Portada - David Tanami, arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel, se abre camino para extraer una vasija en la estrecha abertura de la tumba cananea ubicada cerca del Zoológico Bíblico de Jerusalén. (Shua Kisilevitz, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Descubierta vasija con sapos decapitados en una tumba de hace 4.000 años ubicada en Jerusalén

(Leer articulo en una sola página)

Alex Wigman, arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel, muestra una pequeña vasija hallada en la tumba cananea descubierta en Jerusalén en el año 2014. (Shua Kisilevitz, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Alex Wigman, arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel, muestra una pequeña vasija hallada en la tumba cananea descubierta en Jerusalén en el año 2014. (Shua Kisilevitz, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Posteriores análisis revelan intrigantes datos

Un hallazgo muy intrigante salió a la luz gracias al análisis de los sedimentos recogidos de las vasijas cerámicas y examinados al microscopio. El análisis, llevado a cabo por la Dra. Dafna Langgut de la Universidad de Tel Aviv, reveló que poco después de que las vasijas fueran depositadas en el interior de la tumba estuvieron en contacto con diversas especies vegetales, entre ellas palmeras datileras y arbustos de mirto, especies que no son indígenas de Jerusalén. “Este hecho es interesante, ya que éste no es el hábitat natural para dichas especies, que por lo tanto se habrían plantado aquí intencionadamente,” concluía Langgut como informa The Times of Israel . La investigación y los análisis relacionados con las excavaciones serán presentados el próximo 18 de octubre en la conferencia “Nuevos estudios en la arqueología de Jerusalén y su región”, que tendrá lugar en la Universidad Hebrea de Jerusalén. El evento estará abierto al público.

Imagen de portada: David Tanami, arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel, se abre camino para extraer una vasija en la estrecha abertura de la tumba cananea ubicada cerca del Zoológico Bíblico de Jerusalén. (Shua Kisilevitz, Autoridad de Antigüedades de Israel)

Autor: Theodoros Karasavvas

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article