Portada - Rostro dibujado con carboncillo hallado en una de las cuevas de la isla de Mona, Puerto Rico (Journal of Archaeological Science CC BY 4.0)

Arte rupestre en la oscuridad: salen a la luz miles de pinturas indígenas precolombinas en Puerto Rico

(Leer articulo en una sola página)

Un equipo de arqueólogos británicos y portorriqueños afirma haber descubierto el arte largo tiempo perdido de una civilización olvidada en una pequeña y remota isla deshabitada del Caribe. Los expertos sugieren que esta civilización indígena en concreto podría haber contribuido más a la cultura moderna de lo que se pensaba en un principio.

Descubiertos miles de dibujos y pinturas taínos

Casi 500 años después de que quedara severamente dañada por los conquistadores españoles, un equipo de arqueólogos británicos y portorriqueños ha redescubierto lo que se considera la mayor concentración de arte Taíno del mundo, como informa The Independent. Situada en una isla deshabitada muy pequeña y distante llamada Mona, entre Puerto Rico y la República Dominicana, miles de dibujos y pinturas taínos desconocidos hasta ahora han salido a la luz en treinta cuevas de la isla. Según The Independent, se estima aún quedan más de un centenar de cuevas por ser exploradas, lo que lleva a los arqueólogos a creer que probablemente queden aún por descubrir muchas más obras de antiguo arte taíno.

Diseños aditivos y extractivos halladas en las zonas oscuras de tres cuevas de la isla de Mona. A) motivos dibujados al carbón; B) acanaladuras realizadas con un dedo y zona de extracción sistemática (derecha); C) rostro dibujado al carbón; D) cara con extremidades y apéndices dibujada trazando acanaladuras con un dedo. (Journal of Archaeological Science / CC BY 4.0)

Diseños aditivos y extractivos halladas en las zonas oscuras de tres cuevas de la isla de Mona. A) motivos dibujados al carbón; B) acanaladuras realizadas con un dedo y zona de extracción sistemática (derecha); C) rostro dibujado al carbón; D) cara con extremidades y apéndices dibujada trazando acanaladuras con un dedo. (Journal of Archaeological Science / CC BY 4.0)

El análisis científico del arte recientemente descubierto demuestra hasta el momento que la mayor parte de los dibujos y pinturas datan de los siglos XIV y XV. Como indican los arqueólogos, la mayoría de ellos representan una diversificación desconcertante de rostros a menudo híbridos de animales y humanos, combinados y entrelazados con claros patrones geométricos conceptuales y patrones curvilíneos.

La civilización taína

Los taínos, un subgrupo de los indios Arawak, habitaban las Grandes Antillas del mar Caribe en el momento en el que Cristóbal Colón llegó al Nuevo Mundo. Se cree que ésta fue de hecho la primera cultura importante del Nuevo Mundo con la que Colón entró en contacto. Los logros de los Arawak incluyen una cancha de pelota ceremonial cuyos límites estaban marcados por dólmenes verticales de piedra, el desarrollo de un lenguaje universal, y la creación de una compleja cosmología religiosa.

Rostro con miembros y apéndices dibujado mediante acanaladuras trazadas con el dedo. Estas imágenes podrían haber sido pintadas con una luz muy limitada o en la más completa oscuridad. (Journal of Archaeological Science CC BY 4.0)

Rostro con miembros y apéndices dibujado mediante acanaladuras trazadas con el dedo. Estas imágenes podrían haber sido pintadas con una luz muy limitada o en la más completa oscuridad. (Journal of Archaeological Science CC BY 4.0)

Los pueblos taínos vivían en reinos teocráticos y tenían jefes o caciques organizados jerárquicamente. Estaban divididos en tres clases sociales: los naborías (clase trabajadora), los nitaínos o sub-jefes y nobles (lo que incluía a los bohíques o sacerdotes y curanderos) y los caciques o jefes, de los cuales cada poblado o yucayeque tenía uno. Ambos sexos se pintaban en ocasiones especiales y se adornaban con pendientes, narigueras y collares, que en ocasiones estaban hechos de oro.

Expertos en agricultura y caza, los taínos eran también buenos marineros, pescadores, fabricantes de canoas, cocineros y navegantes. Como indica The Independent, los exploradores europeos supieron por primera vez del caucho, el tabaco, la batata, el maíz dulce y diversas frutas gracias a los taínos. Por otro lado, un buen número de palabras del español moderno como canoa, hamaca, tabaco, huracán y barbacoa entre otras, derivan de la lengua taína.

La investigación revela las técnicas de los artistas taínos

La investigación también ha “traicionado” las técnicas que los artistas taínos empleaban para crear sus hermosas obras de arte: “Las pinturas se hacían con excrementos de murciélago que durante muchas décadas habían absorbido de forma natural minerales amarillos, marrones y rojos del suelo de la cueva. A veces se añadía resina vegetal a la pintura de excrementos de murciélago (guano) para ayudarla a adherirse a las paredes de las cuevas. Otras imágenes eran creadas simplemente mediante el uso de carboncillos”, escriben los académicos en el artículo titulado: ‘Artists before Columbus: A multi-method characterization of the materials and practices of Caribbean cave art.’ (“Artistas anteriores a Colón: una caracterización multimétodo de los materiales y prácticas del arte rupestre del Caribe.”)

Muchas de las imágenes se realizaban con los dedos y pintura. (Journal of Archaeological Science CC BY 4.0)

Muchas de las imágenes se realizaban con los dedos y pintura. (Journal of Archaeological Science / CC BY 4.0)

Los investigadores también observaron que la gran mayoría de las pinturas fueron realizadas por los artistas arrastrando los dedos por la blanda superficie de las paredes de la cueva. “Análisis científicos del equipo han proporcionado las primeras dataciones para el arte rupestre del Caribe –resulta ilustrativo que estas imágenes sean precolombinas y fueran realizadas por artistas que exploraban y experimentaban profundamente bajo tierra,” comentaba la Dra. Alice Samson de la Universidad de Leicester, codirectora del proyecto arqueológico de la isla de Mona, tal y como informa The Independent. Al hacerlo, los artistas desprendían la gruesa capa superficial de un color más oscuro, formada por calcita corroída de forma natural, quedando al descubierto de este modo la roca sólida de la cueva, de un color más claro. Esta técnica puede sonar primitiva a la mayoría de artistas occidentales, pero sin duda resultaba eficaz, ya que estos dibujos realizados con el dedo han sobrevivido durante más de cinco siglos.

Toma de muestras: A) carbonilla de las pinturas rupestres; B) muestras de pinturas indígenas (obsérvense las marcas de dedos en esta “paleta” de pinturas, muestra 130); C) sedimentos superficiales, ocre rojo de la Vereda del Centro, localización de muestras 998; D) acumulaciones de calcita sobre arte rupestre. (Journal of Archaeological Science CC BY 4.0)

Toma de muestras: A) carbonilla de las pinturas rupestres; B) muestras de pinturas indígenas (obsérvense las marcas de dedos en esta “paleta” de pinturas, muestra 130); C) sedimentos superficiales, ocre rojo de la Vereda del Centro, localización de muestras 998; D) acumulaciones de calcita sobre arte rupestre. (Journal of Archaeological Science / CC BY 4.0)

La importancia cultural del arte rupestre de la isla de Mona

Las cuevas eran muy importantes para la cultura local, ya que se creía que eran los lugares de donde procedían los primeros seres humanos según el folklore taíno. Los pueblos taínos también creían que las cuevas eran los lugares donde el sol y la luna nacieron originalmente. Además, las cuevas eran utilizadas a menudo como enterramientos humanos y eran vistas como lugares en los que poder comunicarse con los espíritus ancestrales y deidades. Los investigadores sugieren que el arte rupestre de Mona no es sólo la mayor concentración de arte taíno del mundo, sino que además también podría revelar mucho sobre la función de esta remota isla en la época precolombina: “Para los millones de indígenas que vivían en el Caribe antes de la llegada de los europeos, las cuevas representaban portales a un reino espiritual, y de este modo estos nuevos descubrimientos de los artistas trabajando en su interior captan la esencia de sus sistemas de creencias y los pilares de su identidad cultural,” comentaba el Dr. Jago Cooper del Museo Británico según informa The Independent.  

Acanaladuras trazadas con el dedo y zona de extracción sistemática (derecha) (Journal of Archaeological Science CC BY 4.0)

Acanaladuras trazadas con el dedo y zona de extracción sistemática (derecha) (Journal of Archaeological Science / CC BY 4.0)

En última instancia, los investigadores destacan que la comprensión de la cultura taína resulta muy importante desde un punto de vista arqueológico, ya que en su opinión esta civilización poco apreciada ha contribuido más a la cultura del mundo moderno de lo que pensábamos hasta ahora.

Imagen de portada: Rostro dibujado con carboncillo hallado en una de las cuevas de la isla de Mona, Puerto Rico (Journal of Archaeological Science / CC BY 4.0)

Autor: Theodoros Karasavvas

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article