Portada - ‘Piedra del Buitre’ de Göbekli Tepe. (Alistair Coombs) Representación artística de un cometa o meteorito dirigiéndose hacia la Tierra. (Public Domain)

Descubierta posible lluvia de meteoritos en uno de los obeliscos prehistóricos de Göbekli Tepe

(Leer articulo en una sola página)

Ha entrado en la cultura popular moderna como una terrible posibilidad para el planeta Tierra: un gran asteroide o cometa, o una lluvia de sus fragmentos más pequeños, podrían estrellarse contra la Tierra y provocar una catástrofe mundial. Ahora, un equipo de científicos cree disponer de pruebas de que una lluvia de fragmentos de cometas golpeó nuestro planeta hacia el año 11000 a. C., matando a miles de personas, provocando una pequeña Edad del Hielo y aniquilando a muchos animales de gran tamaño.

Leemos en la nota de prensa publicada por la Universidad de Edimburgo (Escocia) acerca de esta investigación:

El análisis de los símbolos grabados sobre los pilares de piedra de Göbekli Tepe, en el sur de Turquía –uno de los más importantes yacimientos arqueológicos del mundo– sugiere que una lluvia de fragmentos de cometas se estrelló contra la tierra en torno al 11000 a. C., provocando un enfriamiento climático que se prolongó durante más de 1.000 años.

Yacimiento arqueológico de Göbekli Tepe, Turquía. (Teomancimit/CC BY SA 3.0)

Yacimiento arqueológico de Göbekli Tepe, Turquía. (Teomancimit/ CC BY SA 3.0 )

La nota de prensa fue escrita por los autores del artículo publicado en la revista científica Mediterranean Archaeology and Archaeometry . (“Arqueología y Arqueometría del Mediterráneo”), Martin B. Sweatman y Dimitrios Tsiktritsis.

Los ingenieros que han realizado las investigaciones sobre este hecho han estudiado los grabados de animales de un pilar de Göbekli Tepe conocido como Piedra del Buitre (“Vulture Stone”). Los científicos interpretaron los grabados como símbolos astronómicos y estudiaron sus posiciones basándose en patrones estelares. El software informático que utilizaron permitió datar la lluvia de fragmentos de cometas en torno al 11000 a. C.

Posición del sol y las estrellas en el solsticio de verano del 10950 a. C. (Martin Sweatman, Stellarium)

Posición del sol y las estrellas en el solsticio de verano del 10950 a. C. ( Martin Sweatman, Stellarium )

“La datación de los grabados concuerda bien con la línea temporal que se deriva de un núcleo de hielo en Groenlandia que señala el acontecimiento  –probablemente resultante del impacto de un cometa que se disgregó en el interior del Sistema Solar hacia el 10890 a. C.” [de la nota de prensa emitida por la Universidad de Edimburgo]

“Piedra del Buitre” de Göbekli Tepe. (Alistair Coombs)

“Piedra del Buitre” de Göbekli Tepe . ( Alistair Coombs )

El recuerdo de este acontecimiento al parecer perduró durante milenios, lo que sugiere hasta qué punto fue devastador y cataclísmico. En la nota de prensa podemos leer que es probable que el enfriamiento del clima tuviera un serio impacto sobre los habitantes de Göbekli Tepe.

Los investigadores han indicado que las imágenes de la Piedra del Buitre constituyen una especie de registro de la catástrofe. En su opinión el curioso grabado de un hombre sin cabeza podría simbolizar una destrucción generalizada.

Grabado de un hombre sin cabeza sobre la ‘Piedra del Buitre’ de Göbekli Tepe. (Alistair Coombs)

Grabado de un hombre sin cabeza sobre la ‘Piedra del Buitre’ de Göbekli Tepe. ( Alistair Coombs )

Los investigadores han afirmado además que los símbolos del pilar demuestran que las gentes que lo labraron realizaban un seguimiento a largo plazo de los cambios en el eje de rotación de la Tierra en una antigua forma de escritura. Sugieren asimismo que Göbekli Tepe era un observatorio para cometas y meteoritos, entre otras cosas.

La reciente investigación parece dar crédito a la teoría de que es más probable que nuestro planeta experimente impactos de cometas durante los periodos en los que la órbita de la Tierra intersecta con anillos de fragmentos de cometas en el espacio, como podemos leer en la nota de prensa ya mencionada.

Ancient Origins informaba en julio del 2015 de que los hallazgos realizados en el yacimiento de Göbekli Tepe indican que la ciudad estaba destinada únicamente a una función ritual, no habiendo sido diseñada para ser habitada. Cada una de las 20 estructuras del complejo consta de un anillo de muros que rodea dos pilares monumentales en forma de T, de entre 3 y 6 metros de alto y con un peso de entre 40 y 60 toneladas.

En el año 2015 se anunció que el pilar de la Piedra del Buitre posiblemente fuera el pictograma más antiguo conocido del mundo grabado sobre un obelisco. Un pictograma es una imagen que expresa un significado por medio de su semejanza con un objeto físico. Estas imágenes se encuentran habitualmente en la escritura pictográfica, como los jeroglíficos o los caracteres empleados por las antiguas civilizaciones de China y Sumeria. Algunas culturas no alfabetizadas de África, Sudamérica y Oceanía aún utilizan pictogramas.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article