Portada-Las herramientas de piedra encontradas en Bear Creek incluyen las dos que aparecen en la foto de arriba y que presentan extrañas bases cóncavas. (Foto: PaleoAmerica journal)

Descubiertas en el estado de Washington herramientas de piedra de hace 10.000 años con restos de tejido animal

(Leer articulo en una sola página)

Cuando los glaciares se retiraron al finalizar la última Edad del Hielo en Norteamérica, los humanos emigraron rápidamente y pasaron a habitar las zonas libres de hielo. Uno de estos lugares, cerca del Estrecho de Puget en el estado de Washington, al noroeste de los Estados Unidos, ha sido recientemente objeto de excavaciones en las que los arqueólogos han encontrado miles de herramientas de piedra trabajada de hace miles de años. Una de ellas data de hace 10.000 años, una época en la que mamuts de pelo enmarañado y bisontes prehistóricos vagaban por esta región, y sobre su superficie se descubrieron restos de tejido animal.

El yacimiento, ubicado en Bear Creek, al sur de la ciudad de Redmond, fue descubierto en el 2009 durante una inspección arqueológica de rutina previa a la realización de un proyecto destinado a atenuar la rígida canalización del cauce del Bear Creek. El Bear Creek es un afluente del río Sammamish.

Los arqueólogos han descubierto más de 4.000 láminas de piedra, puntas de flecha, punzones y raspadores que fabricaron los Nativos Americanos hace 10.000 años o más. A continuación han procedido a analizar una de las herramientas, encontrando en su superficie restos de lo que comían estos indios, cuya dieta incluía salmón, cordero, ciervo, oso y bisonte.

La excavación y la investigación las llevaron a cabo Consultores Medioambientales del SWCA, dirigidos por Robert Kopperl en los trabajos de campo. El equipo escribió un artículo sobre sus hallazgos en la revista PaleoAmerica.

Esqueleto de un antiguo bisonte similar a los que había en Norteamérica durante la Edad del Hielo (foto: James St. John/Wikimedia Commons)

Esqueleto de un antiguo bisonte similar a los que había en Norteamérica durante la Edad del Hielo (foto: James St. John/ Wikimedia Commons )

“Nos quedamos bastante impresionados,” declaró Kopperl a el Seattle Times. “Este es el yacimiento arqueológico más antiguo conocido de las llanuras del Estrecho de Puget. Está en un muy buen sitio para acampar. Podrían haberlo usado como centro de operaciones desde el que salir a pescar, cazar y recolectar, y en el que fabricar herramientas de piedra.”

Las excavaciones revelaron en un principio pocos objetos interesantes cercanos a la superficie, pero algo más tarde, en el año 2013, el equipo se topó con una capa de turba, bajo la cual se localizó la extraordinaria colección de herramientas de piedra. Dos de las puntas de lanza presentan singulares bases cóncavas en su parte inferior. Son algo diferentes a las herramientas de la cultura Clovis, que son de factura más elegante.

“Entre las herramientas descubiertas hay percutores, además de guijarros y láminas con el borde modificado,” podemos leer en el artículo. “La colección de herramientas recopilada incluye bifaces, raspadores, buriles, puntas de proyectiles y unifaces. Entre las materias primas predominan el metasedimento y la roca volcánica con grano de diferentes tamaños, tanto más fino como más tosco. Las herramientas utilizadas para la talla son de sílex y de roca volcánica de grano fino. Se encontraron tres bases de punta de proyectil bastante peculiares in situ en las excavaciones del 2009 y el 2013, dos de las cuales tienen la base cóncava mientras que la otra puede ser parte de un proyectil entallado.”

La ciudad de Redmond y el estado de Washington han demorado el proyecto para poder recuperar el hábitat ribereño del salmón en Bear Creek antes de continuar con las excavaciones arqueológicas. La corriente fue encauzada en una canalización delimitada por rocas hace muchos años.

La turba se encontraba intacta, así que los arqueólogos han llegado a la conclusión de que las herramientas son anteriores a la formación de esa capa del terreno. La datación mediante radiocarbono de la turba y el carbón que se encontraba junto con algunas de las herramientas revela que se remontan a hace unos 10.000 años. Según el equipo se encontraron además pruebas de asentamientos humanos en el lugar hace entre 8.000 y 16.000 años.

Vista del ría Sammamish en King County, Maryland; el Bear Creek es un afluente de este río.(Foto: Fenixfyre/Wikimedia Commons)

Vista del ría Sammamish en King County, Maryland; el Bear Creek es un afluente de este río.(Foto: Fenixfyre/ Wikimedia Commons )

Al haber tantos árboles y también porque la capa de hielo alteraba las tierras al oeste de la Cordillera de las Cascadas, solo hay unos pocos yacimientos conocidos que puedan remontarse a más de 10.000 años atrás en esta región. En cierto lugar cercano a Sequim se encontraron huesos de mastodonte de hace 12.000 años. Ninguno de estos yacimientos contenía herramientas de piedra. Se ha descubierto también algún otro yacimiento que contenía herramientas de piedra al este de la Cordillera de las Cascadas. Se dató entre 12.000 y 14.000 años de antigüedad.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article