Portada-Galeon-Español.jpg

Descubierto el tesoro de un galeón español hundido cerca de las costas de Colombia

(Leer articulo en una sola página)

Exploradores submarinistas han descubierto en aguas colombianas lo que se cree que puede ser el tesoro más rico del mundo hundido en un naufragio, los restos del San José , galeón español volado por los británicos hace unos 300 años en el transcurso de unos combates en los que murió la mayor parte de su tripulación y se hundieron los bienes que transportaba, valorados en unos 1.000 millones de dólares. El cargamento de este navío incluía gemas, joyas, oro y plata. Se hundió hasta unos 1.000 pies (300 metros) de profundidad.  

El tesoro hundido más valioso descubierto hasta ahora había sido el del Black Swan Project , los disputados restos del naufragio de otro barco español de principios del siglo XIX hallados cerca del estrecho de Gibraltar y de los que se recuperaron 17 toneladas de monedas, valoradas en unos 500 millones de dólares.  

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció en twitter el descubrimiento, escribiendo: “Gran noticia: ¡Encontramos el Galeon San José!” y “El hallazgo del galeón San José marca un hito histórico para nuestro patrimonio cultural sumergido.”

Ver contenido multimedia acerca del descubrimiento del galeon San José publicado en el Twitter de Juan Manuel Santos, presidente de Colombia

Los restos del galeón han sido descubiertos en las cercanías del puerto de Cartagena de Indias, ciudad colombiana a orillas del Caribe. El botín que se encontraba a bordo del barco estaba siendo enviado a España en junio de 1708 para financiar el esfuerzo bélico del rey Felipe V en la Guerra de Sucesión española. Un navío de guerra británico, comandado por el comodoro Charles Wager interceptó el galeón español a unas 16 millas de la costa y lo hundió. Según las crónicas de la época, se produjo una explosión en la nave española.

Pieza de a ocho española de 1803, un tipo de moneda de plata que circulaba por todo el mundo en su época. (Fotografía: Jerry Woody/Wikimedia Commons)

Pieza de a ocho española de 1803, un tipo de moneda de plata que circulaba por todo el mundo en su época. (Fotografía: Jerry Woody/ Wikimedia Commons )

Una compañía estadounidense, Sea Search Armada , reclamó en el pasado parte del tesoro del San José a la que consideraba que tenía derecho, demandando al gobierno colombiano y exigiendo una indemnización de millones de dólares por supuesto incumplimiento de contrato. Esto se debió a que en 1981, una sociedad que forma parte en la actualidad de Sea Search Armada declaró haber descubierto la zona en la que se encontraban los restos del galeón hundido. Pero en el año 2011, un tribunal estadounidense dictaminó que el gobierno colombiano era el propietario legítimo del barco hundido y su contenido.

Otros espectaculares descubrimientos podrían yacer aún bajo las aguas cercanas a las costas colombianas, ya que se considera que unos 1.000 barcos se hundieron en las cercanías de sus arrecifes coralinos durante los 300 años de colonización española. Según la UNESCO hay aproximadamente 1 millón de restos de barcos hundidos en todo el mundo.

Maqueta de un galeón españól expuesta en el Museo de Historia Naval de Ciudad de México (Fotografía: Alejandro Linares Garcia/Wikimedia Commons)

Maqueta de un galeón españól expuesta en el Museo de Historia Naval de Ciudad de México (Fotografía: Alejandro Linares Garcia/ Wikimedia Commons )

Las autoridades colombianas no van a revelar por el momento la localización del San José , presumiblemente para proteger su valioso contenido contra posibles saqueos. La intención del gobierno colombiano es construir un museo en el que exponer el tesoro.

Otros importantes hallazgos de barcos hundidos realizados a lo largo de los últimos años han sido:

  • El Nuestra Señora de Atocha , hundido en 1622 en los Cayos de Florida y descubierto en 1985 por una compañía privada propiedad de Mel Fisher. De sus restos se obtuvieron unos 450 millones de dólares en oro, plata, joyas y cobre. Aún se están recuperando objetos de este navío hundido, y su castillo de popa, presumiblemente su parte más valiosa, aún no ha sido descubierto.
  • La galera pirata Whydah, valorada en unos 400 millones de dólares y capitaneada por Black Sam Bellamy, que se hundió en el año 1717 durante una tempestad cerca de las costas de Nueva Inglaterra. Los supervivientes del naufragio declararon que la nave transportaba en sus bodegas 30.000 libras de plata, 10.000 libras de oro y 20 toneladas de joyas y marfil. Se han rescatado por el momento más de 200.000 valiosos objetos de sus restos. Fue descubierta por el buscador de tesoros Barry Clifford en 1985.
  • El mercante británico del Tesoro S. S. Gairsoppa , hundido en 1941 por un U-boot (submarino alemán de la Segunda Guerra Mundial), transportaba plata cuyo valor en el mercado actual se calcula en unos 200 millones de dólares: 7 millones de onzas de plata, la mayor cantidad de metal precioso recuperada de un barco hundido en una sola expedición. Una compañía privada, Odyssey Marine Exploration , rescató el tesoro en el año 2011 de una profundidad de 2,8 millas (4.600 metros) bajo la superficie del Atlántico norte, y retuvo un 80% de los objetos recuperados tras llegar a un acuerdo con el gobierno británico.
  • El Bom Jesus , navío portugués cuyos restos fueron descubiertos en una playa cercana a una famosa explotación diamantífera de Namibia en el año 2008. Contenía 22 toneladas de lingotes, miles de monedas de oro del siglo XVI acuñadas en Portugal, seis cañones, espadas y más de 50 colmillos de elefantes.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article