Portada - Plano del Fuerte de Santa Elena, situado en lo que hoy es Parris Island, Carolina del Sur, uno de los primeros de la Florida española, 1576. (Archivo General de Indias, Sevilla/Acción Cultural Española)

Arqueólogos localizan un antiguo fuerte español del siglo XVI en la costa este de los Estados Unidos

(Leer articulo en una sola página)

Casi 40 años después del descubrimiento de los restos del asentamiento colonial español de Santa Elena, datado en el siglo XVI y situado en la isla conocida en la actualidad como Parris Island, en Beaufort County, Carolina del Sur, los arqueólogos han descubierto mediante nuevas tecnologías el Fuerte de San Marcos, uno de los cinco fuertes españoles que operaron durante los 21 años de historia de esta antigua ciudad.

El arqueólogo Chester DePratter, de la Universidad de Carolina del Sur, junto con Victor Thompson, antropólogo de la Universidad de Georgia, dirige las investigaciones en Santa Elena desde el año 2014, con el objetivo de encontrar un fuerte español construido en el año 1577 por orden de Pedro Menéndez de Márquez, gobernador de La Florida por aquel entonces.

Chester DePratter (izquierda) y Victor D. Thompson (derecha) examinan el terreno con un georradar en Santa Elena. (Universidad de Georgia)

Chester DePratter (izquierda) y Victor D. Thompson (derecha) examinan el terreno con un georradar en Santa Elena. ( Universidad de Georgia )

El descubrimiento, que será publicado esta semana en la revista Journal of Archaeology Science Reports, arroja nueva luz sobre uno de los más antiguos asentamiento españoles de la Florida, y también el que se encontraba más al norte de la costa este norteamericana, construido para responder a los avances de los franceses en la misma región del Nuevo Mundo.

Menéndez llegó en octubre de 1577 a la ciudad abandonada de Santa Elena con dos barcos que transportaban postes y tablones prefabricados. Construyó el Fuerte de San Marcos en seis días para defenderse de los ataques de los nativos americanos, como el que había provocado el abandono de la ciudad un año antes. De hecho la colonia había prosperado, alcanzando los 400 residentes desde que fue fundada hacía más de una década en 1566 por Pedro Menéndez de Avilés, que ya había fundado La Florida y San Agustín un año antes. En 1571, Santa Elena se convirtió en la capital de la Florida española.

El almirante español Pedro Menéndez de Avilés (1519-1574), retrato de Francisco de Paula Martí (1762-1827). (Public Domain)

El almirante español Pedro Menéndez de Avilés (1519-1574), retrato de Francisco de Paula Martí (1762-1827). (Public Domain )

“Llevo buscando el Fuerte de San Marcos desde 1993, y las nuevas técnicas y tecnologías nos han permitido llevar a cabo una búsqueda más eficiente,” comenta DePratter, quien dirige las investigaciones patrocinadas por el Instituto de Arqueología y Antropología de la Universidad de Carolina del Sur (IAACS), con sede en su Escuela de Artes y Ciencias. “Pedro Menéndez no nos dejó un mapa de Santa Elena, por lo que es la detección remota la que nos está permitiendo trazar un plano de la colonia, que será importante a la hora de interpretar qué pasó aquí hace 450 años y planificar futuras investigaciones.”

DePratter explica que la situación aproximada del Fuerte de San Marcos se conocía desde hacía décadas gracias a fuentes documentales, entre las que había una descripción por escrito y un dibujo del fuerte que forman parte del Archivo de Indias con sede en Sevilla (España). Los diversos intentos realizados hasta ahora de encontrar el fuerte mediante trabajos de excavaciones habían fracasado.

El candidato a doctor de la Universidad de Georgia Jake Lulewicz (en primer término) y la estudiante de doctorado de la Universidad de Georgia Isabelle Lulewicz (al fondo) explorando el terreno de Santa Elena mediante un gradiómetro (sondeo magnético). (University of Georgia)

El candidato a doctor de la Universidad de Georgia Jake Lulewicz (en primer término) y la estudiante de doctorado de la Universidad de Georgia Isabelle Lulewicz (al fondo) explorando el terreno de Santa Elena mediante un gradiómetro (sondeo magnético). ( University of Georgia )

A principios de junio, DePratter y Thompson regresaron a Santa Elena para emplear todo un conjunto de nuevas tecnologías de detección remota para explorar por debajo de la superficie del terreno sin necesidad de excavaciones. Mediante el uso de georradares, resistividad del suelo y magnetómetros, los investigadores enviaron pulsos, corrientes eléctricas y ondas magnéticas al interior del terreno y midieron las diferencias de los campos magnéticos locales a fin de encontrar el Fuerte de San Marcos y trazar un mapa de los 15 acres (6 hectáreas) que ocupaba la antigua colonia de Santa Elena con sus edificios: una iglesia, tribunales, comercios, tabernas y granjas que daban vida a este antiguo asentamiento colonial.

“Santa Elena está ofreciéndonos una vez más una visión sin precedentes de este asentamiento del siglo XVI. Este es uno de los mejores yacimientos para utilizar sistemas de detección remota en el que he tenido el privilegio de trabajar,” apunta Thompson, quien dirige el Centro de Ciencias Arqueológicas de la Universidad de Georgia.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article