Portada - Cinco de los niños sacrificados fueron hallados en un enterramiento múltiple. (Flory Pinzón) Se encontraron ajuares funerarios que incluían piezas de obsidiana en otro enterramiento con dos niños sacrificados. (Takeshi Inomata)

Descubiertos en Guatemala restos de niños sacrificados por los mayas enterrados con piezas de jade y obsidiana

(Leer articulo en una sola página)

Objetos de obsidiana excavados en Takalik Abaj, Retalhuleu, Guatemala. Hojas prismáticas y núcleos de obsidiana. (Simon Burchell/CC BY SA 3.0)

Objetos de obsidiana excavados en Takalik Abaj, Retalhuleu, Guatemala. Hojas prismáticas y núcleos de obsidiana. (Simon Burchell/ CC BY SA 3.0 )

Se ha sugerido que los oficiantes de estos rituales eran probablemente miembros de la élite de aquella sociedad, y que realizaban sus ceremonias en público.  "El considerable número de estos depósitos ceremoniales en la plaza pública, enterrados en diferentes épocas, indica que éstos eran eventos públicos recurrentes que serían importantes para la integración de la comunidad, incluidos aquellos que vivían en los alrededores de Ceibal," escriben los autores en su informe.

El nuevo descubrimiento ayuda a arrojar luz sobre un período de la historia relativamente desconocido para Ceibal. El período Clásico ha sido muy bien estudiado, pero la práctica maya de construir repetidamente en el mismo sitio implica que las construcciones de tiempos anteriores eran a menudo cubiertas u olvidadas al construir las nuevas generaciones sobre las estructuras de sus predecesores. De este modo, los enterramientos rituales descubiertos en el asentamiento pueden revelar nuevos conocimientos sobre la producción artesanal y las prácticas ceremoniales de una época que aún nos es desconocida en gran medida.

Templo en la Plaza Sur de Ceibal. (Sébastian Homberger/CC BY SA 3.0)

Templo en la Plaza Sur de Ceibal. (Sébastian Homberger/ CC BY SA 3.0 )

Imagen de portada: Cinco de los niños sacrificados fueron hallados en un enterramiento múltiple. (Flory Pinzón ) Se encontraron ajuares funerarios que incluían piezas de obsidiana en otro enterramiento con dos niños sacrificados. ( Takeshi Inomata )

Autor: Alicia McDermott

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article