismos consiguieron extraer la escultura, fechada en el conocido como Periodo Arcaico y sumergida a 43 metros de  profundidad. El profesor  Harun Özdaş , director de las excavaciones, ha afirmado que los trabajos se han desarrollado con el permiso y la financiación del Ministerio de Cultura y Turismo y el Ministerio de Desarrollo turcos.

Al parecer la pieza mide 60 centímetros, y junto a ella se ha documentado la presencia de platos y ánforas cerámicas. Descalza y vistiendo una larga túnica, se cree que medirá 1,20 metros cuando puedan unirse sus dos mitades. Asimismo se ha confirmado que el yacimiento ocupa un área de 300 metros cuadrados y, según han indicado los expertos, podría ser de gran importancia, ya que arrojará luz sobre un importante periodo de la historia del Mediterráneo.

Ésta es la primera vez que se produce un descubrimiento de estas dimensiones en la costa turca, de donde proceden los más asombrosos y ancestrales pecios y en cuyas aguas nació la arqueología subacuática durante la década de los años 60 del siglo pasado. En años recientes los historiadores han demostrado que el Mediterráneo fue el nexo de comunicación principal en la antigüedad, y que fue precisamente a través de este mar como se expandió el comercio y, con él, los avances tecnológicos.

La pieza mide 60 centímetros, y junto a ella se ha documentado la presencia de platos y ánforas cerámicas. (Fotografía: ABC)

La pieza mide 60 centímetros, y junto a ella se ha documentado la presencia de platos y ánforas cerámicas. ( Fotografía: ABC )

«Ese avance de las civilizaciones ha dejado huellas en el mar y ahora, estudiando estos rastros podemos saber más de las civilizaciones que vivieron en nuestras costas. La carga principal eran platos, que quedaron extendidos en un área muy amplia. También hay ánforas de tipología chipriota entre los restos. Esos elementos sumados a la escultura nos permiten concluir que se trata de un barco procedente de Chipre. El barco, que viajaba desde el Mediterráneo hacia el Egeo, en esa era arcaica, aporta importante información sobre las relaciones entre las civilizaciones de la época en la región egea», ha comentado el profesor Özdaş, director de las excavaciones, en declaraciones recogidas por el diario ABC.

Un empeoramiento de las condiciones marítimas ha obligado a detener las excavaciones por el momento. Sin embargo, a lo largo del presente año 2017 dará inicio una nueva campaña en el yacimiento submarino. En estos momentos se llevan a cabo los pertinentes trabajos de conservación de los restos hallados.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article