Portada - Izquierda, dos vistas del cráneo fragmentado de una joven que fue probablemente víctima de un sacrificio humano en la antigua Creta. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA). Derecha, algunos de los antiguos objetos descubiertos en el palacio micénico de Cidonia. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA)

Cráneo de una joven cortado con espada nos habla de un terrible ritual de sacrificio humano en la antigua Creta

(Leer articulo en una sola página)

En un pasado lejano, los terremotos no sólo sacudían la tierra, sino también la antigua perspectiva sobre cómo interactuar con el mundo, los dioses y entre los propios seres humanos. Durante una reciente conferencia en el Museo Arqueológico de Tesalónica, una arqueóloga también hizo temblar a sus compañeros –a algunos de entusiasmo y a otros de rabia. La experta presentó pruebas que respaldaban una práctica que ha creado mucha controversia a lo largo de los años: los sacrificios humanos en la antigua Grecia.

La arqueóloga y directora de excavaciones en cuestión es Maria Andreadaki-Vlazaki. En Newsweek podemos leer que esta investigadora habló a sus compañeros de un probable ejemplo de sacrificio humano ritual que se habría producido en el antiguo Palacio de Cidonia, en la isla griega de Creta

El sacrificio de una joven mujer al parecer tuvo lugar como reacción a un terremoto. Se ha sugerido que la mujer fue sacrificada para aplacar a los dioses, que los antiguos habitantes de la isla creían que les amenazaban al enviarles un desastre natural.

Andreadaki-Vlazaki describía el inquietante descubrimiento de los restos de la joven:

“Lo que esperábamos lo descubrimos bajo las piedras del sector oriental: el cráneo de una joven entre cráneos de animales, pero no entero, sin embargo. Había sido cortado en pedazos, como todos los demás huesos. Lo abrieron exactamente por las líneas de sutura/uniones, precedido por un corte de espada en los huesos occipital y parietal derechos, y luego esparcido entre cráneos de animales (de al menos dos cabras y un cerdo). Es cierto. El cráneo humano había sido cortado, tal vez el resto del cuerpo también, y de la misma forma que los animales. Los huesos de ambos parietales, occipital y frontal que han salido a la luz no están destrozados, sino abiertos por sus suturas naturales y dispersos. Cerca de ellos está la mandíbula inferior derecha. Es una imagen impactante”.

Se encontró el cráneo cortado de una joven entre cráneos de animales diversos. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA)

Se encontró el cráneo cortado de una joven entre cráneos de animales diversos. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA)

La Sra. Andreadaki-Vlazaki, que es también directora de las excavaciones que se están llevando a cabo en la región, ha aportado una cronología para intentar explicar lo que podría haber ocurrido en el patio del antiguo palacio cretense: primero hubo un terremoto de magnitud entre 6,5 y 7,5 en la escala de Richter. La destrucción provocada por el terremoto fue seguida inmediatamente por un incendio “que lo quemó todo”. Como reacción a estos desastres naturales, las personas que vivían en la isla sacrificaron a la joven, 43 ovejas y cabras, 4 cerdos y un buey. Todos los restos fueron enterrados en el patio. Por último, una réplica destruyó lo que aún quedaba en pie.

Aparte de los restos hallados como vestigio del sacrificio, los excavadores encontraron dos tablillas de Lineal B, un sello minoico que representa al Despotis Theron (“Señor de los animales” - un joven de pie sobre una ciudad), cinco pares de cuernos de cabras montesas y cuatro jarrones de estilo Cidonia que datan de principios del siglo XIII a. C.

Antiguos objetos hallados en el palacio micénico de Cidonia. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA)

Antiguos objetos hallados en el palacio micénico de Cidonia. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA)

Andreadaki-Vlazaki explicaba también el contexto cultural en torno a este tipo de sacrificios humanos:

“No podemos evitar mencionar el sacrificio humano en la Creta minoica. Encontrar los huesos de la joven, estudiarlos, reconstruir su cráneo y observar que fue partido en dos con un instrumento afilado en sus ‘costuras’, acompañándolo de actos rituales, no debería sorprendernos, puesto que la mitología griega incluye abundantes ejemplos de sacrificios purificadores de vírgenes, en un intento de aquella sociedad por afrontar un gran desastre, en tiempos de hambruna o de otras circunstancias excepcionales, y a menudo antes del estallido de una guerra. Los mitos de las vírgenes en el papel de chivo expiatorio, que quizás se remonten a la época micénica, se presentan como actos de profunda sumisión y devoción a lo divino, actos de reverencia y purificación, como una especie de negociación con el poder supremo, y no como una masacre salvaje y sin escrúpulos.”

Las historias de sacrificios humanos en la antigua Grecia (y otras regiones) a menudo tienden a retratar a las víctimas como encaminándose a su destino voluntariamente. Por lo general, los individuos que van a ser sacrificados parecen ser presentados con la sensación de estar cumpliendo con su deber.

La Enciclopiedia de Historia Antigua nos ofrece el ejemplo del rey Minos de Creta obligando a 14 jóvenes, siete hombres y siete mujeres, a entrar en su laberinto. El mortal Minotauro esperaba ansioso a aquellos jóvenes bellos y virginales. Se cuenta del rey Minos que sacrificaba a estos jóvenes como una compensación por la muerte de su hijo. El rey Agamenón es otro personaje de las antiguas leyendas griegas que habría realizado sacrificios humanos. En su caso, la diosa Artemisa le ordenó sacrificar a su hija Ifigenia como castigo por haber dado muerte a uno de sus ciervos sagrados. A Agamenón se le dijo que ésta era la única forma de conseguir que la diosa liberase a los vientos.

Grabado del Minotauro (representado aquí de forma parecida a un centauro) en el interior de un laberinto. (Dominio público)

Grabado del Minotauro (representado aquí de forma parecida a un centauro) en el interior de un laberinto. (Dominio público)

Aunque tiene sentido que los antiguos griegos realizaran sacrificios humanos cuando lo creían necesario, como hicieron también muchas otras antiguas culturas del mundo, hay quien está en contra de esta idea, afirmando a menudo que la cultura griega era demasiado “civilizada” como para tomar parte en actos tan horribles. Sin embargo, ésta no es la primera vez que se ha planteado la polémica teoría de los sacrificios humanos en la antigua Grecia.

Piezas cerámicas halladas en el palacio micénico de Cidonia. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA)

Piezas cerámicas halladas en el palacio micénico de Cidonia. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA)

Imagen de portada: Izquierda, dos vistas del cráneo fragmentado de una joven que fue probablemente víctima de un sacrificio humano en la antigua Creta. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA). Derecha, algunos de los antiguos objetos descubiertos en el palacio micénico de Cidonia. (Maria Andreadaki-Vlazaki via ANA-MPA)

Autor: Alicia McDermott

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article